Apocalipsis Zombie y Diabetes Tipo 1

10/7/19
ESCRITO POR: Mariana Gómez

 

 

 

De pronto un día mi esposo y yo descubrimos que ya no había nada interesante que ver en televisión. Y es que con estas jornadas tan ajetreadas a la hora a la que podíamos prender la televisión ya no había nada digno de observarse. Escuchábamos hablar mucho sobre una serie de Zombies cuando veíamos a amigos. “¿Zombies enserio?” le dije a mi marido con cara de terror, y es que ustedes no están para saberlo pero soy realmente miedosa. “Pues bueno, total si me da miedo y se me sube la glucosa me duermo” le dije bromeando.

Y así pues comenzamos a ver una serie de zombies (The Walking Dead). ¡Qué cosa más horrenda! Luego de algunos capítulos los zombies no me parecían tan aterradores como los humanos mismos. Y es que vaya, el apocalipsis, las crisis, los duelos, el estrés post-traumático, la psicosis, terror total.

Por supuesto que de inmediato pensé: claro, en un apocalipsis zombie yo sería la primera en morir, si estos personajes pasan un mal rato buscando comida y leche en polvo de dónde rayos sacaría yo las pilas para la microinfusora. Además tendría que ponerme en forma para correr realmente rápido.

Preparación para el apocalipsis zombie

El ejercicio me sirvió para pensar cómo siempre debe uno estar preparado para el apocalipsis zombie. Vivir con los insumos al día no parecería ser jamás una buena idea. Lo más cercano que he estado a un apocalipsis zombie fue el terremoto de hace unos años en mi país y antes una alerta de huracán cuando viví en Mérida. Pues lo mismo, el huracán te lleva, el terremoto te saca corriendo de casa, los zombies te comen pero la preparación finalmente es similar. Aquí pues una lista de cosas que te sugiero tener a la mano, en caso de que tengas que correr de un zombie.

Lo que necesitarás para este apocalipsis zombie

1. TIRAS REACTIVAS: Muchos vivimos con la tira reactiva al día. Lo cierto es, que si llegara el apocalipsis zombie mi glucosa (y la tuya) llegaría al techo y entre corrida y corrida me gustaría saber cuánta glucosa hay en mi sangre para ver si puedo correr o si mejor me como una manzana. Mejor tener tiras reactivas y medidor preparados y en un lugar seguro (y sobre todo a la mano).

2. INSULINA Y PLAN B: Yo siempre viajo con dos cosas en mano: teléfono y en el bolso de mi pantalón una microinfusora de insulina. Mi hijo, mis perros y la microinfusora son las tres únicas cosas que no olvidaría ni teniendo que escapar de un zombie. Claro que, pensando en un apocalipsis, conseguir insumos para la microinfusora  (sin tener que ir caminando hasta California o a Puerto Rico que es donde se encuentran las oficinas de Medtronic) sería prácticamente imposible. No sería tan imposible ir a una Farmacia y pedir un plan B. Por si las dudas, pregunta a tu equipo de profesionales de la salud cuál es tu plan B.

No les comentes sobre el apocalipsis zombie y la posibilidad de salir corriendo pero un plan B o alternativo puede salvarte en muchas situaciones. Mi plan B es empleado cuando se me acaba el presupuesto destinado a insumos. Una insulina de acción prolongada y una ultrarrápida en mi caso son útiles. No funcionan igual que mi microinfusora pero es un plan B que generalmente tengo a la mano esperando no usar.

3. HIDRATOS DE CARBONO: en el programa veo a todos buscando conejos para comer. Pero, los conejos no tienen carbohidratos ¿cierto? Yo le dejaría el tema de los conejos a alguien más para ponerme a buscar manzanas o fuentes diversas de 15 gramos de hidratos de carbono. Tendría que hacer un ajuste en mi dosis basal para ser presa de hipoglucemia y servir de postre para un zombie. Siempre, en todo botiquín debe haber una fuente de 15 gramos de hidratos de carbono. ¡SIEMPRE!

4. EL ZAPATO: imagínate tener que correr hasta California con tacones. Escapar de un zombie con falda, medias, microinfusora y tacones no suena divertido y no suena sencillo. Por si las dudas, acomoda tus zapatos más cómodos junto al botiquín. Así en caso de tener que salir corriendo (un sismo, un incendio, los zombies) podrás ponerlos fácilmente y correr. No es broma, en México tras el sismo aprendimos a tener a la mano el suéter, botiquín y zapatos,  entre muchas otras cosas. Aquí lo mismo y asegurarse además de correr con un zapato que no ponga en riesgo el pie es un gran plus.

5. LA ACTITUD: siempre digo, entre broma y broma que la actitud va en el botiquín. El perfil de las personas con diabetes Tipo 1 entre muchas otras cosas incluyen positividad, hiperactividad, humor negro, valentía, todo eso debe ir en el botiquín y no debe olvidarse nunca. Ni en el temblor, ni en el incendio ni en el apocalipsis zombie sobrevirirá aquél que tema y no actúe. Correr y estar preparado es un trabajo diario que a nadie sorprendería.

Un nuevo reto en nuestras vidas

Después de mi análisis puedo decir que contrario a lo que pensé en un inicio, no tengo duda de que las personas con diabetes Tipo 1 sobreviviríamos. Estamos acostumbrados de cierta forma a diferentes apocalipsis en nuestras vidas. Correr de algo nuevo no cambiaría nuestra rutina. Quizá sí, tendríamos más ampollas pero, sabríamos manejarlas.

 

 

Mariana Gómez

Mariana fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 en el verano de 1985. Ella es psicóloga, Educadora en Diabetes y actualmente cursa la Licenciatura en Nutrición Aplicada. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros. Ella es vocero por la diabetes Tipo 1 en América Latina. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes hasta 2012 y hoy en día es Gerente de Proyectos en Beyond Type 1. Vive en la Ciudad de México y ama los unicornios.