COMPLICACIONES DE DIABETES

Desafortunadamente la verdad es que vivir con diabetes tipo 1 puede aumentar significativamente su riesgo de problemas de salud adicionales. Las complicaciones potenciales pueden desarrollarse con el tiempo si los niveles de glucosa en la sangre no se manejan de manera eficiente. Algunos de los riesgos para el cuerpo son ligeramente irritantes o debilitantes, mientras que otros son más graves y potencialmente mortales. ¿Las buenas noticias? Mantener tus niveles de glucosa en sangre en los rangos recomendados pueden prevenir estas complicaciones mayores:

Pérdida de la vista – Retinopatía, una complicación ocular causada por daño a los vasos sanguíneos en la retina, es, lamentablemente, bastante común entre las personas que experimentan altos niveles de azúcar en la sangre durante un período prolongado de tiempo. Puede ocurrir antes de notar cualquier cambio en su visión. Afortunadamente, la retinopatía que provoca la perdida de la vista completamente ocurre con mucha menos frecuencia. La pérdida de la vista, incluso en sus formas más suaves, es menos probable que ocurra si tienes cuidado de mantener tus niveles de azúcar en sangre cerca de la línea de base normal.

Condiciones de la piel – Las infecciones bacterianas, tales como orzuelos, furúnculos, infecciones de los folículos pilosos, y las infecciones profundas de la piel y las uñas son comunes sin el manejo adecuado de los niveles de azúcar en la sangre. Las infecciones por hongos (infecciones por hongos) son otra posible complicación cutánea, dando lugar a erupciones cutáneas que se manifiestan en los pliegues cálidos y húmedos de la piel, como debajo de los pechos, entre los dedos de las manos y los pies, en las axilas y en el prepucio en hombres incircuncisos . La picazón localizada también puede ser un síntoma de la diabetes, causada por una infección por levaduras, piel seca o mala circulación, lo que hace que las partes inferiores de las piernas sean las más irritadas.

Enfermedad cardiovascular – Si tienes diabetes tipo 1, es probable que tengas un mayor riesgo de tener un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular, un dolor torácico o una enfermedad cardíaca.

Dolor y entumecimiento en las extremidades – Los niveles de glucosa en la sangre no monitorizados pueden causar daño a los nervios en las piernas, los pies y las manos, lo que podría provocar dolor, entumecimiento, sensibilidad o debilidad. Tratar el daño del nervio y proteger tu cuerpo significa mantener los niveles de glucosa en la sangre en la zona objetivo.

Daño a los riñones – Los riñones, los filtros del cuerpo, pueden ser seriamente dañados debido a los niveles de glucosa en la sangre sin control. Las complicaciones más graves en los riñones pueden provocar insuficiencia renal o enfermedad renal irreversible en etapa terminal, que puede requerir diálisis o un trasplante.


Lee más acerca de cómo mantener tus ojos saludables.