CICLISTA IRLANDÉS DESTACADO, DIAGNOSTICADO CON DIABETES TIPO 1

11/9/15
ESCRITO POR: STEPHEN CLANCY
FOTO POR: Team Novo Nordisk

Cuando era un niño, en las vacaciones familiares, llevábamos nuestras bicicletas a Francia cada año y yo trataba de cubrir tanta distancia como fuera posible en los senderos para bicicleta de las montañas locales. Antes de que me estableciera en el ciclismo de carretera, probé un montón de diferentes deportes como el fútbol, golf, rugby, surf y bicicleta de montaña. Pero al final, amé la libertad y la independencia de las dos ruedas, solamente quería ir más lejos y más rápido. Así que cambié las llantas gordas de bicicleta de montaña de mis vacaciones familiares por unas delgadas llantas para carrera.

No pasó mucho tiempo antes de que mi naturaleza competitiva saliera y quise participar en carreras. Me coloqué los primeros números dorsales en mi camiseta a los 16 años, cosa que obviamente aún no dominaba porque ellos actuaban más como un paracaídas que cualquier otra cosa. Estaba aterrado al inicio, pero me encantó. Pronto me di cuenta de que había encontrado mi pasión. Cada año, me tomo la temporada más seriamente y progreso para representar a Irlanda en el nivel Junior y nivel U23. En 2011, tuve mis mejores resultados, gané carreras y fui premiado como el mejor ciclista masculino en Irlanda. Posteriormente, firmé contrato con el mejor equipo en el  país para la temporada siguiente. Las cosas se veían bien y parecía que yo iba en la dirección correcta para alcanzar mi objetivo de convertirme en un ciclista profesional. Entonces, hubo un giro inesperado.

2015 Team Novo Nordisk- Team training camp Alicante, Spain Jan 2015

En el invierno, me estaba sintiendo mejor que nunca durante el entrenamiento, nunca había estado tan fuerte. En el período previo a mi primera temporada con el equipo, comencé a perder peso. Al inicio, pensé que esto era algo bueno porque significaba que podría subir colinas más rápido. Pero luego vinieron los calambres musculares y la sed. Inicialmente, simplemente pensé que era deshidratación y un cansancio severo de posiblemente haber entrenado muy fuerte. Durante ese período, tenía una explicación para todo. Mientras que yo tenía todos los síntomas habituales, no fue hasta que me hicieron un examen de sangre de rutina, prescrito por mi entrenador del Equipo Nacional Irlandés que me di cuenta que algo no estaba bien.

En ese momento, yo estaba en la universidad estudiando educación física y enseñanzas de matemáticas. Al inicio, se me fue indicado que cuidara mi dieta por dos semanas antes que los doctores pudieran hacer una segunda ronda de pruebas. Esto fue sorprendente porque yo ya comía de una manera saludable y me ejercitaba porque era un ciclista competitivo. Obtuve los resultados del segundo examen y yo, quien era conocido como el “maestro estudiante Sr. Clancy” fui enviado directamente de la clase a una camilla de hospital.

La noticia fue impactante, tenía diabetes Tipo 1. Yo no podía creerlo al inicio. Pensé que era injusto y pregunte, ¿por qué yo? Yo no sabía lo que significaba. Me mostraton cómo controlar mi glucosa en la sangre y cómo aplicarme las inyecciones, pero también me dijeron que combinar deportes de resistencia con la diabetes podría ser demasiado difícil de manejar. La recomendación que recibí fue de bicicletear únicamente una milla a la vez. FUe allí donde salieron las lágrimas. Había estado corriendo 100 millas la semana anterior. No pude evitar pensar que este era el final de mi carrera como ciclista.

Luego, recuerdo haber visto un equipo de ciclismo único corriendo en televisión. La razón por la que sobresalían del resto era porque ellos no solamente tenían comida en sus bolsillos, también tenían alguna clase de sistema de monitoreo de glucosa. Hice algunas investigaciones y encontré que estos chicos también tenían diabetes. Inmediatamente, fui inspirado. Pensé, si ellos pueden,  yo también. Después de consultar con mi proveedor de cuidado de la salud acerca de un plan de control de la diabetes, que incluyera nutrición y ejercicio, me fui a casa desde el hospital y me fui bicicleteando. Después de eso, decidí que no iba permitir que este obstáculo me detuviera. Contacté al director ejecutivo del Equipo Novo Nordisk, Phil Southerland, y comencé a trabajar para formar parte del equipo.

Pronto, estaba de vuelta en el camino tratando de llegar nuevamente al nivel en el que estaba antes. En una de mis primeras carreras de regreso, llegué en cuarto lugar, lo cual todavía permanece como el resultado más significativo de mi vida. Crucé la línea y rompí en lágrimas. Era un momento tan emocional y lleno de gozo ver que no era el final. Algunos de los espectadores posiblemente pensaron que yo había ganado al ver mi reacción. Para mí, si gané. Sentí como una victoria. La diabetes no me había detenido.

No mucho después, fui invitado a unirme al escuadrón de desarrollo en America del equipo Novo Nordisk. Lo que inicialmente era una prueba de 3 semanas, resultó ser el inicio de mi carrera profesional como ciclista. Fui a firmar mi primer contrato profesional con el equipo, mostrando que los sueños aún se pueden hacer realidad. Ellos dicen que toda nube tiene un rayo de luz y yo definitivamente creo que eso es una realidad en mi caso.

2015 Team Novo Nordisk- Team training camp Alicante, Spain Jan 2015

Por los últimos tres años, no he vuelto a ver atrás. He aprendido mucho acerca de la diabetes y disfruto el apoyo de mis compañeros de equipo tanto arriba como abajo de la bicicleta. Está claro que las personas con diabetes son muy diferentes. Lo que funciona para una persona podría no funcionar para otra. Pero todos los atletas del equipo Novo Nordisk están trabajando juntos para inspirar, educar y empoderar a la gente afectada por la diabetes Tipo 1 en todo el mundo.

Para mí, el equipo Novo Nordisk es un grupo muy especial. No solamente somos el primer equipo de ciclistas profesionales personas con diabetes en el mundo, sino que la comprensión y el lazo único entre todos nosotros es increíble. Nos motiva a trabajar duro y a ser los mejores atletas que podemos ser. Estoy muy orgulloso de ser parte de un equipo que está mostrándole al mundo lo que puede ser posible con la diabetes.

STEPHEN CLANCY

Stephen es un ciclista profesional de Limerick, Irlanda. El joven de 23 años, estaba estudiando para convertirse en un maestro de educación física cuando fue diagnosticado con diabetes tipo 1 a la edad de 19 años. Actualmente corre para el Equipo Novo Nordisk, un equipo deportivo mundial de ciclistas, triatletas y corredores diabéticos, encabezado por el primer equipo profesional de ciclismo de diabéticos del mundo. Stephen es un fanático de la música y el no poder llevar su guitarra a la carretera es su mayor desafío al viajar a las carreras con el equipo.