Ayuda a tu ser querido que tiene un trastorno de la alimentación y diabetes Tipo 1

ESCRITO POR: DRA. ANN GOEBEL-FABBRI

Si eres un familiar o amigo de alguien que tiene diabetes Tipo 1 y sospechas que podría estar luchando con un trastorno alimenticio, estos son 7 consejos para ayudarte a ayudar a esa persona.

Nota : El libro, Injecting Hope (Inyectando esperanza), arroja luz sobre un tema que con frecuencia se pasa por alto y es incomprendido: el problema de los trastornos alimenticios en personas con diabetes Tipo 1, con frecuencia referido por la gente común y los medios como “diabulimia” y caracterizado por la restricción de insulina como medio para la purga de calorías y la pérdida de peso. Basándose en una serie de entrevistas recientes y más de 15 años de investigación y experiencia clínica con este fenómeno único, la autora Dra. Ann Goebel-Fabbri ofrece una visión innovadora de la vida de las mujeres que se han recuperado de los trastornos alimenticios teniendo diabetes Tipo 1. Ella explora los orígenes de la afección, sus efectos en las vidas de las afectadas y los posibles caminos hacia la recuperación. También se incluyen sugerencias para la prevención y el tratamiento, así como consejos prácticos e inspiradores de antiguas pacientes que se han recuperado. “Inyectando esperanza” es una guía valiosa para pacientes y seres queridos, equipos de tratamiento de la diabetes y médicos especializados en trastornos alimenticios.

[Extraído de Prevention and Recovery from Eating Disorders in Type 1 Diabetes: Injecting Hope, pp. 95-98. © 2017 (Prevención y Recuperación de Trastornos Alimenticios en la Diabetes Tipo 1: Inyectando Esperanza), pp. 95-98. © 2017 por Ann Goebel-Fabbri. Reproducido con permiso de Routledge.].

Consejo 1: conoce las señales de advertencia de un trastorno alimenticio y los síntomas de cetoacidosis diabética

Por favor revisa los signos de advertencia de CAD (cetoacidosis diabética). Es importante tener en cuenta que no todos los trastornos alimenticios incluyen la restricción de la insulina y los niveles elevados de glucosa en la sangre relacionados. También se pueden caracterizar por la restricción extrema de alimentos como en la anorexia nerviosa o por atracones y vómitos por medio de otros medios. Sin embargo, los signos de advertencia enumerados aquí están principalmente asociados con la restricción de insulina. Las personas con diabetes mellitus Tipo 1 podrían restringir su insulina por varias razones y no solo debido a un trastorno alimenticio. Tales razones pueden incluir miedo a la hipoglucemia, agotamiento de la carga de autocuidado de la diabetes mellitus Tipo 1, frustración relacionada con el perfeccionismo con los objetivos de glucosa en la sangre y muchas otras causas subyacentes. Debido a que muchos factores pueden dar como resultado la restricción de insulina, es importante tratar de comprender qué es lo que está llevando a tu ser querido a restringirse la insulina. Tener una conversación abierta y sin prejuicios sobre tus inquietudes puede ayudarte a comprender los casos particulares de tu ser querido. También puedes informarle a las personas del equipo médico encargado de su diabetes sobre tus inquietudes y solicitarles que traten de abordarlo para comprender mejor lo que está desencadenando la restricción de la insulina.

Signos y síntomas de cetoacidosis diabética

  • Sed profunda y micción frecuente
  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor muscular y debilidad
  • Respiración profunda y laboriosa
  • Dolor de pecho
  • Desorientación o confusión
  • Nivel “alto” de cetonas. Las cetonas se pueden reconocer por su olor claramente afrutado.

** Ten en cuenta que no todos los síntomas deben estar presentes para indicar un riesgo médico.

Señales de advertencia de trastornos alimenticios en la diabetes mellitus Tipo 1

  • Elevaciones inexplicables en los valores de la hemoglobina A1c*
  • Preocupaciones sobre el peso y la forma del cuerpo**
  • Cambio en los patrones de alimentación, que puede incluir encontrar evidencia de restricción dietética durante el día y atracones en la noche
  • Ejercicio intenso (a veces asociado a hipoglucemia frecuente)
  • Problemas repetidos con cetoacidosis diabética (CAD)*
  • Amenorrea (saltarse los períodos menstruales)

* Algunas de estas señales de advertencia son específicas de los trastornos alimenticios con restricción de insulina.
**Ten en cuenta que no hay un tamaño corporal particular que deba desencadenar preocupación. Las personas pueden tener lo que parece ser un peso corporal saludable y aún experimentar síntomas de trastorno alimenticio médicamente significativos.

Consejo 2: aprende sobre los trastornos alimenticios y la diabetes mellitus Tipo 1

Al tratar de ayudar a alguien con un trastorno alimenticio y que tiene diabetes mellitus Tipo 1, es útil aprender sobre ambas enfermedades por separado y también sobre esta combinación única. Algunas de las mujeres sintieron que sus seres queridos no apreciaban lo suficiente lo que significa luchar con un trastorno alimenticio cuando se tiene diabetes mellitus Tipo 1 y que esto los llevaba a hacer sugerencias o comentarios que no ayudaban. Por ejemplo, decirle a alguien que “simplemente coma” o que “simplemente tome su insulina” disminuye la complejidad y la dificultad de tener este diagnóstico dual. Las personas no tienen trastornos alimenticios y restringen la insulina porque no comprenden cómo controlar su diabetes, sino porque están bajo el control de una afección psicológica. Este trastorno alimenticio no se trata solo de comida o insulina. Se trata del miedo a la insulina, miedo a las calorías, miedo al peso y un sentido distorsionado del tamaño del cuerpo. Desafortunadamente, la simple aplicación de la lógica y lo que ellos saben sobre la diabetes no es lo suficientemente poderoso como para librar una guerra exitosa contra su trastorno alimenticio. Esta es una enfermedad, no una falta de comprensión, negación o simple apatía.

Consejo 3: cómo hablar de tus preocupaciones

Si sospechas que un ser querido tiene un trastorno alimenticio, sentirse preocupado y asustado es una respuesta completamente comprensible. Agrégale diabetes mellitus Tipo 1 a esa situación y se aumenta la complejidad y el peligro. A pesar de tus comprensibles sentimientos de preocupación, las mujeres que fueron entrevistadas dijeron que lo mejor era acercarse a tu ser querido sin parecer demasiado alarmista sino más bien con tranquilidad y afecto. Muchas de ellas hablaron de sentirse más ayudadas por un estilo de comunicación caracterizado por la calidez combinada con la franqueza. Tenían claro que un estilo sentencioso o beligerante era más probable que cortara la comunicación abierta y contribuyera a que hubiera secretos. Las participantes desaconsejaron fuertemente el uso del “amor duro”.

Consejo 4: ¿qué tipo de apoyo brindar?

Cómo apoyar a tu ser querido variará según quiénes sean y qué sientan que necesitan. cada persona querrá más, o menos participación. Algunas mujeres querían ayuda más concreta, mientras que otras querían más apoyo emocional. Aún otras prefirieron mantener más independencia, pero sintieron apoyo solo con saber que sus seres queridos estarían allí si era necesario. En lugar de decidir cuál es la mejor manera de apoyar a tu ser querido, es más útil preguntar cómo puedes participar y qué tipo de cosas puedes hacer para ayudar. El desafío será prepararte para lo que te digan que necesitan. Por ejemplo, tal vez te pida que cambies la forma en que hablas sobre la diabetes mellitus Tipo 1 y su control. Trata de no responder a este tipo de solicitudes de forma defensiva. Expresa tu amor y tu deseo de ayudar de cualquier manera y permítele guiar lo que necesita de ti y de si te involucras o cómo lo harás.

Consejo 5: no recurras a tácticas de miedo o vergüenza

Ver a un ser querido sucumbir al poder de un trastorno alimenticio puede, como es comprensible, provocar sentimientos de desesperación y miedo. Debido a esto, la familia y los amigos pueden recurrir a expresar enojo o tratar de infundir miedo para motivar a sus seres queridos a que reciban tratamiento. Es frustrante no poder ayudar, y es comprensible que esta frustración y preocupación se extienda. Sin embargo, lo que las mujeres recuperadas describieron fue que este enfoque les llevó a sacar a la gente de sus vidas y a ocultar su desorden alimenticio a sus seres queridos. También dijeron que las amenazas sobre las complicaciones de la diabetes no eran útiles, porque estaban muy conscientes de los riesgos y esos sermoneos simplemente las hicieron sentir asustadas y aún más incomprendidas. Por estos motivos, parece ser más eficaz proporcionar un apoyo constante y un estímulo para mejorar el autocuidado de la diabetes mellitus Tipo 1 sin amenazas ni vergüenza.

Consejo 6: comprométete a darle fin a la “charla sobre el cuerpo”

Como se mencionó en el capítulo 8, la insatisfacción corporal y la conciencia del peso se han convertido en una norma entre las mujeres. Este es un factor que puede aumentar el riesgo de que las mujeres desarrollen un trastorno alimenticio. Muchas de las mujeres en este libro hicieron notar que provenían de familias o grupos sociales donde la alimentación y el peso eran un enfoque principal, donde la dieta era común, y donde la insatisfacción con el peso se hablaba con frecuencia. Afortunadamente, esto es algo que en realidad se puede modificar rápida y exitosamente en familias y grupos de amigos. Es relativamente fácil dejar de hablar sobre la imagen corporal negativa, varias dietas para bajar de peso y comentar sobre el peso de los demás (negativa o positivamente). Los amigos y las familias pueden decidir que ya no son temas de discusión, incluso si continúan teniendo estas preocupaciones sobre sí mismos.

Consejo 7: fomentar la alimentación flexible

Los regímenes modernos de insulina han eliminado la necesidad de seguir una “Dieta para la diabetes” en particular. Una persona con diabetes Tipo 1 puede comer lo que todos los demás comen y no necesitan alimentos especiales sin azúcar. Las mujeres hablaron sobre el impacto de dejar ciertos tipos de comida fuera de límite y cómo puede provocar sentimientos de privación seguidos de vergüenza y secretos cuando la persona con diabetes mellitus Tipo 1 con el tiempo se los coma. Estos sentimientos en realidad pueden promover el riesgo de atracones y vómitos con restricción de insulina u otros medios. La alimentación flexible y las porciones moderadas son lo que se recomienda como un enfoque de alimentación saludable para todos y no solo para aquellos con diabetes Tipo 1. Por lo tanto, los seres queridos y las personas con diabetes mellitus Tipo 1 pueden adoptar el mismo estilo de alimentación donde nadie tiene que sentirse privado de ciertos alimentos.


Lee más sobre la salud mental para la diabetes Tipo 1.

DRA. ANN GOEBEL-FABBRI

La Dra. Ann Goebel-Fabbri trabajó durante 16 años como psicóloga clínica e investigadora en la Unidad de Salud Conductual y Mental del Centro de Diabetes Joslin. Ella es una exprofesora asistente en Psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard. Durante su tiempo en Joslin, su trabajo involucró enseñanzas, investigaciones y tratamientos enfocados en comportamientos alimenticios desordenados en pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2. Sus actividades clínicas y de investigación han aparecido en los medios populares, incluidos la BBC Radio, Good Morning America, National Public Radio, Huffington Post, CNN y The New York Times. Actualmente dirige su propia consulta en la que trata a pacientes individuales y también da consulta a los equipos de atención médica con pacientes con diabetes con y sin trastornos alimenticios.