AYUDA: Cambiando la Cara de la Diabetes con Voluntariado en el Extranjero

2/11/19
ESCRITO POR: Nikhita Gopisetty

 

Nota del editor: AYUDA está aceptando solicitudes de voluntarios hasta el 15 de febrero, encuentra toda la información necesaria aquí.


Cuando las cosas cambian

Después del 8 de febrero de 2007, ya no tuve más una infancia “normal”. Pasaba mis días calculando las dosis de insulina, contando los carbohidratos y luchando constantemente contra el efecto de mi trastorno biológico en mi vida. A la edad de cinco años, me diagnosticaron diabetes Tipo 1, y comencé una nueva travesía insertándome hipodérmicos, observando todo lo que comía y visitando a mi endocrinólogo para recibir los resultados de mis exámenes y escuchar muchas palabras incomprensibles.

Debido a haber sido diagnosticada con esta condición autoinmune y a estar cerca del gran centro de investigación médica de Stanford, he participado en muchos ensayos clínicos para ayudar a los profesionales a comprender mejor mi trastorno. Como participante en un ensayo clínico y, más tarde, como Embajadora de MiniMed Medtronic para el sistema híbrido de circuito cerrado 670G, he tenido la suerte de experimentar la tecnología más nueva y la mejor en el manejo de la diabetes Tipo 1.

A medida que crecía, comencé a reconocer mis inmensos privilegios con estas tecnologías y, junto con mi amor por el servicio, supe que quería abogar por mi comunidad de diabetes. Desde hablar en los eventos de Medtronic hasta ser una delegada del Congreso de Niños con la JDRF (Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil, por sus siglas en inglés), servir a mi comunidad me dio un sentido de propósito. Finalmente, quise llevar mi pasión por el activismo a un nivel global. Después de una búsqueda rápida en Google, encontré una organización llamada AYUDA.

Todo sobre AYUDA

AYUDA (American Youth Understanding Diabetes Abroad), en español: Jóvenes estadounidenses entendiendo la diabetes en el extranjero, es una organización sin fines de lucro dedicada a crear programas voluntarios de diabetes culturalmente sensibles y sostenibles en todo el mundo, donde los jóvenes estadounidenses pueden trabajar con jóvenes en el extranjero para marcar la diferencia en sus comunidades. Desde Ecuador hasta la República Dominicana, AYUDA se basa y siempre se ha basado en tres principios rectores.

  • La falta de educación es tan peligrosa como la falta de insulina.
  • Los jóvenes pueden servir como poderosos agentes de cambio.
  • La comprensión es tan importante como la acción.

AYUDA actualmente ofrece dos programas en la República Dominicana: En El Camino y Campo Amigo. Durante los últimos dos veranos, he sido voluntaria y mentora voluntaria para el programa En El Camino, donde los voluntarios trabajan con voluntarios locales y viajan por todo el país para organizar talleres comunitarios sobre las formas en que los miembros de esas comunidades pueden manejar mejor su diabetes a través de la nutrición y el ejercicio. Iniciar este programa me abrió los ojos a las dificultades que enfrentan las personas con diabetes en los países en desarrollo y me dio una idea de cómo podría ser una carrera que involucrara la salud global. Este verano, seré mentora voluntaria en el programa Campo Amigo, donde los voluntarios trabajarán con los líderes locales para ejecutar dos programas familiares de educación sobre la diabetes durante el fin de semana para apoyar a los jóvenes con diabetes y fomentar una comunidad entre ellos.

AYUDA se diferencia de otros programas de servicios en el extranjero en que trabaja con una organización local asociada: Aprendiendo a Vivir ( ) para apoyar tanto a En El Camino como a Campo Amigo.En lugar de simplemente ir a un país extranjero durante unas pocas semanas para ganar experiencia de vida, los voluntarios de AYUDA sienten la satisfacción de crear un cambio duradero en las vidas de personas en la República Dominicana.

En mi segundo verano de voluntariado con AYUDA, una persona de la localidad se acercó a nosotros en uno de nuestros talleres comunitarios con orgullo sosteniendo su propio medidor de glucosa. Él nos dijo que AYUDA y Aprendiendo a Vivir le habían dado ese medidor el verano anterior y nos agradeció, mientras explicaba el enorme efecto que había tenido en sus niveles de azúcar en la sangre. Nuestros talleres tuvieron un efecto duradero en los lugareños que tomaron la iniciativa de llegar, y pude ver esa diferencia.

Making an impact

Through AYUDA, I was not only able to benefit my diabetes community abroad, but connect with others my age who knew exactly what I was going through. From being around people who know what you mean when you say you are high or low to having group blood glucose checks, AYUDA allowed me to forge a strong bond a resilience with my fellow American volunteers and the youth I met in the Dominican Republic.

AYUDA can only continue making great change with the support it receives from its driven volunteers and generous donors. If you are interested in volunteering with AYUDA this summer or making a donation, check out their website here! Together, we can teach hundreds of Dominican children and adults to not only survive, but thrive with diabetes.

¡Juntos somos más fuertes!

 

Nikhita Gopisetty

Nikhita tiene 17 años y es originaria de Morgan Hill, California. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 a la edad de 5 y ha sido vocera por su comunidad y como delegada de JDRF en el Congreso, embajadora de MiniMed Medtronic y voluntaria de AYUDA en República Dominicana. Ella espera estudiar Ingeniería Biomédica y Salud Mundial para continuar apoyando a la comunidad de diabetes alrededor del mundo.