Civica Rx con Planes para Sacar al mercado Insulina de 30 Dólares en 2024


 2022-03-03

Nota del editor: Las personas que utilizan insulina necesitan fuentes de insulina asequibles y predecibles en todo momento. Si tú o un ser querido tiene dificultades para pagar o tener acceso a la insulina, haz clic aquí. 

Beyond Type 1 se enorgullece de colaborar con el proyecto de desarrollo de insulina de Civica Rx. Ve nuestra entrevista con el presidente de la junta directiva de Civica Rx, Dan Liljenquist. 


Hoy, Civica Rx -una empresa de fabricación de medicamentos sin fines de lucro fundada en 2018- ha anunciado su próxima entrada en el mercado de la insulina. Civica Rx, que se lanzará en 2024, tiene como objetivo fabricar y distribuir insulina biosimilar de acción rápida y de acción prolongada por no más de 30 dólares por vial y 55 dólares por caja de cinco plumas, independientemente del estado del seguro de gastos médicos. 

El objetivo de Civica es fabricar insulinas genéricas -glargina (de acción prolongada, genérica para Lantus), lispro y aspart (ambas de acción rápida, genéricas para Humalog y Novolog)- y ponerlas a disposición de las farmacias y de las aseguradoras para su reembolso. Las insulinas biosimilares se fabricarán en la nueva planta de producción de Civica que se está construyendo en Petersburg, Va, utilizando sustancias farmacológicas producidas por GeneSys Biologics. Se espera que la planta esté ya operando en el primer trimestre de 2024. 

Mediante un modelo de precios claro, Civica Rx se adelantará a los actuales esfuerzos gubernamentales para reducir los costos de bolsillo de las insulinas existentes. Esto acortará la actual cadena de suministro de insulina y evitará el sistema de reembolsos, que añade cientos de dólares al costo de bolsillo de la insulina para muchas personas que necesitan el medicamento para sobrevivir.  

“La insulina moderna y de alta calidad debe de estar disponible para las personas con diabetes, sin barreras y a un precio asequible y predecible. Beyond Type 1 apoya la futura entrada de Civica en el mercado y todos los esfuerzos para hacer que la insulina sea más accesible para aquellos que la necesitan”, comentó Tracey McCarter, CEO interino de Beyond Type 1. 

Como organización sin fines de lucro, Civica está lanzando el Proyecto de Desarrollo de la Insulina Civica Rx junto con diferentes aliados entre ellos Beyond Type 1, JDRF, Helmsley Charitable Trust, Kaiser Permanente, John Arnold Venture Fund – Arnold Ventures, Intermountain Foundation, Glen Tullman Fund, Trinity Health y Blue Cross Blue Shield Association.

El estado actual del precio de la insulina

En 1921, los doctores Frederick Banting, Charles Best y James Collip vendieron las patentes americanas de su insulina descubierta por sólo un dólar cada una. ¿Su intención? Garantizar que todas las personas que necesitan insulina para sobrevivir -todas las personas que padecen diabetes de tipo 1, muchas de las que padecen el tipo 2 y muchas otras que padecen diversas formas de la enfermedad- puedan acceder a este medicamento que les permite vivir.

A pesar de sus deseos altruistas, en muchas partes del mundo la insulina sigue siendo de difícil acceso o excesivamente cara. En Estados Unidos, los precios de lista de la insulina son ocho veces más altos que en otras naciones. Los precios han aumentado rápidamente: un vial de insulina que en 1997 costaba 25 dólares, con costo de bolsillo, sin seguro médico, puede llegar a costar más de 300 dólares en 2022. Una persona insulinodependiente necesita varios viales al mes para seguir con vida.

Un sistema de cadena de suministro profundamente opaco ha añadido cientos de dólares a los gastos de bolsillo de los pacientes, aumentando los ingresos de las empresas implicadas: fabricantes, gestores de beneficios farmacéuticos (PBM por sus siglas en inglés), mayoristas y aseguradoras. Los beneficios de las empresas han aumentado constantemente a medida que las personas que dependen de la insulina mueren, se endeudan gravemente, racionan su insulina, deciden no comer para no necesitar tanta insulina, sufren las consecuencias en su salud mental, como el estrés y mucho más.

Varios esfuerzos gubernamentales en la última década, incluyendo la Ley de Asistencia Asequible, múltiples proyectos de ley federales, y una ráfaga de proyectos de ley de límite de copago de insulina basados en el estado han tratado de abordar la cuestión de los precios de la insulina para determinados segmentos de personas, principalmente aquellos que están cubiertos por las formas tradicionales de seguro de salud. Los que no tienen seguro médico o los que están infraasegurados -como muchos de los que están cubiertos por los cada vez más frecuentes planes de salud con deducible alto (HDHP por sus siglas en inglés)- suelen quedar al margen de los esfuerzos políticos del gobierno. 

El lanzamiento del Proyecto de Desarrollo de la Insulina de Civica Rx es vital por esta razón: crear insulina de menor coste para todos, independientemente de la cobertura del seguro.

Esfuerzos de Abogacía de Beyond Type 1

Creemos que todas las personas con diabetes tipo 1, tipo 2 y otros tipos de diabetes tienen derecho a la mejor atención posible para su situación particular. Esto significa tener acceso a la tecnología, los medicamentos, el apoyo y los equipos de atención clínica que ayudan a cada persona a gestionar su enfermedad crónica. 

Trabajamos para aumentar el acceso y eliminar las barreras, dando a nuestra comunidad las herramientas necesarias para tener éxito. Nuestro trabajo de defensa se centra en la equidad: asegurar que las personas con diabetes tengan acceso a la atención médica abordando cuestiones como el racismo sistémico, los privilegios financieros y la discriminación en todas sus formas. Conoce más y participa en los esfuerzos de abogacía de Beyond Type 1.

 

ESCRITO POR Lala Jackson, PUBLICADO , UPDATED 03/03/22

Lala ha trabajado en comunicación y estrategia de contenidos durante más de una década en organizaciones con y sin ánimo de lucro, y en los últimos seis años ha trabajado en el ámbito de la diabetes sin fines de lucro. Un poco nómada, creció principalmente entre Hawai y el estado de Washington y se graduó en la Universidad de Miami en Florida con una licenciatura en comunicaciones centrada en la publicidad. Es una autora de no ficción publicada que actualmente está tratando de enseñarse a sí misma a escribir ficción. Normalmente se le puede encontrar leyendo, preferiblemente en una playa. Vive con diabetes desde 1997.