Puntos destacados de las Sesiones de ADA: Nuevos desarrollos en investigación


 2022-07-28

La Asociación Americana de Diabetes (ADA) es una organización sin fines de lucro, una red de trabajo compuesta por más de 500.000 voluntarios, familias, cuidadores de personas que viven con diabetes y una sociedad de profesionales de la salud donde se agrupan más de 16.000 miembros. En la actualidad, más de 250 personas trabajan en la ADA y entre  las muchas actividades que realiza esta asociación está la de proporcionar información y fomentar la investigación, financiando la investigación misma para el manejo, la tecnología, la prevención y el cuidado de los diferentes tipos de diabetes.

Este año se llevó a cabo el Congreso número 82 en Nueva Orleans.  En este evento se presentaron más de 900 conferencias en un formato híbrido, con más de 1200 posters de investigación y más de 80 expositores. Este es un congreso en su mayoría para profesionales de la salud, pero desde hace ya algunos años, activistas y miembros clave de la comunidad de diabetes se han dado cita para realizar su cobertura. 

Esta es una de las sesiones presentadas en el TypeOneNation Summit de JDRF a las que se pueden inscribir haciendo clic aquí. La inscripción es gratuita y brinda acceso a las próximas sesiones del TypeOneNation Summit de JDRF y a esta sesión grabada en la plataforma de JDRF.

Vertex 

VX-880 es el nombre de la terapia de Vertex que se está probando clínicamente. Utiliza células beta derivadas de células madre para intentar restaurar la capacidad del organismo de producir insulina, en combinación con un tratamiento inmunosupresor para proteger las células contra el rechazo.

El primer paciente que recibió una dosis de VX 880, que es una terapia potencial derivada de células madre para tratar la diabetes tipo 1 ha logrado una independencia revolucionara de la insulina en el día 270. Esto quiere decir que al día 270 de comenzar el estudio, esta persona dejó de depender de la insulina inyectada externamente, está produciendo suficiente insulina para mantener niveles normales de glucosa (azúcar) en sangre y logró una hemoglobina glicosilada de 5.2. Igual que una persona que no vive con diabetes. 

Actualmente este estudio está en la fase uno de dos de su ensayo clínico y hay una advertencia para su éxito: el paciente requiere terapia inmunosupresora para mantener su producción de insulina (similar a una persona que ha recibido un trasplante de órgano).

El estudio desafortunadamente está en pausa en Estados Unidos ya que la FDA considera que no hay “suficiente información” para respaldar el aumento de las dosis de VX-880 para los participantes del ensayo. No obstante, sigue activo en Canadá y solo el tiempo dirá qué método de manejo del sistema inmunitario resultará más efectivo y ampliamente aplicable para usar VX-880 para tratar a la población más amplia que vive con diabetes tipo 1. 

Cabe recordar que como la diabetes tipo 1 se trata de una condición autoinmune donde el propio cuerpo es el que intentará destruir estas células productoras de insulina, seguramente en el trasplante estas células volverán a ser destruidas. Y es así que la investigación en curso está buscando mejorar los métodos de encapsulación para proteger estas células de forma tal que no se presente nuevamente este tipo de destrucción y que las personas que utilicen estos tratamientos no necesiten de esta inmunosupresión. 

Vertex ha anunciado también la adquisición de ViaCyte, una empresa de biotecnología que también centra sus actividades en terapias derivadas de células madre en la forma de terapia de reemplazo de células beta buscando fuentes de células ilimitadas. La investigación de ViaCyte en terapia con células madre es prometedora y son conocidos por tener “las primeras y únicas terapias de reemplazo de células de los islotes derivadas de células madre en ensayos clínicos para la diabetes”.

Los resultados por el momento son positivos y muy esperanzadores aunque estos tratamientos no están todavía disponibles para todos y se encuentran en etapas de desarrollo e investigación para que podamos usarlo de la mejor forma posible. 

T1Detect de JDRF

Como ya sabemos, existe la forma de identificar anticuerpos para saber si aparecerá o si hay mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 en un determinado plazo de tiempo. Existen pruebas que se realizan en casa y que detectan tres anticuerpos muy específicos: los autoanticuerpos de insulina (IAA), los autoanticuerpos de GAD (GADA) y los autoanticuerpos de antígeno 2 asociados a insulinoma (IA-2A). Normalmente el 75 % de las personas que dan positivo en dos o más de estos tres anticuerpos se volverán insulinodependientes en un periodo de cinco años. 

¿Cuáles son las ventajas de saber si tenemos estos anticuerpos? La primera ventaja es, por ejemplo, para quienes viven con diabetes tipo 1 y tienen hijos, el poder hacerles esta prueba para saber si ellos tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 y así poder estar más atentos a los signos y síntomas para evitar cetoacidosis diabética, que es una de las principales causas de muerte por un diagnóstico tardío en muchos países. Además hay otros estudios que se están desarrollando y algunos medicamentos como Teplizumbab (desarrollado por Provention Bio) que ha demostrado retrasar la aparición de la diabetes tipo 1 un promedio de tres años.

Este tiempo permitiría asistir a las familias en la preparación y educación en diabetes. Este es un proyecto que ya está disponible para la población en general en Estados Unidos visitando la página de JDRF en T1Detect para conectarse con el portal de Enable Bioscience (disponible en español) y adquirir el kit. Este kit es un estuche que llega a casa y en forma muy sencilla se completan las muestras de sangre, que son muestras que se toman de manera capilar y son muy fáciles de enviar. Los resultados se notifican por correo electrónico y se accede a través del portal de pruebas.  Los resultados se entregan en un plazo de entre cuatro y seis semanas. Antes no se podía saber si una persona tenía riesgo o no de desarrollar diabetes tipo 1 y no se podía saber si los hijos de personas con diabetes tipo 1 tenían o no el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Pero esto ahora ha cambiado .

Esfuerzos conjuntos de JDRF

JDRF colabora activamente en proyectos de investigación relacionados con la diabetes tipo 1. Tanto en el portal de JDRF como en el de Beyond Type 1, en inglés y en español, es posible ver toda la investigación que se está desarrollando para alcanzar la cura. 

Cabe mencionar que también hay otros esfuerzos conjuntos que se están llevando a cabo en Europa. Hemos llegado a un punto en el que se están identificando o sintetizando compuestos químicos o fármacos que permiten reeducar el sistema inmune, que en la diabetes tipo 1 es el que ataca las células productoras de insulina. Una de las investigaciones más interesantes es una investigación que tiene que ver con la posibilidad de reeducar el sistema inmunológico a través de un fármaco y mejorar la supervivencia y la replicación de las células Beta.

JDRF financiará durante los próximos dos años un proyecto que analiza los efectos de la molécula BL001 sobre las células inmunitarias. El proyecto será coordinado por el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa de Sevilla (Cabimer) y colaborarán el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol de Barcelona y el Hospital Puerta del Mar de Cádiz. La investigación, que ya ha mostrado resultados positivos en modelos animales, analizará los efectos de la molécula BL001 sobre las células inmunitarias de los pacientes con diabetes tipo 1, y su capacidad para impulsar la regeneración de células Beta productoras de insulina.

Lo más destacable del proyecto es comprobar si la transdiferenciación celular observada en ratones ocurre del mismo modo en células humanas, y si la presencia de estas células modificadas favorece la transformación de células pancreáticas Alfa en células pancreáticas Beta (productoras de insulina).

Recientemente se publicó una nota de prensa presentando los primeros hallazgos que demuestran que este medicamento o fármaco retrasó el desarrollo de la diabetes tipo 1 un promedio de dos años en niños y en adultos con alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 1. Los resultados se publicaron al mismo tiempo en el New England Journal of Medicine: de los 76 participantes, 55 eran menores de 18 años y todos tenían un familiar con diabetes tipo 1; todos los participantes tenían dos o más de los anticuerpos mencionados antes, y niveles anormales de glucosa en sangre. En la fase de selección se determinó que estas personas se consideraban con un riesgo de diagnóstico clínico cercano al 100 %. Los participantes entonces se distribuyeron aleatoriamente en dos grupos donde uno recibió un ciclo de 14 días y el grupo control recibió un placebo. Todos los participantes se sometieron regularmente a pruebas de tolerancia a la glucosa hasta que se completó el estudio o hasta que desarrollaron diabetes tipo 1. El 72 % de las personas en el grupo control desarrollaron diabetes tipo 1, pero en el grupo que recibió teplizumab, sólo el 43 % desarrolló diabetes tipo 1. 

Para conocer más sobre ADA puedes acceder a la cobertura completa aquí.

ESCRITO POR Equipo Editorial de Propiedades Hispanas y Mercados Internacionales , PUBLICADO , UPDATED 07/28/22

Este artículo fue producido en colaboración con el equipo de Propiedades Hispanas e Internacionales de Beyond Type 1. Los miembros de este equipo son Ana Álvarez, Lucía Amato, Mariana Gómez, Karime Moncada y Sabrina Sosa.