Andreu Simon: Preparándose Para el Mundial de Atletismo por Montaña

4/15/19

 

Nota del editor: Nos pusimos en contacto con Andreu Simon, Campeón de España de carreras por montaña, participante en un mundial de carreras por montaña en distancia ultramaraton cuyo objetivo es  participar en el próximo mundial de atletismo por montaña. Queremos que conozcas su historia. 


Platícanos sobre ti

Soy Andreu Simon, un joven de 27 años que vive en Collbató, un pequeño pueblo en Cataluña. En casa y desde pequeño siempre habíamos hecho caminatas y practicado diferentes deportes. A los 17 años fui diagnosticado con diabetes Tipo 1, un debut amargo porque en ese momento pensé que se cerraban muchas puertas. Con los días y gracias al apoyo de la familia, amigos y equipo medico entendí que debía seguir adelante y convencerme de que la diabetes no sería más un impedimento para mi día a día.

Después de varios años, tengo la suerte de disponer de un buen trabajo, una vida personal muy llena y realizar una practica deportiva que me hace sentir muy feliz y es que después de estos años, he conseguido ser entre otros logros, Campeón de España de carreras por montaña, participar en un mundial de carreras por montaña en distancia ultramaraton y disponer de una plaza para participar en el próximo mundial de atletismo por montaña.

Trabajo como técnico de deportes en la administración local. Después de superar un proceso de oposición ahora hace 2 años, pude disponer de un trabajo estable que me permite continuar con mis actividades.

Cuéntanos sobre tu diagnóstico ¿cómo fue? ¿qué fue lo más complicado después del mismo?

Debuté con 17 años. Estaba finalizando los estudios de bachiller y nos estábamos preparando para los exámenes finales. No se si la auto-presión condicionó mi debut…  hacía unos días que estaba con mucha sed, dificultad para dormir y adelgacé bastante. No es que vaya sobrado de peso y mi madre me pidió una revisión. El desenlace nos sorprendió a todos. En casa no hay historial de diabetes y los hábitos domésticos siempre habían sido muy buenos, me tocó a mí y ya está…

Fue un momento muy complicado a nivel personal ya que justo terminaba los estudios y mi idea era prepararme para opositar a bombero. Tanto en Cataluña como en España una de las exclusiones médicas para la profesión de bombero era la diabetes. Desde pequeño había soñado en ejercer esa profesión y ver que en cuestión de segundos me quedaba fuera… me causó mucha impotencia.

Después de unos días ingresado en el hospital, tuve la suerte de encontrarme un equipo de médicos e endocrinos que nos ayudaron muchísimo a entender la diabetes y nos dieron unas pautas que me han permitido continuar con mi día a día con mucha normalidad.

¿Te dijo alguien alguna vez que no podrías dedicarte a lo que hoy, exitosamente te dedicas?

Todo lo contrario. Recuerdo perfectamente los primeros días en el hospital. Roque Cardona fue el endócrino que me ayudo durante todo mi proceso. A los 17 años empezaba a hacer alguna carrera de atletismo, no era profesional y mi actividad deportiva era meramente amateur. A las dos semanas del debut, tenía una competición que me hacía mucha ilusión participar y cuando se lo comente a Roque, él me animo a correr. Me dijo que no me preocupara, que lo podría hacer. Establecimos unas pautas y nos marquemos unos objetivos. Me dio mucha confianza y vi que con diabetes también se puede. Estoy muy agradecido por todo lo que hizo por mi.

¿Cuál ha sido el reto más grande en tu manejo para no permitir que la diabetes interfiera con tus logros deportivos?

Todas las actividades deportivas tienen sus condicionantes. En las carreras por montaña y carreras de ultra-distancia, hay que tener mucho auto-conocimiento y saber escuchar al cuerpo en todo momento. En una de estas competiciones, en el Campeonato de España de ultradistancia (80km por alta montaña) perdí la insulina a mitad de carrera y a 3.000m de altitud. En carreras de este tipo es importante hidratarse bien y comer constantemente. Como no tenía insulina, no podía ingerir los carbohidratos como los tenía previsto y tuve que gestionar la carrera de otro modo. Si ya es difícil controlar el organismo en carreras sin padecer diabetes… al final fui capaz de superar todas las adversidades y conseguir ganar la competición.

¿Utilizas alguna tecnología para el manejo de tu diabetes?

Hace unas semanas que he descubierto los sensores de medición y monitorización de glucosa. Con estos instrumentos puedo disponer de los datos de manera mucho más rápida y hacer muchos mas controles de glucosa.

¿Qué respuesta tiene el medio en el que te desempeñas al saber que vives con diabetes?

Tengo la suerte de estar rodeado de personas que se han desvivido y se desviven por mi. Los primeros años con diabetes, mis padres me dieron mucha libertad, confianza y seguridad con lo que interiorice de que todo iría bien. Se preocuparon muchísimo para que no me faltara de nada pero siempre respetando mi espacio. Me dejaron crecer y entender la diabetes sin que notara su presión y preocupación. Pienso que ese clima familiar favoreció a que madurara más rápido y me esforzara para que la diabetes no fueses un handicap en mi vida, quería demostrar que era capaz de controlar la diabetes y podía continuar con mi día a día.

Ahora, es sobretodo mi pareja quien actúa con los mismos patrones. Confía en mí y sabe lo que tiene que hacer si en algún momento tiene que actuar. Ese hecho me ayuda y me compromete a esforzarme para que no tenga la sensación de que la diabetes puede condicionar mi día a día ni la de los demás.

¿Cuál es tu siguiente meta o reto deportivo?

He conseguido una plaza para participar en el Mundial de Carreras por montaña con la Selección Española. Teniendo en cuenta que hay muy pocas plazas y que los criterios de selección son muy estrictos, poder formar parte de esta selección me demuestra que puedo conseguir aquello que me planteo.

¿Quién es tu mayor inspiración hablando de deporte?

Aunque mis últimos resultados me están colocando delante de las competiciones, tengo muy claro que hago deporte porque soy feliz. No necesito grandes resultados para continuar corriendo ni grandes referentes para inspirarme. Admiro aquellos y aquellas que son capaces de sobreponerse a cualquier adversidad y trabajan por sus inspiraciones.

¿Qué mensaje tienes para los jóvenes con diabetes Tipo 1 que nos leen y que quieren seguir tus pasos?

Que es importante que entiendan que es un proceso de crecimiento y conocimiento constante. Todos sabemos que la diabetes tiene tantas variables que querer controlarlas es imposible. Pienso que lo mejor es que sean capaces de escucharse, de entender su cuerpo y su proceso. Nos ha tocado vivir con diabetes  y no tenemos de escondernos ni dramatizarlo. Tenemos una oportunidad para demostrar que somos capaces de todo aquello que nos proponemos.