Al agua patos, bombas y sensores


 2022-07-19

Las vacaciones cuando se vive con diabetes implican llevar con nosotros una maleta extra grande con artículos adicionales y soluciones veloces. Vaya, salir de vacaciones es genial pero, tenemos que llevar a la diabetes y su cuidado con nosotros. 

Las tecnologías para el manejo de la diabetes son un gran aliado en las vacaciones pues es generalmente cuando estamos lejos de casa que nuestra rutina y nuestros hábitos sufren ligeros cambios.  

Si tus vacaciones incluyen saltos a una alberca y clima caluroso querrás tomar algunas precauciones para asegurarte de que tu sensor (o set o equipo  de infusión si utilizas una bomba de insulina) permanezcan en su sitio y, por supuesto, para asegurarte de no echarlos a perder. 

Bombas de insulina y el agua

No todas las microinfusoras o bombas de insulina son resistentes al agua. Acércate a tu educador en diabetes para corroborar la información pero aquí encontrarás un resumen.

Las microinfusoras de Medtronic de las series 600 y 700 son resistentes al agua. Los modelos anteriores no son ideales para sumergirse  y lo recomendado es desconectarlas antes de hacerlo. No obstante las especificaciones de cada modelo en particular, se recomienda que todas las bombas se desconecten por si sufrieron algún golpe invisible por donde pueda entrarles agua y dañarse.

En el caso de Omnipod, el pod (el set o equipo de infusión que va pegado al cuerpo) es sumergible pero el PDM o control con el que se dosifican los bolos y se hacen cambios en la configuración no lo es. La poción removible de la bomba parche Accu-Chek Solo no es sumergible y se recomienda retirarla antes sumergirse en el agua.

Las bombas Tandem T-slim son herméticas y a prueba de salpicaduras accidentales, pudiendo resistir  una profundidad de un metro durante un máximo de 30 minutos. 

Temperaturas  (insulina y sol)

Las bombas de insulina Tandem son las únicas que cuentan con un sensor de temperatura que emitirá una alarma cuando la insulina en el cartucho esté en riesgo. 

En todos los casos, ya sea que usemos bomba de insulina o MID, es recomendable estar atentos a la temperatura de la insulina. Si usamos bomba de insulina, tal vez necesitemos cambiar el cartucho más a menudo y si usamos plumas de insulina,  bolis o lapiceras, podemos llevarlas en estuches o recipientes refrigerados.

Si te desconectas

Con mucha frecuencia será necesario desconectar tu bomba de infusión, especialmente si el modelo que utilizas no es resistente al agua. Te sugerimos hablar con el equipo de profesionales al cuidado de tu diabetes para trazar el mejor plan para ti.  Si te desconectas por un periodo mayor a 30 minutos y tu glucosa no tiene una tendencia a la baja, quizá sea necesario administrar un bolo para cubrir la insulina basal que no recibirás.  Tu mejor aliado será tu medidor de glucosa. Recuerda que esta información no reemplaza el consejo médico formal por lo que te sugerimos no realizar cambios en tu terapia sin hablarlo con tu equipo. 

Parques acuáticos o actividades acuáticas

Si visitas un parque acuático o un parque de diversiones y definitivamente no quieres perderte del juego donde sabes que invariablemente tu bomba terminará empapada, puedes optar por algunas soluciones sencillas.

Calcula el tiempo que estarás esperando en fila para la atracción. Dependiendo de este tiempo es que podrás dejar tu bomba de insulina en un casillero o pedir a alguien que no vaya a subirse que la guarde por ti. Si el tiempo de espera será lo suficientemente largo como para poner en aprietos tu manejo glucémico, lleva contigo una  cangurera donde te asegures de que tu bomba no se empapará. Existen estuches para teléfonos móviles que pueden ser una opción útil para nuestras bombas de insulina como Aquapack y similares Pero algunos de nosotros hemos encontrado que algo tan sencillo y fácil de obtener como las bolsas ziplock son útiles para juegos donde pueda correr peligro tu dispositivo. 

Si tu bomba de insulina no es sumergible y tus vacaciones incluyen un parque acuático, es buena idea hablar con anticipación con tu equipo de profesionales del cuidado de la salud para encontrar una alternativa. Algunos de nosotros hemos optado por volver a mútliples inyecciones ese día con tal de no perdernos un segundo de la diversión acuática. 

Sensores de glucosa y el agua

Los sensores actualmente en uso son todos compatibles con el agua y habrá que tener en cuenta las indicaciones de cada fabricante en cuanto a tiempo y profundidad a la que se pueden sumergir, y consultar el manual de uso o la página Web para salir de dudas:

Los sensores FreeStyle pueden sumergirse a 1 metro de profundidad durante 30 minutos, igual que los sensores implantables Eversense.

Los sensores de Medtronic permiten sumergirse a una profundidad de 2,5 metros durante 30 minutos, la misma profundidad que los sensores Dexcom, aunque estos últimos permiten permanecer en el agua mucho más tiempo (hasta 24 horas).

Tipos de adhesivos

En principio, los adhesivos con los que vienen nuestros dispositivos son lo suficientemente fuertes pero en la práctica sabemos que necesitamos reforzarlos. Especialmente si visitamos un lugar de clima caluroso, el riesgo de que nuestros dispositivos se despeguen aumenta considerablemente. 

Las vacaciones, a menos que optemos por una con menos diversión y más descanso pueden incluir actividades donde sea imposible evitar arriesgar el pegamento. Existen opciones para reforzar los sensores e incluso los sets o equipos de infusión. Entre las opciones que prefiere la comunidad se encuentran la tela adhesiva Hypafix® o Fixomull®,  las cintas impermeables, cinta cohesiva, Tegaderm de 3M y las cintas kinesiológicas. 

Existen además adhesivos líquidos como Skin-Tac™ o en spray como Nobecutan®. Este tipo de adhesivo también puede encontrarse en forma de toallitas adhesivas. 

Cuidado de la piel

Puede ser redundante y una obviedad, pero es importante recordar usar protección solar adecuada y humectar nuestra piel adecuadamente para cuidarla en general. 

Como seguramente tendremos que reforzar el adhesivo de nuestros dispositivos, es importante revisar los sitios de adhesión para asegurarnos que siguen correctamente adheridos y que no existe irritación. 

En general, la piel sensible puede tratarse con cremas con óxido de zinc o que contengan vitamina A ya que siempre son buenas para ayudar a la piel a recuperarse, pero debemos recordar siempre consultar con nuestro profesional de la salud y seguir sus recomendaciones específicas para cada caso en particular.

ESCRITO POR Ana Alvarez Pagola (Borthwick)/ Mariana Gomez, PUBLICADO , UPDATED 07/25/22

Ana es la creadora de Yo Diabetes y vive con diabetes tipo 1 desde 2006. Es docente, y traductora, Paciente Experto en Enfermedades Crónicas por la Universidad Rey Juan Carlos y Educadora en Diabetes. Forma parte activa de la comunidad de diabetes en línea en las distintas plataformas buscando difundir información sobre diabetes que permita a más personas gestionar mejor su diabetes y los recursos disponibles. Es la orgullosa mamá de cuatro maravillosas personas.

Mariana es psicóloga y educadora en diabetes. Es la creadora de Dulcesitosparami, uno de los primeros espacios en línea para personas con diabetes tipo 1 en México. Ella fue diagnosticada con diabetes tipo 1 hace más de 30 años. Es mamá de un adolescente.