Cómo medir los niveles de glucosa en sangre

ESCRITO POR: Blythe Nilsson

Esta es una guía práctica paso a paso de cómo revisar el azúcar en la sangre. Compártelo con tu familia o amigos que tal vez tengan que revisar la sangre de su hijo(a) por primera vez, o utilízalo como una guía para ti, si esto es algo nuevo para ti.

Cómo pinchar dedo y revisar la sangre:

  • Lávate las manos.
  • Limpia la yema del dedo con alcohol. Asegúrate de que esté muy seca.
  • Ajusta la aguja en el 2 o el 3 para comenzar. Gira la punta redonda en la parte superior del punzón para que coincida con la línea blanca.
  • Inserta una tira en el medidor de glucosa. Coloca el extremo blanco y negro de la tira en el medidor. No toques la punta blanca o amarilla. (Esta acción hará que el metro se “despierte” y en un momento verás un aviso en la pantalla con una gota de sangre. Esto indica que está listo para iniciar.)
  • Saca la aguja empujando en el extremo del punzón (como un bolígrafo). Una burbuja a un lado se pondrá en amarillo cuando se saque la aguja.
  • Para obtener los mejores resultados, aprieta el dedo por debajo de la zona de punción para hacer que la sangre se vaya a la punta.
  • Pincha el dedo empujando el punzón contra la yema del dedo limpio y luego pulsa el botón amarillo.
  • Apriétalo hasta que salga una gota de sangre. Tiene que ser una buena gota, si la sangre es acuosa o corre por el dedo, la lectura puede ser inexacta (mostrará un número más bajo que el verdadero).
  • Haz que la punta blanca o amarilla de la tira en la gota de sangre y espera hasta que el medidor emita un sonido, lo que indicará que la sangre ya ha sido leída.
  • Ligeramente limpia la sangre con una toalla de papel; el agujero se cierra casi al instante.

Si tiene problemas para sacar una gota de sangre:

  • Lávate las manos con agua tibia (y sécalas bien, por supuesto).
  • Agita las manos un poco para aumentar la circulación.
  • No sostengas el dedo en el aire para arriba ya que la sangre fluirá hacia el lado contrario del dedo.
  • Aumenta el ajuste de la aguja a 3, 5, o más si es necesario.
  • Mantente hidratado(a). Es más difícil conseguir una gota de sangre si no lo estás.

Lee acerca de “CÓMO ADMINISTRAR UNA INYECCIÓN DE INSULINA A TU SER QUERIDO

Blythe Nilsson

Una exprofesora de inglés con una Maestría en Educación inglesa de la Universidad de Columbia, Blythe ha vivido y trabajado en todo el mundo. A ella le gustan las palabras, el aprendizaje y viajar a lugares nuevos. Su hijo Kip fue diagnosticado a los 24 meses, mientras ella y su familia vivían en el sudeste asiático. Blythe también sirve como editora de consultoría para Beyond Type1.