CÓMO CONSEGUIR EL PERRO DE ALERTA DIABÉTICA QUE QUIERES

8/18/16
ESCRITO POR: DORRIE NUTTALL

Hace casi cinco años, mi hijo Luke fue diagnosticado con diabetes tipo 1 cuando tenía 2 años de edad. Inmediatamente investigamos todo lo que pudimos para ayudarnos a cuidarlo. Él usaba una bomba y un monitor continuo de glucosa Dexcom después de unos meses y luego comenzamos a buscar en un perro de alerta diabética. La organización DAD (Perros de alerta diabética, por sus siglas en inglés) es bastante nueva en el mundo de los perros de servicio, así que tuvimos problemas para encontrar recursos para ayudarnos a pasar por el proceso; ¡ni siquiera pudimos encontrar un video de un perro de alerta!

Por desgracia empezamos nuestra búsqueda con una compañía que al final elegimos dejar  porque muchas familias infelices les estaban poniendo demandas. Nos fuimos y perdimos nuestro dinero y nuestra fe, hasta que encontramos Canine Hope for Diabetics (Esperanza canina para personas con diabetes) y a Jedi. Lo entrenamos nosotros mismos con la ayuda invalorable de sus entrenadores profesionales.

Avanzando rápidamente a 4 años más tarde Luke y Jedi son un equipo de trabajo maravilloso. Hemos compartido nuestra historia en en un esfuerzo por aumentar la conciencia sobre la diabetes tipo 1 y estos perros. Un perro de alerta diabética no es adecuado para todo el mundo y eso está bien, si te interesa tener uno de estos perros, por favor infórmate para que puedas tomar una decisión estudiada que sea adecuada para tu familia. Estos perros se suman a la atención que uno proporciona no reemplazan nada de lo que ya hacemos; también dan mucho trabajo.

Cosas que me gustaría haber sabido que debía investigar y preguntar…

¡No te apresures!

Existen listas de espera porque se necesita tiempo para criar y entrenar adecuadamente a estos perros, las listas de espera muy cortas pueden significar que los perros reciben menos entrenamiento, o se están entregando demasiados perros demasiado rápido, lo que la historia ha demostrado, lo cual puede ser una receta para el desastre. Habla con varias organizaciones, entrevístalos, ya que lo más probable es que también te estarán entrevistando para ver si vas a ser un buen candidato. Algunas empresas aceptan a todos los que paguen el depósito mientras que algunas tienen un proceso de entrevistas y seleccionan a los candidatos en base a los criterios que ellos creen que hará que el equipo tenga éxito.

No escojas una organización únicamente por la recomendación de alguien

Lo que funciona para una familia podría no funcionar para ti y la tuya. Las recomendaciones son un buen punto de partida, pero no son la única manera de tomar la decisión.

Piensa en la cantidad de entrenamiento que quiere que tenga tu perro

  • Un cachorro debe ser la opción menos costosa, pero viene con el mayor riesgo, y la mayor cantidad de trabajo se requiere de tu parte. Un cachorro no es un perro de alerta diabética, es un perro de servicio en entrenamiento. NADIE puede garantizar que un cachorro lo logrará. Puedes entrenarlo tú mismo, pero es muy recomendable que cuentes con la ayuda de un entrenador profesional de perros (preferiblemente uno que comprenda a los perros de servicio) para ayudarte a evaluar el temperamento del cachorro y el entusiasmo para ayudar a decidir si es un buen candidato y luego para ayudar con entrenamiento continuo.
  • Un perro que empieza (de aproximadamente 9 meses a 1 año) debe tener la obediencia básica aprendida y puede comenzar a alertar pero debes continuar el entrenamiento para ambos.
  • Los perros completamente entrenados son la opción más costosa, porque la mayor parte del trabajo inicial ya se ha hecho para ti. Estos perros generalmente tienen más de 1 año y medio de edad, han demostrado que tienen la capacidad de alertar, y tienen cientos de horas de trabajo de acceso público.
  • El entrenamiento es para siempre para TODOS los perros, independientemente de la cantidad de entrenamiento que tu perro haya tenido, si dejas de trabajar con ellos, dejarán de alertar.

¿Cómo te van a entrenar?

El manejador necesita tanto entrenamiento como el perro, si no es que más. Unas cuantas horas o incluso unos cuantos días tal vez no sea suficiente para asegurar el éxito.

Considera la posibilidad de recibir apoyo continuo

¿Cómo funciona? ¿Lo proporcionan? El entrenamiento es para siempre y la transición de un perro a un hogar lleva tiempo. ¿Qué pasa si en 6 meses o un año se presentan dificultades? ¿Te apoyarán, te ayudarán, te guiarán?

Ten en mente el tipo de alerta que quieres

¿De qué te beneficiarás más? Jedi alerta cada vez que el nivel de Luke sube a 155 o si baja de 80; vuelve a aletar los niveles altos cada hora y cada 5 a 10 minutos para los niveles bajos. A algunos perros se les entrena para alertar para las fluctuaciones de cualquier tipo (no necesariamente altos y bajos) y algunos perros sólo alertarán los niveles bajos.

  • Alertas de noche. NO TODOS LOS PERROS ALERTAN DE NOCHE e incluso los que sí alertan PUEDEN y DE HECHO se saltan algunas alertas. Son criaturas vivientes no robots. Así que si piensas que un perro te ayudará a “dormir más” te podrías llevar una sorpresa. Tener un perro de alerta diabética frecuentemente significa menos horas de sueño ya que hay que responder a cada alerta y es muy probable que tome mucho entrenamiento de tu parte para que las alertas de noche sucedan.
  • ¿Cómo son las alertas? ¿Te lamerá, te avisará con su pata, o irá a buscar un dispositivo como un bringsel para decirte que hay es un problema?. Los ladridos puede ser perturbadores y no debería ser una alerta primaria y la debe utilizar sólo si su manejador no responde o si el perro no puede acercarse a la persona para alertarla.
  • Lee Esta es la cosa con las alertas de noche y Alertas de noche, el Santo Grial de Black Dogs Rule (los perros negros son geniales).

Conoce la historia médica del perro

Pregunta sobre el historial médico del perro. Las caderas, los ojos, las articulaciones, los problemas de corazón, no se pueden prever, sin embargo se puede hacer algo para aumentar la probabilidad de que el perro vaya a ser capaz de trabajar durante un tiempo muy largo.

Ten en cuenta dónde se crió

Preguntar acerca de cómo se crió el perro. Los perros de servicio deben ser criados en hogares. Se ha demostrado que no tienen éxito cuando los perros son criados exclusivamente en las perreras; a menudo tienen dificultades para adaptarse a vivir con las familias al colocarlos.

Asegúrate de que a tu perro le gustan los niños

A algunos perros no les gustan los niños, si el perro se colocará cerca de niños pregúntale a la organización cómo van a elegir un perro que tendrá éxito en esa situación. Obtén información acerca de señales de calma y de estrés en los perros.

Pregunta lo que hacen con los perros que no lo logran

NINGUNA ORGANIZACIÓN para cualquier tipo de perro de asistencia tiene una tasa de éxito del 100%. A los perros generalmente se les “cambia de carrera”. Si son muy entusiastas, quizás puedan hacer trabajo de búsqueda y rescate; si son demasiado tranquilos, quizás puedan ser perros guía, si enviaran a todos los cachorros de todas las camadas para ser perros de servicio, estaría muy preocupada.

Preguntar acerca de sus perros en servicio activo

¿Cuántos años han estado entrenando a los perro de alerta diabética o perros de servicio? ¿Cuánto tiempo lleva su equipo más antiguo trabajando?

Asegúrate de que la organización sea de confianza

Verifica la acreditación y los informes del procurador para las organizaciones que estés considerando, busca en google acerca de estafas con perros de alerta diabética. Investigaciones preliminares mostraron que sólo el 50 % de los perro de alerta diabética todavía estaban alertando después de dos años de la colocación, que es muy lamentable teniendo en cuenta lo útil que estos perros pueden ser cuando se colocan de manera responsable y teniendo en cuenta el entrenamiento y el apoyo adecuados. Sospecha de las organizaciones que dicen tener una certificación especial, ya que no hay, hasta el momento, normas nacionales establecidas para el entrenamiento.

 

DORRIE NUTTALL

Dorrie Nuttall tiene 4 hijos de 14, 12, y 7 años y 11 meses. Ella es una profesora universitaria y enseña psicología y educación infantil. Ella pasa su tiempo libre con su esposo e hijos, trabajando con su perro de alerta diabética, Jedi, y compartiendo su historia en www.facebook.com/savingluke. La historia de Luke y Jedi ha sido compartida en CNN, The Huffington Post, el show de Kelly y Michael, ABC, CBS, e internacionalmente en la prensa, la televisión, y en línea. Ella cree que compartir sus historias ayudará a cambiar las percepciones de la gente sobre la diabetes tipo 1 y que les ayudará a vivir mejor con la DM1 y en última instancia, ayudar a acercarnos más a una cura. Actualmente está trabajando en completar un documental sobre la diabetes tipo 1 y la realidad de vivir con un perro de alerta diabética en un intento de hacer más conciencia. Para más información: www.lukeandjedi.com.