Acceso a la Insulina: en Países de Bajos Ingresos


 

La cobertura de las Sesiones Científicas de la ADA (Asociación Americana de Diabetes, por sus siglas en inglés) es proporcionada por ADA x BT1 Collab.


El acceso a la insulina que salva vidas en todo el mundo sigue siendo un gran reto para las personas que viven en países de ingresos bajos a medios. Esta falta de acceso a la insulina pone en grave peligro la vida de niños y adultos con diabetes tipo 1 y tipo 2.

Presentación: Acceso a la insulina: retos y recomendaciones

Los oradores en esta presentación de las Sesiones científicas de la ADA incluyeron a: Irl Hirsch, doctor en medicina (Universidad de Washington), Sylvia Kehlenbrink, doctora en medicina (Brigham and Women’s Hospital), Bashier Enoos (Organización Mundial de la Salud) y Apoorva Gomber, licenciada en medicina y cirugía, doctora en medicina (Harvard TH Chan School of Public Health).

ACCESO A LA INSULINA EN PAÍSES DE INGRESOS BAJOS A MEDIOS

“Si el acceso a la atención médica se considera un derecho humano, ¿quién se considera lo suficientemente humano para tener ese derecho?”

Esta cita del médico antropólogo y médico Paul Farmer fue un punto crítico destacado a lo largo de esta presentación. Si la insulina es un derecho humano, ¿por qué las personas de países de ingresos bajos a medios de todo el mundo luchan por sobrevivir con esta enfermedad?

“Con frecuencia tienen que caminar cuatro días para comprar un vial de insulina regular y de siete a 10 días por un vial de insulina análoga”, dijo Apoorva Gomber, doctora en medicina. “La mayoría de las personas en los países de bajos ingresos pagan de su bolsillo por un vial de insulina”.

Pero la insulina no es suficiente, enfatizó la Dra. Gomber.

Las personas con diabetes en estos países también tienen dificultades para conseguir un suministro decente de jeringas para inyectarse la insulina. Los suministros para monitorear la glucosa (azúcar) son escasos, lo que significa que tampoco tienen idea de cuáles son sus niveles de glucosa (azúcar) en sangre, a menos que sea lo suficientemente alto o bajo como para desencadenar síntomas alarmantes.

Muchas personas usan la misma jeringa una y otra vez durante más de una semana, según la Dra. Gomber. Sin acceso a la educación sobre el manejo de la diabetes, también se inyectan en la misma zona del cuerpo, lo que provoca graves hematomas, tejido cicatricial y daños en la piel.

CINCO OBSTÁCULOS EN LOS PAÍSES DE INGRESOS BAJOS A MEDIOS

Los cinco mayores retos, explicó la Dra. Sylvia Kehlenbrink, para brindar un mejor acceso a la insulina en estos países y entornos humanitarios incluyen:

Acceso a la insulina en entornos humanitarios

  • El 80 % de las personas con diabetes se encuentran en países de ingresos bajos a medios.
  • Se espera que la necesidad mundial de insulina aumente un 20 % en los próximos 10 años.
  • El 78 % de los refugiados están desplazados desde hace más de 20 años y dependen de la atención humanitaria.
  • Un tercio de los sitios humanitarios para refugiados desplazados no tienen insulina.
  • El monitoreo de glucosa en casa rara vez está disponible en los campos de refugiados.
  • Solo el 19 % de los sitios humanitarios tienen tecnología para pruebas de A1c.

Disponibilidad de insulina: países de ingresos bajos y medios

  • La insulina con frecuencia se reserva para uso hospitalario solo cuando un paciente se presenta con CAD (cetoacidosis diabética).
  • Los pacientes son enviados a casa sin insulina después de las hospitalizaciones por CAD.
  • Algunos pacientes pueden recoger viales de insulina, pero solo en los hospitales, no en las clínicas.
  • Los pacientes tienen que viajar largas distancias para conseguir insulina, obligándolos a faltar al trabajo.
  • Cuando las organizaciones de ayuda humanitaria piden kits de salud de emergencia para aquellos con diagnósticos recientes de diabetes tipo 1, pueden tardar 6 meses en llegar.
  • El precio de bolsillo de la insulina regular oscila entre $2 y $13 por vial.
  • Conseguir suficientes jeringas con un vial de insulina es un reto constante.
  • Las insulinas análogas y las plumas de insulina son significativamente más caras.

Almacenamiento de la insulina: protegiendo la insulina sin refrigeradores

  • Sin refrigeración, los climas cálidos y húmedos pueden dañar la insulina rápidamente.
  • Los pacientes deben usar ollas de barro en los países más cálidos para proteger la insulina del daño por el calor.
  • Muchos pacientes deben visitar una clínica varias veces al día para conseguir insulina porque no pueden protegerla del daño por el calor en casa.

Monitoreo de glucosa (azúcar): estos suministros también son críticos

  • No puedes manejar tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre si no sabes cuál es.
  • El costo de los medidores y las tiras es incluso más alto que el de la insulina.
  • Las tiras reactivas también se ven afectadas por la humedad y la temperatura.
  • La Fundación para Nuevos Diagnósticos Innovadores está trabajando para aumentar el acceso a medidores continuos de glucosa (MCG) en estos países.
  • La Iniciativa de Acceso a la Salud Clínica está trabajando para aumentar el acceso global a jeringas, tiras reactivas, etc.

Atención médica y educación del paciente

  • No hay suficientes trabajadores del cuidado de la salud capacitados.
  • El manejo de la insulina requiere especialistas que son escasos y limitados.
  • El personal existente tiene un conocimiento básico limitado sobre el manejo de la diabetes.
  • Los pacientes reciben poca educación en diabetes.

¿Las soluciones para estos obstáculos? La Dra. Gomber señala que, si bien algunas cosas han mejorado, muy poco ha cambiado en la iniciativa general para hacer que la insulina sea más accesible en los países de ingresos bajos a medios. Y no parece haber una solución clara a la vista.

La frustración de la Dra. Gomber por la falta de cambios en el acceso a la insulina fue clara y válida. Ella enfatizó que las diferentes organizaciones deben trabajar juntas en lugar de trabajar sin comunicarse entre ellas.

“100 años, ¿por qué seguimos hablando de eso?” dijo la Dra. Gomber. “¿Por qué todavía nos enfrentamos a retos similares que deberían haberse resuelto hace años?”

Leer más: Acceso a la insulina: en los Estados Unidos

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO 06/03/22, UPDATED 06/05/22

Ginger Vieira es la gerente principal de contenido en Beyond Type 1. Es una autora y escritora que vive con diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluyendo “When I Go Low” (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), “Pregnancy with type 1 Diabetes” (El embarazo con diabetes tipo 1) y “Dealing with Diabetes Burnout” (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Antes de unirse a Beyond Type 1, Ginger pasó 15 años redactando para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.