¿Cómo Ajustar tu Dosis Basal si vas a Beber?

Nota del editor: Este contenido forma parte de  la Guía sobre alcohol y diabetes.Este contenido ha sido verificado por Marina Basina, MD, a Profesor Clínico Asociado en la Universidad de Stanford. Ella es endocrinóloga clínica e investigadora con enfoque en manejo de la diabetes y tecnología para el manejo de la diabetes. La Dra. Basina es miembro activo  en varias juntas y consejos médicos y organizaciones comunitarias de diabetes. Además, ella es miembro del Consejo Científico de Beyond Type 1.


Cuando bebes alcohol y vives con diabetes, corres el riesgo de sufrir una hipoglucemia inducida por el alcohol. Esto se debe a que tu hígado no se enfoca en mantener tus niveles de glucosa en la sangre estables como se supone que debe hacerlo. En cambio, tu hígado se enfoca en descomponer el alcohol en tu sistema. Cuando tu hígado no está disponible para controlar tus niveles de glucosa en la sangre, corres el riesgo de sufrir una hipoglucemia inducida por el alcohol. Una de las formas de compensarlo es ajustar tu dosis basal mientras bebes alcohol.

Lee una explicación más detallada sobre cómo la bebida puede afectar tus niveles de glucosa en la sangre.

¿Qué es una dosis basal?

Si usas una bomba de insulina, tu dosis basal determina la cantidad de insulina basal que inyectas en tu sistema. Esto tiene la intención de mantener tu dosis de glucosa en un rango seguro durante todo el día. Cada persona tiene diferente dosis basal, y cada persona tiene diferente dosis basales cada día. Si usas una bomba de insulina con insulina basal, ya debes saber tu(s) dosis basal(es) óptima(s) y ya habrás hablado con tu médico al respecto.

¿Por qué ajustar mi dosis basal puede ayudarme cuando estoy bebiendo alcohol?

Debido a que tu hígado no está convirtiendo de manera eficiente el glucógeno en glucosa cuando tienes alcohol en tu sistema, es probable que haya menos glucosa en el torrente sanguíneo y que tengas un niveles de glucosa en la sangre más bajo. Esto significa que tu cuerpo necesita más glucosa añadida (carbohidratos rápidos) o menos insulina de lo normal. Hay algunas maneras diferentes para explicar este problema, como comer una merienda antes o mientras bebes alcohol (lee aquí más maneras de mantenerte a salvo, mientras bebes alcohol si tienes diabetes). Si te administras insulina basal, habla con tu médico sobre cómo ajustar tu dosis basal cuando estás bebiendo. Es posible que te pida que bajes tu dosis basal antes de salir por la noche para contrarrestar el nivel bajo de azúcar en la sangre causado por el alcohol.  


Regresa a la Guía sobre alcohol y diabetes de Beyond Type 1. Los recursos de esta guía te ayudarán a tomar las decisiones correctas y saludables al beber.