Charla de Perros con Early Alert Canines (Perros de Alerta Temprana)

3/26/16
ESCRITO POR: MICHELLE BOISE

 

¿Alguna vez te has preguntado cómo es tener a tu mejor amigo diciéndote que tienes un nivel alto o bajo con solamente un empujón? Los perros son animales increíbles, educados para formar vínculos con los humanos y nacidos con un agudo sentido del olfato; ellos son capaces de ayudarnos en más que solamente con su compañía. El promedio del sentido del olfato de un perro es decenas de miles de veces más fuerte que el nuestro, lo que significa que ellos nos pueden alertar de la presencia de cualquier cosa, desde drogas hasta cambios en la respiración de alguien que tiene diabetes tipo 1. Pero, ¿pueden todos los perros ser capaces de ser un MCG (monitor continuo de glucosa) andante y que ladra? ¿Qué tan precisos son en realidad? Y, ¿cómo son entrenados para desempeñar estos increíbles servicios a los humanos?

Beyond Type 1 (más allá de la diabetes tipo 1) quería saber más acerca de estos perros de alerta diabética (DAD por sus siglas en inglés) y cómo están cambiando la forma en que la comunidad de personas con diabetes está viendo el control de la diabetes. Charlando con la entrenadora de perros de servicio Erica Horn de Early Alert Canines (perros de alerta temprana), una organización no lucrativa que entrena perros de servicio para ser perros de alerta diabética (PAD) y luego se los da a los clientes en el área de California y Oregon, aprendimos qué se requiere para usar ese chaleco rojo. En los 5 años que la organización ha estado en operación, ellos han entregado de manera exitosa a 36 perros. Esto es lo que Erica Horna, la amante de los perros con diabetes, tenía que decir acerca de su trabajo y sus amigos caninos que hacen que todo sea posible.

BT1: ¿Cómo seleccionas a los perros que serán entrenados? ¿Hay alguna raza que sea preferible? ¿Cualquier perro puede ser entrenado?

EH: Si bien cualquier raza de perro puede ser enseñada para detectar cambios en los niveles de glucosa, algunas razas son más fáciles de entrenar que otras, como los golden retrievers. Yo solamente tengo experiencia con esta raza. Generalmente nos gusten los perros con mayor tenacidad (ese rasgo podría no funcionar para alguno que sea un perro guía o un perro asistente de movilidad). Entrenamos perros para que tomen iniciativa y se introduzcan en nuestro espacio para poder alertarnos sobre un nivel bajo o alto de azúcar en la sangre. Queremos perros que no se rendirán. Nosotros no criamos a nuestros propios perros. Nuestros perros son donados por Acompañantes Caninos para la Independencia y Perros Guía para los Ciegos.

Aceptamos perros que han cambiado de carrera (perros que no han sido aptos para un trabajo específico de asistencia). Por cualquier razón que sea por la cual ellos no han sido capaces de realizar alguna tarea requerida para algún servicio diferente. Tal vez ellos cursaron entrenamiento, pero fueron ligeramente distraídos por otros perros en público, así que no pueden ser perros guía para los ciegos pero podrían todavía podría ser DAD. Las otras organizaciones nos seleccionan y nosotros vamos a revisar al perro. Realmente lo valoramos y los perros aún tienen una oportunidad para ser perros de servicio. Nos mantenemos en contacto con los padres del cachorro también y los ponemos en contacto con el cliente. Normalmente ellos se entusiasman porque su perro aún tiene la oportunidad de ser un perro de servicio y, por lo regular, vienen a su graduación.

BT1: ¿Así que es como una gran red familiar?

EH: Absolutamente. A veces, los padres de los cachorros no sabían que sus perros pudieran tener esta habilidad especial y se emocionan mucho de verlos ayudar a otros. Es mágico en realidad.

BT1: ¿Qué involucra el entrenamiento canino? ¿Cuánto tarda normalmente?

EH: Lo bonito de tomar perros de otras organizaciones de crianza para perros de servicio es que ellos ya están bastante entrenados. Estos perros normalmente pasan de 12 a 18 meses con un criador de cachorros en donde ellos están socializados al mundo humano, así que tomamos los perros que se sienten muy cómodos estando en público y solamente los entrenamos para alertar acerca de niveles bajos de glucosa en la sangre. Usualmente toma de 4 a 6 meses. Toma un mes (dos meses como máximo), para que sean capaces de reconocer un nivel bajo de glucosa en la sangre. Y luego, padres adoptivos voluntarios que tienen diabetes tipo 1, los entrenan en su casa por 1 a 2 meses. Normalmente tenemos dos clases al año y es allí en donde emparejamos a nuestros clientes.

BT1: ¿Qué requisitos debe completar un perro para poder pasar la prueba? ¿Hay alguna lista de 5 habilidades principales, por ejemplo?

EH: Estamos buscando a perros que los motiven las golosinas. Eso es lo más importante. Ellos alertan en base a la motivación de recibir comida. Sobre todo, necesitan comportarse bien en público también. Nosotros entrenamos perros de servicio con acceso completo (que pueden ir a donde sea) y compañeros calificados (estos serían entrenados para estar con familias que tengan niños con diabetes menores de 12 años). Los perros de servicio con acceso completo son para adultos y los compañeros calificados son para niños quienes quizá no se realicen pruebas, así que el perro está entrando para avisarle a los padres en su lugar. Si tenemos perros que son excelentes pero que tal vez no se sienten cómodos caminando por decir, el centro de San Francisco, los entrenamos como compañeros calificados. Somos una de las únicas organizaciones que colocan perros de servicio para alguien menor de 12 años y creemos que eso es especial. Los niños pueden tener números más volátiles así que puede ser más difícil mantener sus niveles de glucosa en la sangre dentro del rango.

BT1: ¿Cómo emparejan al cliente con el perro?

EH: Hacemos bastantes pareos. Tenemos un proceso de solicitud, y hacemos preguntas específicas acerca de su estilo de vida y familia. Luego pensamos en qué perros hemos entrenado, que estén disponibles. Toma alrededor de un año a 16 meses. Tenemos perros que son más activos y otros que son más reservados. Si tú tienes una familia adicta a la televisión, no te pondremos un perro activo, por ejemplo. Normalmente tenemos una orientación previa a la colocación del perro. Ayuda ver interactuar al cliente y al perro en persona, porque eso puede hacer la diferencia. Todavía queda una curva de aprendizaje, pero es raro que una colocación no funcione debido al pareo que se hizo previamente. La mayoría de gente que aplica, ha pensado en esto por un buen tiempo. Ver el crecimiento de los perros y luego la conexión que forman con los clientes a través del entrenamiento es algo emocionante de ver.

BT1: Debe ser inmensamente gratificante poder vincular personas con perros para mejorar sus vidas.

EH: Puede ser un poco como una montaña rusa emocional. Yo llego a conocer a los perros bastante bien. Y ya que tengo diabetes tipo 1, ellos me alertan, así que a veces es difícil dejarlos ir cuando están listos. Usualmente hay bastantes curvas de aprendizaje cuando hay bastantes personas con diabetes tipo 1 en la sala de orientación. Los primeros días, los perros se me quedan viendo, inconscientes de que deben alertar a alguien más. Con el tiempo, ellos empiezan a formar un vínculo con su persona y mueven ese enfoque. Ellos lo llegan a entender, los perros son flexibles.

BT1: ¿Qué es lo que ellos olfatean? ¿Cómo detectan un nivel bajo o alto de azúcar en la sangre y saben la diferencia?

EH: En realidad, esa es una gran pregunta. No sabemos exactamente cómo es el olor. Sabemos que es un tipo de cóctel el que nuestros cuerpos con diabetes emanan. Ellos en realidad detectan el movimiento de los niveles de glucosa en la sangre, no un número real. Ellos normalmente son el 95 % precisos. Ellos detectarán el movimiento más rápido que un MCG (monitor continuo de glucosa), con frecuencia ellos te alertarán antes de que llegues allí porque ellos están olfateando en tiempo real. Normalmente cuando estoy alrededor de los 100 o en un nivel más bajo, me empiezo a sentir indispuesta, pero mi perro me alertará en 130, 120. También es común para ellos, alertar durante los tiempos de comida. Nuestra alerta son los toques que nos dan con sus patas. Se solía enseñar una señal si tu número estaba aumentando y una señal diferente si estaba bajando. Encontramos que algunas personas con diabetes tipo 1 se pusieron algo perezosas y no se hacen pruebas ya que el perro les dice. Solo comerían algo de glucosa o se pondrían insulina basándose en las señas del perro, lo cual no es seguro. Así que pensamos que sería mejor solamente enseñar una señal, la cual significa una detección de un rápido movimiento en los niveles de glucosa en la sangre.

Y los perros deben ser persistentes. Ellos dan toques con sus patas, luego ladran y siguen así si tú no estás poniendo atención. Si yo no me reviso rápidamente, mi DAD se irá con mi novio y empezará a alertarlo a él. Está entrenado un poco para alertar a quien sea que escuche porque ellos esperan comida cuando ellos olfatean ese olor y si ellos no obtienen comida, probarán tener la atención de alguien más. Se les enseña a una edad joven para resolver problemas y a trabajar con humanos, puesto que ya han sido entrenados como perros de servicio. El entrenamiento temprano es realmente importante y hace mi trabajo mucho más fácil.

BT1: ¿Cómo es la orientación entre los perros de servicio y las personas con diabetes tipo 1 que los adoptan?

EH: Nuestra clase de “compañeros calificados” dura aproximadamente una semana y la clase de “acceso completo” dura dos semanas. Ellos se van a casa con el perro y regresan con él para tomar las clases. Nosotros también hacemos bastantes excursiones. Queremos que ellos se sientan cómodos yendo a donde sea con ese perro. De hecho, caminamos alrededor de la terminal de ferrys de San Francisco y almorzamos allí. Es mucho más trabajo porque el lugar es bastante concurrido. Muchos miembros de la familia se unen y ayudan y se entrenan también en el proceso. Después de que ellos terminan su entrenamiento, continuamos trabajando con el cliente. De hecho, les pedimos que hagan cuadros y graben sus números de su glucosa en la sangre cuando el perro los alerta, para asegurarnos de que estén alertando.

Algunas veces, toma un poco de ajuste. Tal vez al perro no le gusta alertar en el carro, o quizá es el lugar en donde está y no puede alcanzar a la persona estando en el asiento trasero, así que averiguamos por qué el perro no está alertando. No certificaremos al perro hasta que 4 de 5 semanas consecutivas, el perro haya alertado correctamente el 80% del tiempo. El perro también debe tener al menos una alerta de dormir (que despierta a la persona) y una alerta de carro. Luego, se pueden graduar.

A veces un perro dejará de alertar de forma tan precisa y las personas piensan que solo necesita repasar su entrenamiento, pero el perro no olvida su entrenamiento. Ellos son criaturas vivientes, ellos pueden ser afectados por el ambiente o por cambios en su vida. Los cambios tales como el nacimiento de un niño, una mudanza reciente o incluso una pérdida de empleo puede hacerlos sentir incómodos y ser la causa por la que han dejado de alertar. Se les entrena para ser sensibles así que quizá ellos esperen para alertarte cuando estás molesto o estresado. Si alguien dice que la alerta se ha vuelto menos precisa, yo siempre comienzo por preguntar qué ha cambiado desde que el perro dejó de alertar.

BT1: ¿Nombras a los perros para el entrenamiento?

EH: Ellos ya vienen con nombre de las organizaciones de perros de servicio anteriores y es más fácil mantener esos nombres ya que el perro lo reconoce. Aunque quizá ajustemos sus nombres si tenemos más de uno con el mismo nombre.

BT1: ¿Cómo obtienen sus fondos? ¿Cuánto tiene que pagar una persona con diabetes tipo 1 para obtener un DAD (perro de alerta diabética) con ustedes?

EH: Estamos completamente financiados por donaciones y subvenciones. Solamente tenemos 3 miembros en el personal que trabajan medio tiempo y quienes son remunerados. Todos los demás son voluntarios. En cualquier momento, tenemos de 10 a 20 hogares de crianza voluntarios. Debido a que los perros nos son donados, no le cobramos a los clientes por los perros, pero sí les cobramos por el entrenamiento. Son $1,800 por un entrenamiento de “compañero calificado” y  $3,000 por uno de “perro de servicio de acceso completo”. Normalmente los perros de servicio valen $25,000 cada uno.


Para más información de los perros de alerta diabética (PAD)

Lee un relato personal: “Elle y Coach van al baile de graduación” por Stefany Shaheen

Lee el relato de Russell Roberts: Mi mejor amiga addie, la perra de alerta 

MICHELLE BOISE

Michelle cree que un simple testimonio individual tiene la habilidad de remodelar el mundo y cambiar tu vida. Tiene un licenciatura en literatura en inglés y español y un master en bellas artes en escritura de la Universidad de San Francisco. Como escritora, editora y gurú de contenidos, ha trabajado para revistas literarias y plataformas de comercio electrónico. Antes de unirse al equipo de Beyond Type 1, desarrolló artículos sobre conciencia saludable para Fitbit. Cuando no está escribiendo, la puedes encontrar bailando tap en la casa con su pequeño perro blanco o pintando con acrílicos (porque se secan más rápido)