3 Consejos para Vivir con Diabetes y ser Adolescente al Mismo Tiempo


 

Nota del Editor: Marina Kaypaghian es estudiante de último año de secundaria y cofundadora de la organización sin fines de lucro Kaffa Exchange. Le apasiona la abogacía de la diabetes y quiere ayudar a otros adolescentes a aprender a aceptar y manejar de mejor forma la diabetes. Marina fue becaria del Área de Mercados Emergentes durante el verano de 2021.


Ser adolescente y vivir con diabetes al mismo tiempo trae consigo retos interesantes ¿estás de acuerdo? La vida con diabetes no tiene por qué dejar de ser divertida y podemos, y deberíamos vivirla al máximo. Claro que, esto implica que cuidemos también de nuestra diabetes.

Hoy quiero compartirte unos consejos sencillos para la vida y algunas situaciones a las que, como adolescente estoy segura de que te enfrentarás.

Tres puntos para tus vacaciones

Lo sabemos bien, nos lo han repetido muchas veces pero, en mi experiencia hay tres cosas que NO debes ni puedes olvidar si sales de fin de semana con tus amigos y amigas:

  1. Nunca olvides tus insumos. Es mejor llevar insumos de más que enfrentarte a una emergencia de diabetes por falta de insumos.
  2. Lleva contigo cables para cargar y baterías adicionales si utilizas una bomba de insulina (como yo)
  3. Lleva contigo refrigerios o snacks cuyo contenido de hidratos de carbono conozcas para tratar tus niveles bajos. Lleva, de preferencia tiras para medir cetonas y alguna bebida para recuperar fluidos en caso de que tu glucosa se eleve mucho durante tu viaje. 

Tres consejos para medir tu glucosa en el salón de clases

Estas son cosas que me habría gustado que me contaran tras mi diagnóstico así que aquí hay tres puntos sobre este tema para ti.

  1. Haz saber a tus maestros que vives con diabetes. Así comprenderán si tienes que salir del salón o consumir un refrigerio o medir tu glucosa en el salón de clases
  2. Recuerda que no hay necesidad de sentirse avergonzado (a) por medir tu glucosa en sangre pero si quieres ser un poco más discreto y es una posibilidad, utiliza un medidor continuo de glucosa para que puedas ver los datos de forma más fácil.
  3. Mide tu glucosa 15 minutos antes de tus refrigerios o tu lunch para que puedas aplicar tu bolo antes de empezar a comerlo

También hay aquí consejos para ti papá y mamá

Creo que la comunicación entre los hijos con diabetes Tipo 1 y sus padres es muy importante. En lo personal, fue una barrera para mí durante mucho tiempo. Creo que hay muchas ventajas en prestar atención a la elección de palabras y al tono que utilizamos cuando nos comunicamos porque es fácil sonar más “acelerado” de lo necesario. También es bueno enseñarles a los niños y adolescentes que como papá o mamá estás ahí para ayudarle y no para decirle que no está haciendo lo suficientemente bien. 

Recuerda que ser un niño con diabetes Tipo 1 no es fácil y se puede volver aún más difícil cuando sientes que tus papás están en tu contra. La comunicación cuidadosa puede ser un gran aliado para ayudar a tu hijo a tener éxito en el manejo de su diabetes.

Consejos para mejorar la comunicación con tu hijo (a) 

En lugar de: “¿Por qué tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre es alto, qué hiciste?”

Prefiere: “Veo que tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre estaba muy alto hoy, ¿hay algo en lo que te pueda ayudar?”

 

En lugar de: “No comas mucho de eso”

Prefiere: “Confío en que administrarás un bolo adecuado”.

 

En lugar de: “Absolutamente no, no me siento cómodo contigo durmiendo lejos de mí”

Prefiere: “Platiquemos sobre esto, quiero que te diviertas en las pijamadas, pero necesitamos crear juntos un plan de trabajo para asegurarnos de que tus niveles de glucosa en sangre estén en rangos de seguridad durante la noche”.

 

En lugar de: “¿Cómo pudiste dejar que se acabara la pila de tu bomba?”

Prefiere: “Entiendo que es fácil olvidarse de estas cosas. Creo que sería útil establecer una rutina como cargar pilas adicionales, o conectar tus dispositivos todos los días durante 10 minutos mientras te bañas “.

Vivir con diabetes Tipo 1 no debería implicar perdernos momentos divertidos ni agradables en nuestra vida. La diabetes Tipo 1 es una condición de vida que nos pide hacer algunos ajustes o considerar ciertos aspectos que alguien que no vive con diabetes no tomaría en cuenta pero es justo esas precauciones que necesitamos tener las que nos darán más tranquilidad y confianza y con las que podremos disfrutar plenamente todos esos instantes de nuestra vida que no podemos perder solamente por el hecho de vivir con diabetes.

ESCRITO POR Marina Kaypaghian, PUBLICADO 08/01/21, UPDATED 08/25/21

Marina Kaypaghian es estudiante de último año de secundaria y cofundadora de la organización sin fines de lucro Kaffa Exchange. Le apasiona la defensa de la diabetes y quiere ayudar a otros adolescentes a aprender a aceptar la diabetes. Fuera del mundo de la diabetes, Marina ha dedicado la mayor parte de su tiempo al atletismo, como salto ecuestre, yoga, levantamiento de pesas, hockey de campo y lacrosse.