Ayuno Intermitente + Diabetes Tipo 1

 

 

Nota del editor: este artículo fue publicado originalmente en Diabetes Daily y se ha republicado con su autorización.


El ayuno intermitente es una práctica que está ganando aceptación médica para mejorar una variedad de parámetros de salud. Este artículo proporciona una descripción general de los posibles beneficios para la salud y consideraciones especiales para las personas con diabetes. Consulta a tu proveedor de atención médica para analizar tu caso particular y así determinar si el ayuno intermitente puede ser adecuado para ti y cómo abordarlo de manera segura.

¿Qué es el ayuno intermitente? (IF, por sus siglas en inglés)

El ayuno intermitente (IF) se define como un período de tiempo específico donde no se ingieren alimentos ni bebidas calóricas (generalmente durante un mínimo de 16 horas). El Ayuno Intermitente se puede hacer todos los días (por ejemplo, solo consumiendo calorías entre las 12 p.m. y las 6 p.m. todos los días) o con menor frecuencia (p. Ej., En ayunas durante 16-24 horas una o dos veces por semana). Los períodos de ayuno más largos y que duran varios días o más se conocen como ayuno periódico, en lugar de intermitente. A diferencia del ayuno periódico, el Ayuno Intermitente conlleva un riesgo mínimo de desnutrición, que puede ser un problema de salud asociado con períodos de ayuno más largos.

¿Cuáles son los beneficios del Ayuno Intermitente en la salud?

Comer en exceso, que sabemos hoy en día es un problema común en los Estados Unidos, puede contribuir a una variedad de problemas de salud, incluida la resistencia a la insulina, el sobrepeso y la obesidad. Los investigadores señalan que, “Debido a que los animales, incluidos los humanos, evolucionaron en entornos donde la comida era relativamente escasa, desarrollaron numerosas adaptaciones que les permitieron funcionar a un alto nivel, tanto física como cognitivamente, cuando estaban en un estado de privación de comida / ayuno”.

Un número considerable de investigaciones ha demostrado que el ayuno intermitente parece conducir a una variedad de beneficios para la salud, en particular en diversos parámetros metabólicos. Algunos posibles beneficios  que se destacan en la literatura científica incluyen:

  • Pérdida y manteninmiento de peso adecuado
  • Inflamación reducida
  • Mayo sensibilidad a la insulina
  • Mejores niveles de glucosa en sangre
  • Mejores parámetros cardiovasculares entre ellos reducción de niveles séricos de colesterol y triglicéridoslos

Además, los estudios en animales indican que el Ayuno Intermitente puede modular positivamente diversos procesos de la enfermedad, que incluyen:

  • Diabetes Tipo 2
  • Enfermedad Cardiovascular
  • Diversos desórdenes neurológicos (incluyendo modelos de Alzheimer, Parkinson y enfermedad de Huntington)
  • Cáncer

Emocionantemente, los recientes ensayos clínicos de Ayuno Intermitente de pequeña escala en  pacientes con esclerosis múltiple y cáncer han arrojado resultados muy prometedores. Sin embargo, se necesitan más estudios clínicos controlados en sujetos humanos para dilucidar aún más la relevancia de estos hallazgos y los abundantes datos de estudios de modelos animales en lo que respecta a la modulación de estos trastornos de salud específicos.

Ten en cuenta que el Ayuno Intermitente puede no ser seguro para todos. Por ejemplo, puede no ser una práctica recomendada para mujeres embarazadas y aquellas con ciertas afecciones de salud o que toman medicamentos que pueden promover desequilibrios electrolíticos. Asegúrate de consultar con tu proveedor de atención médica para decidir si el ayuno es una opción segura en tu caso. 

Consideraciones importantes para las personas con diabetes

Para las personas con diabetes, el ayuno intermitente puede ser de particular beneficio, ya que mejora la resistencia a la insulina y ayuda a mantener niveles estables de glucosa en sangre durante períodos de tiempo prolongados . Sin embargo, es muy importante que las personas con diabetes planifiquen con anticipación y sean conscientes de cómo el ayuno puede tener efecto en las dosis de sus medicamentos (insulina y / u otros medicamentos anti-hiperglucémicos). Para aquellos pacientes que utilizan insulina, es importante que la dosis o tasa basal se establezca adecuadamente para mantener la estabilidad de la glucosa en sangre en ausencia de alimentos, ya que la principal preocupación del ayuno para los pacientes con diabetes es la hipoglucemia (niveles bajos de glucosa en la sangre).

Se recomienda analizar el Ayuno Intermitente en el contexto del manejo glucémico y los ajustes necesarios en los medicamentos con un proveedor de atención médica experto antes de comenzar un plan de Ayuno Intermitente.  Es especialmente importante medir los niveles de glucosa en sangre con mayor frecuencia y tratar adecuadamente los niveles fuera de rango. También se alienta a los pacientes a mantener una hidratación adecuada mediante el consumo de bebidas no calóricas apropiadas (por ejemplo, agua).

Ayuno Intermitente + diabetes Tipo 1 

En general, los pacientes con diabetes Tipo 1 normalmente reciben instrucciones de su proveedor de atención médica para omitir las dosis de insulina de acción rápida que tomarían para las comidas o meriendas (una excepción sería una dosis de corrección en el caso de hiperglucemia). La indicación también podría ser reducir la dosis o tasa de insulina basal para acomodar el aumento esperado de la sensibilidad a la insulina debido al ayuno. La modificación en las dosis basal de insulina puede depender de si se utiliza una microinfusora de insulina o una terapia con insulina de acción prolongada, y también el tipo particular de insulina de acción prolongada que se usa.

Algunos profesionales de la salud pueden ser muy cautelosos sobre la prevención de la hipoglucemia y aconsejar a los pacientes que reduzcan su dosis de insulina de acción prolongada hasta en 30-50%. En general, si las pruebas basales se realizan con frecuencia, y la terapia de insulina basal está bien establecida para mantener niveles estables de glucosa en sangre en ausencia de alimentos o ejercicio, los pacientes no experimentarán la necesidad de una disminución tan drástica de un ayuno corto. En cualquier caso, es imprescindible prestar mucha atención a los niveles de glucosa en sangre y hacer pequeñas correcciones, según corresponda.

En caso de hipoglucemia, los pacientes deben corregir los niveles de glucosa en sangre rápidamente consumiendo carbohidratos de acción rápida (por ejemplo, glucosa).

Conclusiones

El ayuno intermitente parece ser un catalizador de numerosos beneficios para la salud y puede llevarse a cabo de manera segura en pacientes con diabetes con apoyo de un proveedor de atención médica experimentado. Las personas con diabetes deben discutir los ajustes de medicación con su equipo médico, y tener especial cuidado de mantenerse hidratados y controlar sus niveles de glucosa en sangre durante y después del ayuno intermitente.

REFERENCIAS

Arnason TG, Bowen M, Mansell KD; “Effects of intermittent fasting on health markers in those with type 2 diabetes: A pilot study” (2017) World Journal of Diabetes 8(4): 154-164.

Furmli S, Elmasry R, Ramos M, Fung J; “Therapeutic use of intermittent fasting for people with type 2 diabetes as an alternative to insulin” (2018) BMJ Case Reports

Grajower MM and Horne BD; “Clinical Management of Intermittent Fasting in Patients with Diabetes Mellitus” (2019) Nutrients 11(4): 873.

Horne BD, Muhlestein JB, Anderson JL; “Health effects of intermittent fasting: hormesis or harm?” (2015) The American Journal of Clinical Nutrition 102(2): 464-470.

Mattson MP, Longo VD, Harvie M; “Impact of intermittent fasting on health and disease processes.” (2017) Ageing Research Reviews 39: 46-58.

 


Lee mas sobre otro tipo de dietas  – Diabetes + Dieta de Índice Glucémico