CARTAS PARA BANTING
11/13/17
ESCRITO POR: RACHEL MORGAN

 

Estos extractos “Letterthought to Federick Banting” (cartas para Federick Banting) son de la colección de poesía de Rachel Morgan, Honey & Blood, Blood & Honey (miel y sangre, sangre y miel). Este libro ocupa un lugar tenue entre la enfermedad y el bienestar, en los momentos y años después de que se descubrió la insulina, por lo que la diabetes tipo 1 es una enfermedad de supervivencia.

Los poemas en esta colección se mueven entre declaraciones directas a los científicos que descubrieron la insulina primero en 1921, a las reflexiones líricas de una madre mientras que lamentaba la carga de la enfermedad crónica que viene con la diabetes tipo 1 de su joven hijo. El lenguaje de la ciencia y de los progenitores infunden los poemas, dando voz al cuidador, donde nada es enteramente un regalo o un dolor.

Rachel Morgan es la editora de poesía de la North American Review , la revista más antigua de la nación, que se publica en la Universidad de Northern Iowa, donde Morgan también enseña en el Departamento de Lenguas y Literaturas.

Aprende más sobre el trabajo de Rachel Morgan.

Carta de invierno para Frederick Banting, descubridor de la insulina

Esta nieve se derrite antes de la próxima nieve. Cómo odiaba la pradera cuando llegué, sus cosechas empalagosas y desnudas por kilómetros. Dos semanas después de mudarnos, nos sentamos en el porche al oscurecer, cajas abiertas en el patio, recobrando el aliento por la década en la ciudad. Sosteniendo ilusiones + esperanza + turbulencia. Adentro, nuestro hijo de un año de edad, dormido, ya siendo un pasajero invisible que viaja por la interestatal de su sistema inmunológico. semirremolques y silbatos de trenes sonaban como si partieran, en otro lugar, no aquí, no hay, no donde, ahora aquí. Pero, tengo que decirle, Dr. Banting, que está este momento que se rompe y que arregla mi corazón. El verano en que él tenía dos años, reuní juguetes de montar plásticos después de un día bajo el sol, un nuevo olor a plástico, que al año siguiente reconocería como insulina, como abrir una nueva muñeca de su paquete. Esto es lo gracioso, no recuerdo la última muñeca que me dieron. La infancia termina de un moretón a la vez como el invierno que invade con cada día más frío.

Carta de intervención para Frederick Banting, bebedor empedernido

El otro lado de la causalidad es la culpa. El frío del efecto de lago está empujando su temporada temprano, y está la epifanía de las 2 a. m. que confirma el propio genio sospechado de todos. El intento de dormir con un estómago agrio que sabe poco de su herencia. Las camillas se mueven en ruedas como los cochecitos de niños, y los niños muy delgados tienen tanta hambre para incluso comerse las semillas de un pájaro. El otro lado de la culpa no es causalidad. Banting, sus acciones no han herido a nadie ni a alguien de las siguientes maneras: de una habitación alquilada en Ontario (cama individual, patente de $ 1 para insulina, alfombra funeraria floral), de los primeros meses en el laboratorio (delantal sangriento, gafas, ola de calor); ¿quién está contando cuántos más si es sólo el siguiente? Un libro negro hierve con ideas para experimentos. Una habitación llena de comas para que los padres se lamenten. Cuando el paciente y el médico están igualmente hambrientos, hay una opción de tratamiento. Hijo del hombre, ¿pueden estos huesos vivir? ¡Hijo del hombre, estos huesos pueden vivir! Hijo de hueso, estos hombres, viven. Hijo, cuyos huesos mis huesos vivieron, puede vivir.

Carta de sueños lúcidos para Frederick Banting, científico

En un idioma, estoy enfermo se traduce como la enfermedad ha venido a mí, lo que significa lo contrario de lo inesperado, sin suerte, sin destino, no títere de dios enrollando hélices de ADN. La suerte favorece la mente preparada, pero cuando nos encontramos en una conferencia, no sé si llamarle médico, inventor, científico o descubridor. Usted dice que no importa. Esperamos en la fila para nuestra oportunidad de ser concursantes en un programa de juegos llamado “Un sueño recordado de las imaginaciones de un jardín del Edén”. Creo que la hierba debajo de las suelas de sus botas es la respuesta correcta, y usted grita no toquen la manzana. La ciencia, usted me recuerda, está separando lo curioso de lo poco curioso. ¿Por qué no si son la misma pregunta que quieren convertirse en respuesta, usando una corbata, besando a los niños, diciendo la cena huele bien , incluso si no es así, incluso si es suerte tonta.

Cartas de agradecimiento para Frederick Banting, asesino de perros

El problema después del nacimiento de mi hijo prefiguró su vida, una tormenta gruñendo que llegó toda la tarde, pero el futuro yace en hace mucho tiempo. Sólo le menciono esto, Dr. Banting, porque durante un tiempo olvidé cómo ser, pero me acordé después de un año. Huevos de Pascua, peces de colores, el preescolar, zapatos que ya no quedan bien en lugar de que nunca se hayan usado. Después, leí sobre usted y Best, persiguiendo a perros callejeros en las calles de Toronto para quitarles el páncreas. Por supuesto, este es el análisis de riesgo-beneficio, el precio de la ciencia: curación, remisión, falso pas, perro/rata/mono/no niños muertos, en el niño y el niño después del niño. Es el delgado y hambriento, los muertos antiguos que hemos heredado. Sobre una bebida temblorosa de tarde en las noches hasta medios días, usted y yo nombramos a las personas famosas que invitaríamos a cenar, ahora que la gente puede cenar. Ahora que los perros están muertos. Ahora que mi hijo vive.

RACHEL MORGAN

Rachel Morgan y su esposo, Matt, son los padres de dos increíbles hijos, Ava y Henry. A su hijo Henry le diagnosticaron diabetes tipo 1 y después de su diagnóstico, Matt y Rachel decidieron utilizar su entrenamiento como educadores y creadores para compartir las experiencias de su familia con la diabetes tipo con la esperanza de aumentar la conciencia y la comprensión para cualquier persona afectada por esta enfermedad. Puedes seguir sus experiencias en www.semisweett1d.com, en Facebook (Semisweet), Twitter (@semisweett1d), y en Instagram (@semisweett1d).