3 Mitos sobre Condición Física y Diabetes que NO Debes Creer


 2018-04-05

Nota del editor: Este artículo 3 Mitos sobre la condición física para la diabetes que no debes creer fue publicado originalmente en Diabetes Strong.


Hoy, quiero hablar acerca de algunos de los mayores mitos y conceptos erróneos sobre la diabetes. No estoy hablando de los conceptos erróneos que con frecuencia tienen las personas que no tienen diabetes sobre la diabetes (aunque también pueden ser graves), sino sobre los mitos sobre la diabetes en cuanto a la condición física y la alimentación que los recién diagnosticados o incluso las personas con diabetes experimentadas con las que me encuentro creen.

Quiero hablar sobre los mitos de la diabetes porque no me gusta ver como algunos de estos mitos desalientan a las personas que viven con diabetes para hacer ejercicio, comer bien y, vivir vidas plenas y saludables, hay mucho más que tres mitos sobre la condición física y la diabetes, pero lo mantendré corto y conciso.

Mito #1: Las personas que viven con diabetes necesitan comer alimentos “especiales” para la diabetes.

Este mito es, en mi opinión, el más grave y el más molesto ya que, por alguna razón, hace que las personas al azar piensen que necesitan vigilar lo que como (escribí una pequeña publicación sobre por qué nunca debes comentar sobre lo que otras personas comen después de otra noche de ser sermoneada sobre mis elecciones de alimentos en un evento social).
La verdad es que no existe una diferencia real entre lo que es una dieta saludable para una persona con diabetes y una dieta saludable para una persona que no tiene diabetes. Siempre que se ajuste la insulina como corresponde, se puede comer la misma comida que todos los demás.

Es cierto que llevar una dieta algo restrictiva a veces puede hacer que el manejo de la diabetes sea más fácil, pero no es necesariamente lo más saludable!

Elijo comer una dieta balanceada de carbohidratos, grasas y proteínas, que en realidad está en línea con las recomendaciones generales de salud para las personas que no tienen diabetes. También elijo comer principalmente carbohidratos de bajo índice glucémico para evitar que mis niveles de azúcar en la sangre aumenten, y porque encaja con mis objetivos de acondicionamiento físico. A veces salgo a comer una hamburguesa, un pastel u otra delicia, y me administro la insulina necesaria para cubrirlo. La clave, en mi opinión, es comer de acuerdo con tu estilo de vida y tus metas, y aprender a contar carbohidratos.

He publicado un ejemplo de mi Plan de comidas para estar en forma para personas con diabetes en el que puedes ver lo que normalmente como en un día y aprender a calcular tus necesidades calóricas diarias.

Mito #2: El ejercicio hace que sea más difícil controlar tu diabetes

De hecho, he escuchado esto de muchas personas con diabetes e ¡incluso lo he leído en destacados blogs sobre diabetes! Siempre me entristece ver que la gente crea en este mito, porque la verdad es exactamente lo opuesto. ¡El ejercicio hace que sea más fácil controlar tu diabetes a largo plazo!

Es cierto que cuando comienzas a hacer ejercicio, puede ser difícil encontrar el equilibrio adecuado entre los alimentos, la insulina y el ejercicio, y al principio puedes tener más hipoglucemias de lo normal, pero puedes aprender a reducirlos o incluso a eliminarlos. Cuando lo haces, la mayor sensibilidad a la insulina al hacer ejercicio te permitirá administrarte menos insulina, lo que facilitará mucho tu manejo de la diabetes (mi A1c es de 6.1 ahora, algo que era impensable antes de comenzar a tomarme en serio la condición física. También tengo menos hipoglucemias).

Si bien cada persona reacciona de manera diferente al ejercicio, existen algunas reacciones fisiológicas comunes que se aplican a la mayoría, si no a todas, las personas que viven con diabetes. La mayoría de las personas verán disminuir su nivel de azúcar en la sangre durante los ejercicios cardiovasculares en estado estacionario, mientras que puede aumentar durante los entrenamientos más intensos (como el entrenamiento de resistencia o CrossFit). Entonces, el truco consiste en determinar cómo, y cuánto, los diferentes tipos de ejercicio afectan tu sensibilidad a la insulina durante y después de una sesión de ejercicio, y luego ajustar los alimentos y la insulina como corresponda para evitar niveles bajos o altos de azúcar en la sangre.

Siempre llevo un diario cada vez que comienzo un nuevo plan de comidas o un régimen de ejercicios simplemente para ayudarme a descubrir mis patrones. Puede ser molesto y puede tomar bastante tiempo, pero prefiero invertir el tiempo al principio que dejar que mi diabetes interfiera con mi vida.

Puedes informarte más sobre cómo los diferentes tipos de ejercicio afectan el nivel de azúcar en la sangre (y qué hacer al respecto) en mi publicación Cómo controlar tu nivel de azúcar en la sangre cuando haces ejercicio con diabetes.

Mito de la diabetes #3: Si te administras insulina, no puedes perder peso

Pues simplemente pongamos fin a este mito de una vez por todas. El manejo del peso tiene mucho más que ver con qué y cuánto comes que con la cantidad de insulina que te administras.

Si tienes un déficit de calorías y te administras un bolo correctamente para tus comidas, perderás peso, asumiendo que no tienes otros problemas de salud. Si comes más de lo que necesitas para mantener tu peso y te administras un bolo, aumentarás de peso.

Lo que puede hacer que sea un poco más difícil para las personas con diabetes es que tenemos que calcular la cantidad correcta de insulina para administrar. Si persigues constantemente tu nivel de azúcar en la sangre, con exceso de bolos y luego comes para corregirlo (también conocido como alimentar la insulina), lo más probable es que te cueste más perder peso.

Por lo tanto, tener diabetes puede hacer que sea más difícil perder peso, porque no siempre hacemos nuestros cálculos correctamente y tenemos que comer más para compensar, ¡pero definitivamente no lo hace imposible!


Lee más de Christel Oerum.

ESCRITO POR CHRISTEL OERUM, PUBLICADO 04/05/18, UPDATED 01/10/22

Christel es bloguera, entrenadora personal, defensora de la diabetes, campeona de acondicionamiento físico en bikini y personalidad del acondicionamiento físico. Ella ha estado viviendo con diabetes tipo 1 desde 1997 y vive bajo el lema "No hay nada que no puedas hacer con la diabetes, si tienes la atención, la tecnología y la mentalidad correctas". Christel escribe TheFitBlog.com con su esposo. Ella bloguea sobre salud, condición física y cómo estar en forma con diabetes. Sigue a Christel en www.DiabetesStrong.com. También puedes enviarle un correo electrónico directamente a [email protected]