Cambiando a Parche de Insulina Después de 50 Años de Inyecciones


 

Nota del editor: El contenido educativo relacionado con la tecnología de parches de insulina es posible gracias al apoyo de ​CeQur Simplicity. ​El control editorial recae únicamente en Beyond Type 1.


Las personas con diabetes necesitan opciones: la tarea diaria y hora por hora de administrarse insulina no viene en un sistema único para todos. Ya sea que lleves cinco o treinta y cinco años viviendo con diabetes, estar abierto a los métodos más nuevos para el uso de insulina puede cambiarte la vida.

Aquí, una mujer que ha vivido con diabetes tipo 1 durante más de 50 años comparte su experiencia probando el parche de insulina CeQur Simplicity.

LA DIABETES EN 1972: HIRVIENDO JERINGAS Y MIDIENDO LA GLUCOSA (AZÚCAR) EN ORINA

Gloria Constant fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en 1972 a los 16 años.

“Usaba jeringas de vidrio con agujas que tenía que esterilizar en casa con agua hirviendo”, recuerda, ahora de 66 años.

Gloria fue diagnosticada cuando la única forma de medir su nivel de glucosa (azúcar) en sangre era con tiras de papel que tenía que sumergir en sus propias muestras de orina. El color en la tira de orina indicaba un amplio rango de dónde estaba su nivel de glucosa (azúcar) en sangre varias horas antes. En ese momento, la falta general de tecnología, insulina moderna y educación en diabetes hizo que Gloria se sintiera completamente sin apoyo y sin motivación a diario.

“Cuando era joven”, recuerda, “nunca tenía muchos niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre porque no me administraba suficiente insulina. No me cuidaba”.

A los 17 años, Gloria recuerda haber desarrollado un absceso en el muslo debido a la combinación de niveles crónicamente altos de glucosa (azúcar) en sangre y no esterilizar bien las jeringas.

“El médico me dijo que no viviría hasta los 30 años si no comenzaba a cuidarme mejor”, dice Gloria.

A los 28 años, a Gloria le diagnosticaron retinopatía después de ver puntos negros en su vista que en realidad eran vasos sanguíneos sangrantes. A medida que comenzó los tratamientos con láser para detener el sangrado y evitar que la retinopatía empeorara, Gloria se volvió más proactiva en su educación y manejo diario de la diabetes.

“Empecé a cuidarla mejor y a entenderla más”, dice Gloria, quien está agradecida de haber podido cambiar las cosas a tiempo para proteger su vista a largo plazo.

BAILE DE ESPECTÁCULO Y PARCHES DE INSULINA A LOS 66 AÑOS

Hoy, con 66 años, Gloria es una bailarina de espectáculo con un grupo de baile folclórico egipcio, Al Massraweya. Ella también camina hasta 16 km (10 millas) por día.

“Las microinfusoras de insulina son demasiado voluminosas”, dice Gloria sobre su renuencia a probar una microinfusora de insulina tradicional. “Llevo un estilo de vida muy, muy activo y nunca me ha interesado la microinfusora. Pero pasé directamente de usar plumas de insulina, administrándome inyecciones diarias, a usar el parche de insulina Cequr Simplicity”.

Ultra simple y discreta, esta tecnología de parche de insulina ofrece una opción de baja tecnología que facilita mucho la administración de insulina para las comidas y dosis de corrección. Con cobertura de Medicare y muchos otros planes de seguro, Gloria dice que su médico se lo recomendó y fue aprobado de inmediato.

Gloria se sintió especialmente complacida durante su primera actuación con el parche por lo fácil que era usarlo debajo de los trajes ajustados.

“Me preguntaba si tendría que quitármelo para la actuación, pero el parche es tan delgado que ni siquiera se ve. ¡Es irreal!” dice Gloria. “Me encanta”.

USANDO UN PARCHE DE INSULINA DESPUÉS DE AÑOS DE INYECCIONES

“Cuando aprendí las instrucciones para ponerme el parche Cequr, pensé: ‘¡Ah, no, nunca voy a recordar estos pasos!’”, se ríe Gloria. “Pero ahora probablemente podría hacerlo mientras duermo. Es muy fácil”.

Gloria dice que esperaba que la aplicación del parche de insulina se sintiera similar a la inserción de un sensor MCG. En comparación, sin embargo, dice que ponerse un nuevo parche en el abdomen es completamente indoloro.

“No tengo idea de cómo hicieron que esta tecnología fuera tan indolora”, dice Gloria. “Era reacia a ponérmelo en el estómago. Nunca me ponía inyecciones allí, pero no duele. Es realmente increíble”.

Gloria dice que poder administrarse la insulina con mucha discreción ha sido una de las mayores ventajas, y ha ayudado a garantizar que la reciba de manera más constante con sus comidas.

“Me ayuda mucho a recordar administrarme la insulina porque nunca me gustó ponerme una inyección en público”, explica Gloria. “Cuando viajo o estoy en público, siempre espero hasta poder ir al baño para inyectarme la insulina. Ahora solo aprieto los botones del parche a través de mi camisa. Es muy discreto.

Gloria también viajará a Egipto este verano. Ya que tiene una gran pasión por la historia y la cultura del Antiguo Egipto, Gloria participará en un proyecto de excavación y restauración de tumbas en Luxor, Egipto.

Saber que podrá administrarse fácilmente insulina con las comidas y de corrección con el parche puesto es un alivio.

“Ahora no sé qué haría sin él”, dice Gloria. “Ojalá lo hubiera tenido hace mucho tiempo”.

 

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO 05/31/22, UPDATED 06/06/22

Ginger Vieira es la gerente principal de contenido en Beyond Type 1. Es una autora y escritora que vive con diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluyendo “When I Go Low” (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), “Pregnancy with type 1 Diabetes” (El embarazo con diabetes tipo 1) y “Dealing with Diabetes Burnout” (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Antes de unirse a Beyond Type 1, Ginger pasó 15 años redactando para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.