5 razones por las cuales realizar pruebas de diabetes Tipo 1

7/20/18
ESCRITO POR: Kimber Simmons

Si tienes un pariente con diabetes Tipo 1, podrías estar en mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, por lo que es imprescindible que te hagas una prueba. TrialNet (el estudio Pathway to Prevention) es una prueba de sangre simple y gratuita que determina tu riesgo de desarrollar diabetes Tipo 1 antes de que aparezcan los síntomas. No solo existen beneficios significativos para la detección temprana, incluida la prolongación de la vida de las células beta y la reducción de las complicaciones, sino que, dado que la diabetes Tipo 1 no diagnosticada puede ser fatal, las pruebas de detección salvan vidas. Más que solo saber si estás o no en riesgo, estos son 5 de los mayores beneficios de la detección temprana que podrían mejorar tu salud y la salud de otras personas que están en riesgo.

TrialNet ofrece evaluaciones para las siguientes personas:

  • Si tienes un padre o madre, hermano o hijo con diabetes Tipo 1 y tienes entre 1 y 45 años de edad.
  • Si tienes un tío, primo, abuelo, sobrino o medio hermano con diabetes Tipo 1 y tienes entre 1 y 20 años de edad.

Las pruebas se realizan en una sede de TrialNet o puedes optar por que te envíen un kit de detección a tu casa.

Las pruebas de detección para niños y adultos sin antecedentes familiares de diabetes Tipo 1 no están disponibles en todos los Estados Unidos, con la excepción de la prueba de autoinmunidad para niños (Autoinmunity Screening for Kids o ASK), que evalúa a niños en el área metropolitana de Denver. Se necesitan más exámenes de detección, dado que el 90 % de las personas diagnosticadas con diabetes Tipo 1 no tienen un pariente con la enfermedad.

Las top 5 razones para hacerse un examen

1 – Detectar la diabetes Tipo 1 tempranamente

Ahora podemos predecir quién desarrollará diabetes Tipo 1 buscando marcadores llamados autoanticuerpos de islotes en la sangre. Medimos cuatro marcadores. Si dos o más de estos marcadores son positivos, el riesgo de desarrollar diabetes Tipo 1 en 5 años es del 50 % y el riesgo de desarrollar diabetes Tipo 1 durante la vida es casi del 100 %. Ser capaz de medir los marcadores de diabetes Tipo 1 es importante porque ahora se puede diagnosticar diabetes Tipo 1 antes de que una persona tenga un aumento de orina, aumento de sed o pérdida de peso. Tener marcadores de diabetes Tipo 1 en la sangre con niveles normales de azúcar en la sangre y sin síntomas ahora se clasifica como diabetes Tipo 1 “etapa 1” por las principales sociedades de diabetes. (Insel y colaboradores, Diabetes Care, 2015)

2 – Reducir el riesgo de cetoacidosis diabética (CAD)

En todo el mundo, un número inaceptablemente alto (10 a 80 %) de personas recién diagnosticadas con diabetes Tipo 1 se presentan en el hospital con CAD. La CAD es peligrosa porque puede ocasionar inflamación cerebral e incluso la muerte. Investigaciones recientes indican que la CAD puede alterar la estructura del cerebro y provocar problemas de memoria y cognición. Cuando a las personas se les hace la prueba para la diabetes Tipo 1 y se les da seguimiento a lo largo del tiempo, el riesgo de CAD se reduce significativamente.

  • El estudio sobre la autoinmunidad de la diabetes en los jóvenes (Diabetes Autoimmunity Study o DAISY) en los Estados Unidos: DAISY les da seguimiento a los niños con alto riesgo de diabetes Tipo 1 según los antecedentes familiares o los genes de alto riesgo. Solo el 3.3 % de los niños que se sometieron a una prueba dieron positivo de diabetes Tipo 1 y que se les dio seguimiento en DAISY requirieron hospitalización en el momento del diagnóstico, en comparación con el 44 % de los niños que no se habían sometido a la prueba. (Barkery colaboradores, Diabetes Care, 2004)
  • BABYDIAB en Alemania: BABYDIAB examina y y les da seguimiento a niños con parientes que tienen diabetes Tipo 1. Solo el 3.3 % de los participantes de BABYDIAB presentaron CAD en el momento del diagnóstico, en comparación con el 29.1 % de los niños de la comunidad. (Winkler y colaboradores, Pediatric Diabetes, 2011)
  • El estudio de Determinantes Ambientales de la Diabetes en los Jóvenes (The Environmental Determinants of Diabetes in the Young o TEDDY): TEDDY es un estudio internacional que le da seguimiento a niños con alto riesgo genético. El TEDDY redujo significativamente las tasas de CAD en niños menores de 2 años en comparación con los niños de la comunidad (15 % frente a 39.5 al 54 %). La incidencia de CAD en los primeros 100 niños que dieron positivo para diabetes Tipo 1 y se les dio seguimiento para el diagnóstico de diabetes Tipo 1 en TEDDY fue solo del 8 % (Elding Larsson y colaboradores, Diabetes Care, 2011).
  • El estudio finlandés de predicción y prevención ( Finnish T1D Prediction and Prevention o DIPP) en Finlandia: DIPP les da seguimiento a niños con alto riesgo genético. Solo el 5% de los niños que se hicieron la prueba y dieron positivo y se les dio seguimiento se presentaron con CAD en comparación con el 18.5 % en la comunidad (Hekkala y colaboradores, Pediatric Diabetes, 2017).

3 – Mejorar el manejo a largo plazo del azúcar en la sangre y reducción de complicaciones

Sentar las bases para un buen control del azúcar en la sangre comienza con la prevención de la CAD en el momento del diagnóstico. Los niños con CAD en el momento del diagnóstico tienen niveles de HbA1c persistentemente más altos que los niños que no tienen CAD en el momento del diagnóstico. Los niños con CAD grave tenían una HbA1c 1.4 % más alta, y los niños con CAD leve o moderada tenían una HbA1c 0.9 % más alta. El efecto de la CAD en el momento del diagnóstico sobre el control del azúcar en la sangre a largo plazo es más importante que el estado socioeconómico o la falta de seguro de salud. Es importante destacar que el Ensayo de Complicaciones y Control de la Diabetes (Diabetes Control and Complications Trial o DCCT) mostró que el riesgo de complicaciones oculares por diabetes (retinopatía) está directamente relacionado con los niveles de HbA1c. Una HbA1c 1.4 % más baja que se produce al evitar la CAD se traduce en un 50 % de menos de riesgo de retinopatía (Duca y colaboradores, Diabetes Care, 2017).

4 – Participar en ensayos de prevención (ayuda a los médicos y científicos a aprender más sobre la diabetes Tipo 1, cómo prevenir la diabetes Tipo 1 y cómo curar la diabetes Tipo 1)

Aún no tenemos una forma de prevenir la diabetes Tipo 1, pero con la participación de personas con autoanticuerpos de islotes positivos en pruebas de prevención, ¡seguimos aprendiendo y acercándonos para encontrar una prevención y una cura! Las oportunidades actuales para los ensayos de prevención se pueden encontrar en clinicaltrials.gov e incluyen estudios realizados por TrialNet.

5 – Mantener las células beta produciendo insulina durante más tiempo

Varios tratamientos administrados a personas recién diagnosticadas con diabetes Tipo 1 como parte de ensayos de investigación clínica han retrasado la pérdida del péptido C. El péptido C se separa de la insulina que produce tu propio cuerpo, por lo que es un marcador de insulina fabricado a partir de tus propias células beta (producción de insulina endógena). El abatacept, el anti-CD3/Teplizumab, el rituximab y la globulina antitimocítica (ATG, por sus siglas en inglés) han conservado la producción del péptido C en personas con diabetes tipo 1 recién diagnosticadas. Estas son todas las drogas que se tienen como objetivo el sistema inmune. El abatacept retrasó la pérdida del péptido C en 9.6 meses y el rituximab en 8.2 meses. Una vez que las personas comenzaron a perder el péptido C, no lo perdieron a un ritmo más rápido y continuaron teniendo una mejor producción de insulina endógena durante al menos 2 años después del tratamiento en comparación con las personas que no recibieron ningún medicamento.

Los resultados de seguimiento de un año para la ATG se presentaron en la sesión científica de la Asociación Americana de Diabetes en junio. Con mucha emoción, el péptido C después de 1 año aún no había disminuido. La ATG fue bien tolerada y funcionó como se esperaba al disminuir el número de células T CD4+ (las células que causan inflamación y destrucción de células beta). Los resultados se publicaron en Diabetes Care, y los datos de seguimiento a 2 años se analizarán este otoño.


Lee más sobre TrialNet.

­­­

Kimber Simmons

Kimber Simmons (MD, MS) es Profesora Asistente de Pediatría en el Centro Barbara Davis para la Diabetes en Aurora, Colorado. Cuida a niños con diabetes tipo 1 y otros trastornos endocrinológicos. Ella ha vivido con diabetes Tipo 1 desde que tenía 8 años y le apasiona educar a las familias y a la comunidad sobre la diabetes Tipo 1. De niña, oraba todas las noches por una cura para la diabetes Tipo 1, y ahora pasa la mayor parte de su tiempo realizando investigaciones con el objetivo de contribuir a la prevención y, definitivamente, a la cura para la diabetes Tipo 1. Está involucrada en los esfuerzos para identificar a los niños que tienen diabetes Tipo 1 temprano, antes de que desarrollen síntomas, y es una investigadora activa en muchos ensayos de prevención, incluidos los realizados por TrialNet.