Candidiasis y Diabetes: Lo que Debes Saber


 

Es probable que ya sepas que los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre pueden tener impacto en tus ojos, tus dedos de las manos, de los pies y tus riñones… pero hay otras partes del cuerpo de las que no hablamos tanto. La diabetes también puede afectar la salud de tus áreas genitales.

Sí, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar candidiasis. Es desagradable, incómodo y, a veces, muy doloroso, esto es lo que debes saber sobre la candidiasis como persona con diabetes.

¿Qué es candidiasis?

Una candidiasis es básicamente un crecimiento excesivo de levaduras, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). La levadura técnicamente es un hongo, lo que significa que también son “infecciones fúngicas”.

La candidiasis es un problema común para las personas con diabetes porque los niveles altos de azúcar en la sangre pueden alimentar fácilmente el crecimiento de los hongos. Cuando hay un exceso de azúcar en la sangre, inevitablemente habrá un exceso de azúcar en la orina, lo que lleva al crecimiento excesivo de levadura.

(También se puede desarrollar una candidiasis en la boca, la garganta y la lengua).

El crecimiento excesivo de este hongo, que por lo demás es saludable, puede provocar síntomas extremadamente incómodos que son imposibles de ignorar.

La candidiasis en los genitales puede ocurrir en mujeres y hombres, pero sin duda es mucho más común en las mujeres.

La candidiasis en mujeres con diabetes: también es conocida como “candidiasis vulvovaginal” en mujeres y es una candidiasis que afecta la vagina, la vulva y alrededor de la abertura de la vagina. Puede ser extremadamente incómoda y difícil de eliminar.

La vagina en realidad depende de la presencia de levadura en todo momento para mantener el complejo equilibrio ambiental que mantiene saludable esta parte de tu cuerpo.

Candidiasis en hombres con diabetes: también son conocidas como “tiña inguinal”. La candidiasis en los hombres con frecuencia es causada por el uso de suspensorios sudorosos durante demasiado tiempo. Especialmente cuando se combina con niveles altos de azúcar en la sangre, un suspensorio sudoroso crea el ambiente ideal para el crecimiento excesivo de levadura.

Las infecciones pueden desarrollarse alrededor del testículo, la parte interna de los muslos y las nalgas. También puede desarrollarse dentro y alrededor de la cabeza del pene en las personas incircuncisas.

Señales y síntomas de una candidiasis

Las primeras señales y síntomas de candidiasis son sutiles y fáciles de ignorar al principio, pero con el tiempo, estos síntomas se vuelven extremadamente incómodos.

  • picazón intensa
  • sensación de escozor o ardor
  • ardor y dolor al orinar
  • olor leve
  • secreción blanca y cremosa (etapa temprana)
  • secreción blanca, a veces grumosa (etapa tardía)
  • enrojecimiento
  • hinchazón (en casos graves)
  • dolor o ardor durante el coito vaginal
  • picazón en el exterior y el interior de la vagina

Llama a tu médico de inmediato si experimentas alguno de estos síntomas más graves, ya que podrían indicar un problema de salud más urgente:

  • secreción amarilla
  • secreción sanguinolenta
  • olor fuerte
  • dolor en la espalda o el estómago
  • fiebre
  • vómitos
  • necesidad de orinar con frecuencia

Si nunca has experimentado una candidiasis, comunícate con tu equipo de atención médica para ayudar a determinar qué es antes de comprar cualquier medicamento de venta libre. La candidiasis que no recibe tratamiento puede volverse extremadamente incómoda y dolorosa.

Causas comunes de la candidiasis

Hay una variedad de factores que pueden causar una candidiasis. Las personas con diabetes son aún más susceptibles porque la combinación de cualquiera de estas variables con los niveles de azúcar en la sangre incluso levemente altos crea un entorno fácil para el crecimiento excesivo de levadura.

  • Niveles altos de azúcar en la sangre: no todos los niveles altos de azúcar en la sangre causarán candidiasis, pero la frecuencia y el tiempo que tu azúcar en la sangre supere los 250 mg/dL hará que la levadura crezca más fácilmente. La candidiasis también es una señal temprana común de la diabetes no diagnosticada. Si tus niveles de azúcar en la sangre no bajan a niveles más seguros, es probable que continúes desarrollando candidiasis.
  • Ciertos medicamentos para la diabetes: sigue leyendo para recibir más información sobre qué medicamentos para la diabetes pueden causar candidiasis y qué puedes hacer al respecto.
  • Antibióticos: especialmente para las personas con diabetes, se debe estar muy atento a las primeras señales de una candidiasis al tomar antibióticos. Cuanto antes la detectes, más rápido podrás tratarla y evitar que la infección empeore. ¡Pero continúa tomando tus antibióticos según las indicaciones de tu médico!
  • Estrés grave: el estrés grave hace que muchos aspectos de nuestra salud general cambien, y esto también puede alterar el entorno de la salud vaginal, especialmente cuando el estrés se combina con cualquiera de estas otras causas.
  • Ciertos tipos de tampones y toallas sanitarias: ya sean tampones perfumados o simplemente una marca en general, es posible que tu cuerpo esté tratando de decirte fuerte y claro que es hora de probar otra cosa. Usar protectores húmedos todo el día también puede provocar candidiasis, lo que significa que debes cambiarlos con más frecuencia.
  • Trajes de baño mojados, ropa interior húmeda o suspensorios sudorosos: no pases el día con un traje de baño mojado o un suspensorio sudoroso. ¡La humedad crea un ambiente ideal para el crecimiento excesivo de levadura! Si tienes dificultades para pasar el día sin la ropa interior húmeda, simplemente adopta el hábito de cambiarla por un par nuevo a la mitad del día.
  • La química sexual o el semen de tu pareja: tan solo se trata de química simple, a veces el equilibrio que lo mantiene saludable no es ideal para tu cuerpo. Esto significa que es imprescindible evitar que el semen de tu pareja esté presente en tu vagina.
  • Productos para duchas vaginales: nunca te hagas una ducha vaginal. Punto. Habla con tu médico sobre tus preocupaciones en lugar de usar duchas vaginales.

Medicamentos para la diabetes que pueden causar candidiasis

La categoría de medicamentos para la diabetes llamada “inhibidores del SGLT-2” pueden causar candidiasis fácilmente en las mujeres porque estos medicamentos estimulan a tu cuerpo a excretar el exceso de glucosa de los alimentos que ingieres a través de la orina. Esto significa que la glucosa (azúcar) nunca ingresa a tu torrente sanguíneo, sino que tu cuerpo la pasa a través de la orina y potencialmente alimenta el crecimiento de levadura.

Los medicamentos para la diabetes que pueden causar candidiasis incluyen:

  • Farxiga (dapagliflozina)
  • Invokana (canagliflozina)
  • Jardiance (empagliflozina)

Las estrategias recomendadas para prevenir la candidiasis mientras tomas uno de estos medicamentos para la diabetes son:

  • Toma mucha agua durante el día. Dado que tu cuerpo está usando tu orina para eliminar el azúcar de tu sistema, ¡debes mantenerte bien hidratado! Agua. Agua. Agua.
  • Come menos carbohidratos. Si comes una dieta alta en carbohidratos (más de 250 a 300 gramos por día), entonces eliminarás más y más azúcar por medio de la orina. Reducir los carbohidratos en tu dieta, incluso hasta 150 gramos por día, puede ayudar a prevenir el crecimiento excesivo de levadura porque habrá menos azúcar de tu dieta en la orina.
  • Habla con tu médico sobre la posibilidad de agregar otro medicamento para la diabetes a tu régimen para reducir los niveles de azúcar en la sangre, de modo que se elimine menos azúcar por medio de la orina.
  • Habla con tu médico lo antes posible si crees que uno de estos medicamentos está causando candidiasis frecuentes. No es necesario que dejes de tomar el medicamento, pero debes realizar otros cambios para disminuir el riesgo de candidiasis.

Otras causas de candidiasis

  • anticonceptivos hormonales
  • quimioterapia
  • tratamientos contra el VIH o el sida
  • uso de catéter urinario a largo plazo
  • esteroides anabólicos
  • inyecciones de cortisona
  • contraer una candidiasis de una mujer (generalmente solo en relaciones sexuales entre dos mujeres)
  • un hombre puede contraer una candidiasis de una mujer infectada, pero esto es muy poco común

Opciones de tratamiento para candidiasis

El tratamiento de una candidiasis puede ser frustrante porque existen algunos tipos de tratamientos “antimicóticos” de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) y no son baratos. Además, es posible que un tipo de tratamiento antifúngico no ayude en absoluto, mientras que otra opción del mismo estante de la farmacia sí podría ayudar. Puede ser necesario un poco de prueba y error para determinar el mejor tratamiento para tu cuerpo.

  • Comienza por mejorar tus niveles de azúcar en la sangre: si tus candidiasis son frecuentes y recurrentes, habla con tu equipo de atención médica para que te ayude a abordar las causas de las infecciones. ¡Ajustar tus medicamentos para la diabetes puede hacer maravillas! Ningún tratamiento antifúngico ayudará a una candidiasis si no reduces también tus niveles de azúcar en la sangre a un rango saludable. La candidiasis recurrente significa que algo en tu vida diaria o en tu salud general necesita atención.
  • Cremas antimicóticas de venta libre: los cuatro tipos de productos de venta libre que puedes comprar en tu farmacia local son butoconazol, clotrimazol, miconazol y terconazol. Todas estas son cremas o pequeñas cápsulas en forma de píldora que se insertan en la vagina o en el área de la piel afectada. Recuerda que, si un tipo no funciona, debes probar con uno diferente. No te limites a cambiar de marca: lee las letras pequeñas para determinar qué tipo ya has probado.
  • Medicamentos recetados más fuertes: el medicamento fluconazol y nistatina se puede tomar por vía oral para ciertos tipos de infecciones a largo plazo.
  • Circuncisión masculina: en casos graves, un hombre con candidiasis recurrentes podría necesitar pensar en la circuncisión para prevenir más infecciones.

Si bien la candidiasis generalmente se consideran inofensivas, pueden volverse graves si no se tratan. Habla con tu médico si experimentas candidiasis recurrentes o una candidiasis que no desaparece luego de una semana de usar las opciones de tratamiento de venta libre.

ESCRITO POR Ginger Vieira , PUBLICADO 05/06/21, UPDATED 05/06/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.