Cómo Pedir Glucagon a tu Médico de Atención Primaria


 

Cualquiera que se administre insulina (u otro medicamento que pueda causar niveles bajos de azúcar en sangre) debe recibir un tratamiento de emergencia con glucagón, sin importar tu A1c y tu resistencia a la insulina. Pero es posible que tu proveedor de atención primaria no sepa que existen estos nuevos tipos de glucagón.

Para muchas personas con diabetes Tipo 2, tu proveedor de atención primaria incluso hasta podría asumir que nunca experimentas niveles bajos de azúcar en sangre, ¡pero es posible que los experimentes con frecuencia!

Para conseguir tu propio dispositivo de glucagón de emergencia, es posible que debas iniciar una conversación con tu médico y explicarle qué es y por qué lo necesitas.

Esta es una guía para ayudarte a tener esa conversación importante. Primero, comenzaremos con lo básico.

¿Qué es el glucagón de emergencia?

El glucagón es una hormona que le indica al hígado que libere el azúcar almacenada (también conocido como glucógeno) en el torrente sanguíneo. Los tratamientos de emergencia con glucagón pueden elevar el nivel de azúcar en sangre durante una hipoglucemia grave.

Mientras que solo hubo una opción durante décadas , y era complicada de usar, hay muchos productos nuevos y mejorados de tratamiento de glucagón de emergencia disponibles en la actualidad, que incluyen:

  • Glucagón nasal – Baqsimi: este es un glucagón de emergencia que se administra por la nariz.
  • Pluma de glucagón – Gvoke HypoPen®: es una inyección de glucagón premezclado que se presiona contra el muslo. El dispositivo de autoinyección lo hace rápido y fácil de usar.
  • Pluma de glucagón – Zegalogue: También es un glucagón premezclado, es un dispositivo de autoinyección fácil de usar. Fue aprobado por la FDA en marzo de 2021 y se espera que esté disponible para los pacientes en junio de 2021.

Más información sobre las tarjetas de copago y los programas de asistencia al paciente para conseguir glucagón.

Pedirle a tu médico glucagón de emergencia

Pedir glucagón debe ser tan simple como pedir una nueva receta de tiras reactivas o insulina. El glucagón es un medicamento recetado, al igual que la insulina, y debe ser aprobado por el seguro.

Sin embargo, debes asegurarte de que no te receten la forma anterior de glucagón de emergencia. Sé muy específico en tu solicitud pidiendo una receta para el “glucagón nasal Baqsimi” o el “Gvoke HypoPen®” o la “pluma de rescate de glucagón de emergencia”.

Puedes solicitar una receta de glucagón de emergencia en tu próxima cita, en un correo de voz por teléfono o en tu portal de salud en línea. De hecho, no debe ser un gran problema y no requiere pruebas adicionales.

Si te administras insulina, tu médico estará de acuerdo en que esta es una herramienta fundamental para manejar la diabetes de manera segura.

¿Por qué es necesario el glucagón de emergencia?

Es posible que incluso debas enseñarle a tu médico las muchas razones por las que una persona con diabetes que se administra insulina necesita glucagón de emergencia.

Conseguir unas cuantas unidades más de insulina de la que necesitas puede provocar una hipoglucemia grave. Los niveles bajos de azúcar en sangre son inevitablemente parte de vivir con diabetes si te inyectas insulina, incluso cuando haces todo lo posible para minimizar el riesgo de tener niveles bajos.

Si bien muchos niveles bajos de azúcar en sangre se pueden tratar con 10 a 20 gramos de carbohidratos de acción rápida, solo se necesita un nivel bajo de azúcar en sangre grave para experimentar una convulsión. Es posible que nunca lo hayas necesitado durante años y años de vivir con diabetes, sin embargo, debes tener uno.

Por lo general, un amigo o familiar usa el dispositivo de emergencia de glucagón en ti si estás inconsciente o si sufres convulsiones durante un nivel bajo grave.

Algunos ejemplos de situaciones en las que el glucagón de emergencia podría salvarte la vida incluyen:

Estar inconsciente y no poder comer o tomar carbohidratos.
Tener convulsiones.
Vomitar en exceso y no poder consumir carbohidratos para la insulina que acabas de administrarte.
Te inyectaste demasiada insulina accidentalmente o te inyectaste el tipo incorrecto de insulina.
Todavía estás consciente, pero sientes que estás a punto de desmayarte.
Es importante enseñarles a tus familiares y amigos dónde se guarda el glucagón de emergencia y cómo usarlo en ti.

ESCRITO POR Ginger Vieira , PUBLICADO 06/10/21, UPDATED 06/10/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.