Cómo pueden algunos medicamentos tener impacto en el manejo de la diabetes Tipo 1

Al tomar medicamentos, siempre hay que leer detenidamente las etiquetas y estar conscientes de los posibles efectos secundarios. Cuando se vive con diabetes Tipo 1, se tiene la consideración adicional de cómo va a afectar tus niveles de glucosa en la sangre, así como a los dispositivos de los que dependes para el control de tu diabetes. Y como con cualquier cosa que tienes que digerir, debes conocer el contenido de los carbohidratos, y administrar insulina según sea necesario. Aparte de la medicación diaria, por ejemplo: las pastillas para el control de la natalidad, tener una protocolo para los días de enfermedad siempre es inteligente para los bichos inesperados. De esta manera, te podrás abastecer de antemano con lo esencial para tener la mente tranquila y reducir el estrés adicional sobre tu cuidado. Estas son algunas cosas que debes saber sobre los medicamentos de venta libre y lo que significan para tu diabetes Tipo 1.

Medicina para el resfriado

Estar enfermo pone estrés en el cuerpo, y cuando el cuerpo está estresado libera glucosa en la sangre lo cual aumenta las hormonas. Estas hormonas pueden incluso evitar que la insulina baje tus niveles adecuadamente. Considera lo siguiente al tomar medicina para el resfriado:

  • Opta por las pastillas. Si es posible, toma pastillas en lugar de jarabes ya que son mejores por su falta de carbohidratos.
  • Comprueba si tiene azúcares añadidas. Al tomar jarabes, vuelve a revisar las etiquetas de las marcas de venta libre para asegurarte de que no tengan azúcares añadidas.
  • Verifica si hay una opción sin azúcar. A pesar de que las pequeñas dosis de azúcar no plantean un riesgo enorme, lo más seguro es que preguntes a tu farmacéutico si tiene jarabes sin azúcar.
  • Revisa tus niveles de glucosa en la sangre con frecuencia. Esto debe hacerse el triple de las veces que normalmente los revisas. Estar enfermo te hace más susceptible a los niveles de glucosa en la sangre extremos.
  • Administra la insulina según sea necesario. La medicina, al igual que los alimentos, se debe dosificar.

Niveles de glucosa en la sangre

Incluso sin azúcar, los medicamentos para el resfriado a corto plazo pueden hacer que tus niveles de glucosa en la sangre sean impredecibles.

  • Aspirina. Se ha sabido que baja los niveles de glucosa.
  • Pseudoepinefrina. Este descongestionante se encuentra en la mayoría de los productos de venta libre, y puede elevar los niveles de glucosa.

La clave es que cuando estás enfermo estés consciente de tu cuerpo y que revises tus niveles, y lo revises de nuevo, y de nuevo. Los médicos aconsejan que se sigan reglas más estrictas en los días de enfermedad:

  • Revisar las cetonas.
  • Revisar la glucosa en la sangre con más frecuencia.
  • Tomar por lo menos ocho onzas de líquidos por hora ya que la deshidratación puede hacer que los niveles de glucosa en la sangre suban también.

Malas interpretaciones en el MCG (monitoreo continuo de glucosa)

Y no confíes ciegamente en las lecturas de tu MCG, ya que el acetaminofeno (Tylenol) y otros medicamentos para el dolor y la fiebre de venta libre interfieren con ciertos dispositivos. En su lugar, es mejor que te guíes con las pruebas con tu monitor de glucosa en la sangre, mientras que dure la enfermedad.

Prepárate con anticipación

Pero el cerebro, al igual que el cuerpo, también sufre y se pone lento cuando uno está enfermo, y ¿quien se va a estar recordando de todas las cosas que sí y que no hay que hacer al tomar medicamentos en medio de una guerra contra un resfriado o algo peor? Sé proactivo y prepárate ahora, mientras estás bien. Es mejor que la alternativa de tomar la botella más a la mano de jarabe para la tos para luego caer en más miseria.

Haz un plan para enfermedades con anticipación con la ayuda de tu médico que incluya:

  • las listas de medicamentos recomendados que traten de forma diferente los síntomas del resfriado común y la gripe, y que sean seguros para la DT1 y la enfermedad celíaca;
  • la información de contacto del médico y, dónde y cuándo se le puede localizar durante la semana, noches, fines de semana, y días festivos;
  • un plan para la frecuencia con la que debes revisar tus niveles de glucosa en la sangre (cada cuatro horas), cuánto líquido debes tomar (al menos ocho onzas de agua cada hora), y cuánto debes comer (15 gramos de carbohidratos cada hora si tus niveles están bajos);
  • abastecimiento de estos elementos que aportan energía e hidratación:
    • refrescos de dieta y claros, sin cafeína
    • caldos claros
    • paletas heladas sin azúcar
    • gelatina común
    • glucosa en gel (de acción rápida para el tratamiento de los niveles bajos)
    • bebidas deportivas bajas en calorías (para azúcares de acción rápida y electrolitos)
    • cereales (como la avena)

Revisa para ver si hay cetonas si tu nivel de glucosa en la sangre llega a 240 g/dl. Si llegaran a aparecer, llama a tu médico. También asegúrate de llamar a tu médico si tu temperatura alcanza los 39 ºC (103 ºF).

Conteo de carbohidratos con medicina

No olvides que muchos medicamentos contienen carbohidratos y que tu cuerpo está acostumbrado a las estrictas normas de consumo de carbohidratos que afectan la cantidad de insulina que necesitas administrarte y cuándo debes hacerlo.

Puede ser difícil encontrar contenido nutricional en los medicamentos de venta libre y con receta médica. Pregúntale a tu médico o farmacéutico. Si ellos no tienen la información que buscas, considera la posibilidad de hacer una búsqueda en Internet. Hay varias bases de datos en línea que mantienen pacientes con diabetes tipo 1. Ketomeds.com, por ejemplo, enumera el contenido de carbohidratos de cientos de medicamentos.

Modifica la cantidad de carbohidratos en tu dieta según sea necesario cuando tomes medicamentos.

Control de la natalidad

Aunque las pastillas anticonceptivas, los parches, los implantes, las inyecciones y los anillos generalmente se consideran que son formas seguras de anticoncepción para las mujeres con diabetes, el estrógeno en las pastillas anticonceptivas puede elevar los niveles de glucosa en la sangre. Muchos médicos recomiendan tomar una pastilla con el nivel de estrógeno más bajo posible. Otros médicos sugieren que las mujeres con diabetes deben evitar por completo los métodos anticonceptivos hormonales. La Asociación Americana de la Diabetes recomienda las pastillas anticonceptivas combinadas, que contienen estrógeno sintético y norgestimate.

Al igual que con los medicamentos para el resfriado, las pastillas anticonceptivas contienen una variedad de ingredientes. Pídele a tu médico o farmacéutico que verifique si lo recetado contiene gluten. También puedes buscar en glutenfreedrugs.com para revisar si los anticonceptivos orales en la lista de medicamentos seguros para celíacos.

Por último, si te diagnosticaron recientemente la enfermedad celíaca o estás en las primeras etapas de llevar una vida sin gluten, algunos médicos recomiendan el uso de una forma de anticonceptivos de respaldo como barrera además de los anticonceptivos orales hasta que sepas con certeza que tu cuerpo no está sufriendo de problemas de absorción.

La DT1 y la enfermedad celíaca

Se estima que las personas con diabetes Tipo 1 tienen de ocho a diez veces más riesgo a sufrir de la enfermedad celíaca (intolerancia al gluten).

De hecho, los médicos ahora recomiendan hacerse pruebas para la enfermedad celíaca o la diabetes tipo 1 a las personas ya diagnosticadas con cualquiera de las dos condiciones. Ambas son trastornos genéticos que comparten genes similares. Ambos son inmunereguladas y están asociadas a enfermedades autoinmunes como la tiroiditis y la artritis reumatoide.

Las personas con diabetes tipo 1 y la enfermedad celíaca no diagnosticada a menudo experimentan niveles de glucosa en la sangre inestables, disminución de los requerimientos de insulina, pérdida de peso y una pérdida de la densidad ósea. Incluso después de recibir un diagnóstico y comenzar un estilo de vida sin gluten, los síntomas pueden tardar hasta un año para mejorar mientras las vías gastrointestinales empiezan el proceso de cicatrización y comienzan a absorber correctamente los alimentos y nutrientes.

Si bien tener la enfermedad celíaca junto con diabetes Tipo 1 no tiene que alterar o dictar tu calidad de vida de forma significativa, hay algunas cosas a tener en tu radar al vivir con ambas condiciones, especialmente en torno al tema de los medicamentos.

¿Y qué hay de los medicamentos para el resfriado y la enfermedad celíaca en concreto?

En general, la mayoría de marcas médicoformuladas trabajan duro para mantener sus medicamentos para el resfriado libres de gluten. Pero cada vez que tomes una píldora, ya sea en forma de tableta o cápsula, existe un riesgo de que haya un ingrediente que contenga gluten. Esto es porque los medicamentos se componen de varios ingredientes conocidos como excipientes, y estos incluyen el componente activo medicinal, y los ingredientes inactivos tales como los absorbentes que toman el agua y permiten que la tableta se desintegre, los aglutinantes, los agentes colorantes, los lubricantes, y los agentes espesantes que ayudan a que algunos medicamentos se disuelven más lentamente a medida que viajan a través del tracto intestinal. El almidón es un excipiente común. Y mientras que el maíz sigue siendo el tipo más común de almidón, los almidones derivados de las papas, la tapioca y el trigo (¡alerta de gluten!) también se utilizan.

Medicinas sin gluten.

  • analgésico reducidores de dolor y la fiebre como Tylenol (acetaminofén o paracetamol), Advil (ibuprofeno), Aleve (naproxeno), y Motrin (ibuprofeno)
  • antihistamínicos, descongestionantes y medicamentos para el resfriado y la tos, tales como Allegra (fexofenadina), Sudafed (pseudofedrina), Dayquil (varios componentes), y Robitussin (varios componentes) en geles líquidos y cápsulas

Glutenfreedrugs.com es un excelente recurso, mantenido por farmacéuticos que lleva un recuento de medicamentos seguros para los celíacos, incluidas recetas médicas y remedios de venta libre. Pero debes estar alerta por si hubiera reacciones de gluten incluso cuando tomas medicamentos “seguros”, ya que las instalaciones del fabricante no se pueden dedicar a ser libres de gluten, y puede representar un pequeño riesgo de contaminación.


Más información: LO QUE DEBES CONOCER DEL RESFRIADO Y LA GRIPE