Cómo hablar en tu salón de clases acerca de la diabetes Tipo 1

Si fuiste diagnosticado cuando eras niño quizás hayas dado presentaciones cada año en tu escuela y es posible que tengas una tradición de educar a otras personas acerca de la diabetes Tipo 1. Quizás también ya hayas tenido suficiente de los anuncios públicos; ya basta. Si recién fuiste diagnosticado en la escuela secundaria o en la preparatoria tal vez te preocupe hablar de ti mismo frente a una sala llena de adolescentes o no estés seguro de cómo dar a conocer tu experiencia además de las pruebas escolares, el estrés y la escándalo social.

Una manera de abordar la educación sobre la diabetes tipo 1 es sacarse uno mismo fuera del centro de la presentación. Se podría presentar el punto de vista global, las señales de advertencia y cómo es la vida si con la enfermedad sin compartir detalles personales más allá de esto que es algo que te afecta. También podrías atarlo al 14 de noviembre, un día mundial de promoción y concientización, o una una competencia o movimiento escolar  de cambio con fondos para la investigación de la cura o a otra iniciativa importante.

Si te sientes cómodo, podrías hacer lo contrario y describir tu experiencia personal como una forma de compartir lo que se siente al ser un estudiante con un segundo trabajo a tiempo completo. Educar a los demás es una tremenda manera de combatir la ignorancia, podría evitar la intimidación de los bullys, y proporcionar una red de seguridad agregada para ti mismo. También prepararás el camino para el siguiente estudiante con diabetes Tipo 1.

Sea cual sea tu enfoque hay algunos conceptos básicos a tener en cuenta:

  • Presenta la idea a tu escuela con suficiente antelación a la fecha deseada. Los calendarios escolares están muy sobrecargados.
  • Mantén la presentación bastante breve; 10 a 12 minutos, ya sea para contar tu historia, un video o una presentación de PowerPoint e incluye un tiempo para preguntas y respuestas; si eso te incomoda, ¡está bien omitirlo!
  • Proporciona datos básicos. Recuerda que dar más información, y la información que es más complicada, no es necesariamente lo mejor. Aquellos que no están familiarizados con la diabetes tipo 1 están más propensos a absorber la información que sea clara y concisa.
  • ¡Lleva objetos para mostrar! Si te sientes cómodo y el lugar lo permite, lleva algunos de tus suministros para mostrar cómo se utilizan y por qué. Estos pueden incluir el medidor de glucosa en la sangre y suministros de pruebas, una botella vacía de insulina, jeringas sin aguja o una bomba (dependiendo de lo que se utilice).
  • Prepárate para tu presentación y el tiempo para preguntas y respuestas antes de tiempo. Es una buena idea practicar lo que vayas a decir unas cuantas veces para sentirte cómodo y preparado. Si se puede, preséntalo a alguien familiarizado con la diabetes tipo 1 e incorpora sus comentarios, esto también ayudará a asegurar que tu mensaje sea impactante.

Los temas a cubrir

  1. Qué es la diabetes Tipo 1?
  2. ¿Cuál es la diferencia entre la diabetes tipo 1 y diabetes tipo  2?
  3. ¿Cómo es el control de la diabetes en algún día determinado?
  4. ¿Cuáles son algunos de los mayores desafíos? ¿Cuáles son tus fortalezas?
  5. ¿Cuáles son las formas en las que vives más allá de tu diagnóstico?
  6. ¿Cómo pueden ayudar a las personas con diabetes tipo 1 o con cualquier enfermedad crónica?