¿Comiendo a Escondidas? Consejos para Papá y Mamá.


 2022-03-31

Los comportamientos del autocuidado de la diabetes parecerían sencillos. Especialmente, comer saludablemente es más difícil de lo que pensamos si consideramos que vivimos en una época en la que existen demasiadas opciones de alimentos y donde hay muchos de estos que no beneficiarán la salud de nadie. 

Como padres de niños con diabetes la misión es más compleja. Los medios, las fiestas, las escuelas, no prestan demasiada atención a la educación en salud y así vemos a nuestros chicos con diabetes enfrentar situaciones complejas como comer o no comer lo que saben que invariablemente tendrá un efecto en sus niveles de glucosa en sangre.

Prohibir o no prohibir es una elección personal y familiar. El plan de alimentación que se siga dependerá de muchas variables y factores y aunque existen diferentes tendencias y preferencias lo que ninguno de nosotros olvida es que elegimos estos planes pensando en cuidar de nuestra salud. Y esto incluye nuestro manejo glucémico. 

Pero, y si hemos recibido educación en diabetes en familia, hacemos lo que pensamos debemos hacer y aún así nuestro hijo o hija se escabulle para comer alimentos poco saludables impactando de forma inmediata y drástica sus niveles de glucosa?  Debemos castigar? Regañar? Ignorar? La respuesta tampoco es sencilla pues depende también de muchas variables. Cada niño es un mundo y cada familia otro pero hemos recopilado algunos consejos que esperamos te sean de ayuda si te has encontrado en esa situación. 

Identifica la causa

Esta es una tarea menos complicada de lo que suena. Los niños con diabetes puede comer a escondidas por muchas causas y como cuidadores identificarlas, comprenderlas y tratarlas facilitará muchísimo la dinámica en casa y por supuesto el manejo glucémico de nuestro hijo a.

“Es que se esconde a comer las galletas que tengo en la alacena” En muchas ocasiones he escuchado en mi trabajo de acompañamiento de familias que los niños se esconden a comer alimentos chatarra. Mi primera pregunta siempre es; ¿porqué no está consumiendo la familia los mismos alimentos? Sin importar el tipo de alimentación que siga tu familia, sabemos reconocer opciones saludables de opciones que no lo son por lo que limitar la compra de alimentos chatarra es una buena alternativa que además tendrá impacto en la salud de todos. 

La alimentación saludable no solo debe ser una conducta de autocuidado de quien vive con diabetes sino de todos.  Esto implica conductas de autocuidado para toda la familia. A final de cuentas la diabetes de cualquiera de sus tipos requiere de mucho apoyo del entorno y qué mejor que el de la familia como actor principal.

Algunas causas y algunas soluciones

  1. Causa- Hambre: Los planes de alimentación deben ser creados a la medida. Esto no sólo aplica cuando vivimos con diabetes sino para todas las personas. En el caso de los pequeños con diabetes la alimentación es un pilar clave y los planes de alimentación deben ser creados muy cuidadosamente para satisfacer las necesidades nutrimentales pero también satisfacer gustos, facilitar alcanzar objetivos y no pasar hambre. Un plan de alimentación bien diseñado también proporcionará saciedad. El hambre puede llevarnos a buscar consumir alimentos tipo snack que no siempre son las mejores opciones nutrimentalmente hablando. Recuerda que los niños crecen y que sus requerimientos nutrimentales van cambiando. Es normal que sientan más hambre a medida que van creciendo. 

Solución: Platica con el equipo de profesionales al cuidado de la salud de tu hijo/a. Rediseñen juntos este plan de alimentación para que no haya forma de que pase hambre. Solicita opciones también para utilizar como snacks que no tengan un impacto drástico en los niveles de glucosa en sangre. 

  • Causa- Horarios: Vivir con diabetes requiere de mucha planeación. Como sabrás necesitamos planear nuestros tiempos de comida, nuestra actividad fisica, las dosis de insulina. Vaya, necesitamos convertirnos en expertos gerentes de proyectos. Los horarios y las rutinas en nuestro caso son grandes aliados. Si nuestro plan de alimentación es el adecuado para satisfacer nuestras necesidades  y estamos acostumbrados a seguir horarios, es más probable que sintamos antojo que hambre. 

Solución: Identifica los días, horarios y situaciones en las que tu hijo o hija se quede con “hambre”. Ten a la mano alimentos que no impacten sus niveles de glucosa en sangre o que lo hagan en menor medida. Los antojos no son malos tampoco. De hecho, satisfacerlos de vez en cuando parece mejor alternativa que prohibirlos y privarnos de ellos por completo, especialmente si nos hacen sentir más felices. 

  • Causa- Educación en Diabetes: La educación en diabetes debe dejar de ser considerada solo una parte del tratamiento y debe dejar de ser opcional. La información nos da el poder de tomar mejores decisiones incluso cuando de alimentos se trata. Te gustan mucho esas galletas y aunque vigilas tu consumo de ciertos nutrimentos quieres darte ese gusto? Bueno pues necesitarás aprender a contar carbohidratos y a manejar tus dosis de insulina. 

Solución: Existen fuentes de consulta cada vez más accesibles. La educación en diabetes debe ser parte importante de nuestro tratamiento. Acércate a fuentes confiables de información. Busca cursos en línea para toda la familia. Evitemos satanizar preferencias y alimentos, la solución está en encontrar lo que funciona mejor para ti. 

Por favor, no olvides que la vida con diabetes también incluye al resto de la familia. Recuerda que alimentarnos sanamente es deber de todos vivamos o no con una condición de salud. Acércate con tu equipo de profesionales de la salud para aprender a manejar la ingesta de aquellos alimentos que nos alejan de nuestros objetivos. 

Recuerda, que nosotros los padres de familia enseñamos también a través del ejemplo. Si comemos sanamente es mucho más probable que nuestro comportamiento tenga efecto en quienes nos ven. 

 

ESCRITO POR Mariana Gómez, PUBLICADO 03/31/22, UPDATED 05/02/22

Mariana es psicóloga y educadora en diabetes. Es la creadora de Dulcesitosparami, uno de los primeros espacios en línea para personas con diabetes tipo 1 en México. Ella fue diagnosticada con diabetes tipo 1 hace más de 30 años. Es mamá de un adolescente.