Yo, Dafne, Chica Súper Poderosa.


 

No importa que tan difícil y áspera sea tu vida ahora, tu sigue. No importa que hagas pasos pequeños, tú sigue. No importa que tu diagnostico sea terrible o no, tú sigue. Porque la única persona que va a cuidar de tu vida y salud vas a a ser tú.

Los doctores, enfermeras, especialistas, etc te ayudarán a reforzar tus pasos y darte algunas recomendaciones de cuidado. Sigue, sigue ya que tendrás al final tu recompensa, No importa lo que te digan porque sólo en ti tienes que confiar.

No lo sabía

Lunes 5 de Diciembre de 2016.  400mg/dL. No sabía que significaba ese número. Llegué a urgencias por primera vez por algo grave a mis 16 años. No voy a olvidar ese momento de dolor físico y al ver llorar, preocupada a mi madre sin saber lo que estaría apunto de pasar en mi vida.

Me encontré con enfermeras. Médicos, especialistas, y debo confesar que el hospital me daba miedo en ese entonces, y no por fantasmas como en las películas si no porque había personas muriendo, sangre o cosas que de verdad parecían urgencias como en los programas de salud. Tenía mucho miedo y lloraba pero los abrazos de de mamá y escucharla diciéndome “vas a estar bien” me tranquilizaban como por arte de magia.

Cuando me diagnosticaron con diabetes Tipo 1 solo eramos mi madre y yo. No sabía la magnitud de lo que estaba a punto de pasar, ¡estaba en shock!

Mi vida cambió en segundos

Es tan sorprendente como cambia tu vida en cuestión de segundos  y en este caso en un diagnóstico como este, y no era todo porque para mí era un dos por uno. Me enteré de que vivía con diabetes Tipo 1 y al mismo tiempo que tenía problemas renales.  De eso me enteré también el mismo día supe de mi diagnóstico.

Me perdí emocionalmente, y en cuestión de salud no mejoraba. Tantas noches en el hospital, sin dormir, llorar, comer, pasando ayunos, teniendo dolor. Tuve tantos ingresos hospitalarios que ya no pude seguir contando. Pasaron los años y me adaptaba a este nuevo estilo de vida.

No todos mis amigos y amigas sabían de mi diabetes. Cuando me perdí emocionalmente fue un caos, sobretodo porque tuve depresión por casi 2 años. En aquél entonces no creía en psicólogos y psiquiatras, se me hacía absurda la idea de contarle mi vida y problemas a una persona que no confiaba y menos conocía.

Toqué fondo, y ahora pido perdón a mi familia, amigos y sobretodo a mi madre.  Sin embargo, enfrentarme con todo ello me sirvió para pedir ayuda.

Tenía que avanzar y necesitaba ayuda.

2017 fue año de gran aprendizaje de vida. El 19 de septiembre del 2017 el mismo día que ocurrió el sismo de México y todos los mexicanos de toda la República aportamos para ayudar. ¿Qué pasó?, 13 de glicemia, 13 decía mi glucometro, estaba realmente más que peor, yo no sé de dónde tuve las fuerzas para levantarme de esa hipoglucemia y avisar que estaba mal. Pasé 24 hrs en urgencias. Me tomó casi una semana despertar de casi un precoma. El tacto de la mano de mi madre acariciando mi pie en la camilla del hospital con barandales por si sufría una caída, me levantó después de estar inconsciente. Mi ángel estaba allí todo este tiempo y ha sido ella.

He vivido y aprendido

He vivido y aprendido mucho estos últimos años a mi corta edad. Volver a mi hogar después de un mes en el hospital es genial.

En 2019 pude lograr cosas buenas, aprobé un examen para estudiar enfermería. Recuperé mi amor propio. Volví a ser yo misma sin dar importancia a lo que los demás opinaran de mi, aprendí a ignorar cosas malas, crecí como persona y logré cosas buenas. Además fue cuando conocí a otras personas con diabetes Tipo 1 y me di cuenta que no estoy sola en esto. Lo mejor de todo, es que mi familia aún seguía allí para mi apoyando y amando.

Estudiar enfermería para ayudar a otros

Estudiar enfermería es lo mejor, porque si se puede, no es fácil pero tampoco difícil, debes tener un control, un cuidado, la diabetes y la escuela es como una estabilidad que requiero porque es importante para mi. Pude quitarme la pena de inyectarme o monitorearme. Conocí a personas muy interesantes en enfermería que me admiran lo que he vivido y quieren saber lo que viviré.

Unos consejos para ti

Tu que tienes diabetes, recuerda que no estás sola (o), hay muchas personas que quieren verte feliz, triunfar a tu modo, ponle disciplina, no es fácil pero menos imposible. Si necesitas llorar, reír, gritar, enojarte, buscar ayuda, hazlo eres libre de hacerlo porque importa demasiado tu estabilidad y sobretodo tu Amor propio.

Mi consejo a todos y todas, es que sean felices, por cada pinchazo, por todo relacionado a tu diagnóstico, multiplica tu felicidad. Vida solo hay una y todos lo sabemos, disfrutala a tu modo, que no te gane la derrota tu puedes. Esta bien no estar bien a veces y está bien, somos humanos, sentimos y tienes derecho a ser tu mismo.

Mi familia es la mejor.

Puede que no todos tengan diabetes, solo papá, pero ciertamente todos la comparten porque ellos me cuidan en una hipoglucemia o hiperglucemia, cuando quiero llorar ellos están allí para mí, me ayudan a sobrellevar todo esto, no me dejan sola en mis citas médicas, se aseguran que este bien y tenga lo necesario.

No me importa que no tenga cura la diabetes y tenga que vivir con esta enfermedad por el resto de mi vida, por que mi familia hace que esto no sea malo, su amor hacia mi es auténtico y real, porque es difícil ver a alguien que amas sufrir y no poder hacer nada a veces por esa persona, pero mi familia hace que en esos momentos los dolores sean menos y eso es mucho mejor que dulce.

A mis seres queridos

Mi familia : Los amo, siempre, por ustedes estoy aquí ahora, les dedico todo de mi, gracias por absolutamente todo, ustedes son mi vida y motivo para No rendirme nunca jamás, son mi felicidad en la vida, y sobretodo lo mejor que tengo, son mi sol de cada día, los amo eternamente.

A mi madre: Te amo, y nunca me cansaré de decir que eres mi ángel, mi precioso ángel que me da mas vida con tan solo verte estoy agradecida con la vida y más por tenerte. Eres la mejor, la mejor de mi existencia, tenerte es una ducha enserio, eres el amor de mi vida porque gracias a ti que te debo demasiadas cosas, estoy donde estoy por ti, eres la persona que jamás me abandona. Gracias infinitamente por estar siempre conmigo, te amo, te amo, te amo por tu forma de ser, te amo poder tu, te amo porque eres mi guerrera, te amo por ser mi luz siempre en la oscuridad, te amo mamá  y jamas dejaré de hacerlo.

A mi padre: Mi persona favorita, mi superheroe, te amo, eres el mejor papá porque sin duda siempre me haces reír cuando estoy mal. El que para el, siempre seré su niña pequeña sin importar la edad que tenga, te amo y gracias infinitas por estar conmigo siempre y sobretodo por ser ese papá que hace de todo por hacerme sonreír. Mi viejo, mi papi, mi todo, el mejor papá sin duda que todos quisieran tener, Dios me dio la dicha de tenerte mi persona favorita, te amo papá, siempre.

A mis hermanos: Siempre tenemos indiferencias pero eso nos hace más unidos en momentos difíciles, los amo y gracias absolutamente por su apoyo incondicional porque sin duda son los mejores hermanos. Gracias por estar pendiente de mi ejmn más hipos e hipers y son mi mejor Dúo en este mundo, mis chicos favoritos, los amo demasiado.

Y a mi vida gracias por las experiencias, aventuras, problemas, momentos difíciles y buenos, las risas, sonrisas inesperadas, sorpresas, porque sin duda me hiciste fuerte y por darme a personas que en verdad son unos ángeles para mi y que sin duda alguna son las mejores del mundo.

Porque ser una chica con diabetes Tipo 1 me hizo la mejor, la mejor que sin duda sabe que siempre podrá salir adelante a pesar de las adversidades de la vida.

 

ESCRITO POR Dafne Guadalupe Dzul Pérez, PUBLICADO 02/01/21, UPDATED 01/22/21

Dafne vive en Mérida Yucatán y vive con diabetes Tipo 1 desde hace 20. Cómo ella vive más allá de la diabetes tipo 1: Empezar una nueva etapa en mi vida será como vivir una aventura cada día, en este día. Soy lo que creo y creo en lo que soy. Así aprendo a vivir mi vida. Síguela en instagram en: Dafne28dp