Conmemorando 100 Años del Descubrimiento de la Insulina


 

Durante el simposio titulado  Celebrando los 100 años de la Insulina (100 years of Insulin),  Stephen Colagiuri de la Federación Internacional de Diabetes inauguró esta sesión haciendo énfasis en la celebración de los 100 años del invento de la insulina siendo este año un año muy importante para la diabetes

La Dra. Ayesha Motala del Hospital Central Inkosi Albert Luthuli fue la coordinadora de esta sesión que inició con la presentación del Dr. Jean Claude Mbanya de la Universidad de Yaoundé en Yaoundé, Camerún y quien fue Presidente de la Federación Internacional de Diabetes hace algunos años.

La llegada de la insulina al mundo de hoy

El Dr.  Jean Claude Mbanya nos compartió una reseña de cómo llegó al mundo la insulina así como una descripción general de la insulina como terapia en los últimos 100 años.

Durante esta sesión, el Dr. Mbanya nos guió desde la obtención de la insulina y purificación de la misma hasta las modificaciones que se realizaron con ingeniería genética. Junto con él, los asistentes a esta sesión pudieron aprender y comprender cómo funciona la insulina logrando la producción moderna de insulina y análogos.

La Dra. Ayesha enfatizó sobre el costo de la insulina. Nos recordó que el costo de la insulina cuando fue descubierta era de $1 USD y reiteró que su precio se mantuvo estable hasta que se disparó en 1980 pero que esto ha sido más evidente a partir del  año 2000. Durante esta misma sesión pudimos ver un video que muestra la perspectiva de las personas que viven con diabetes donde se hace énfasis en la importancia de la insulina como salvavidas. Las historias narradas fueron aquellas de personas que viven con diabetes tipo 1 hasta personas que iniciaron su tratamiento con medicamentos orales pero después de unos años no lograban el manejo que buscaban y cambiaron al uso de insulina mejorando de forma significativa su calidad de vida.

Se hizo hincapié en que incluso si se tiene insulina, aún siendo la NPH e insulinas regulares,  muchas personas no tienen acceso a la atención, a las tiras reactivas para medición de la glucosa y los sensores están fuera del mercado así que si, continúa siendo un desafío en varios países especialmente en las zonas rurales no solo para la diabetes tipo 1 sino también para la diabetes tipo 2.

La importancia de los datos

Mike Wilson quien ha fungido como líder del proyecto global de JDRF desde 2019 y el director ejecutivo de JDRF Australia desde 2004  presentó el proyecto T1DIndex el cual es una nueva base de evidencia epidemiológica mundial  sobre diabetes tipo 1.

La presentación de Mike Wilson describió el alcance, el contenido y la importancia de los datos contenidos en el proyecto, incluida información sobre la carga, la prevalencia, la incidencia y la mortalidad de la diabetes tipo 1 para todos los países del mundo desde 1960 hasta 2040.

En su sesión, Wilson abordó  la falta de información en torno a datos básicos y  fundamentales, como cuántas personas viven con  diabetes tipo 1, dónde están, cómo la están manejando y qué mejoras podríamos hacer así como el impacto que tendría eso en sus vidas y en el mundo.

Es ahí donde datos generados a partir de proyectos como T1DIndex servirían como base para tomar decisiones para atender diferentes necesidades que van desde la inversión y distribución de fondos y otros para generar un impacto benéfico para quienes viven con diabetes. T1DIndex  una iniciativa de datos de código abierto que estará disponible para todo el mundo y su objetivo es exigir una mayor atención para la inversión en diabetes y cuyos datos tendrán impacto en todos los países del mundo

T1DIndex es un modelo que simula la diabetes tipo 1 en todo el mundo. Se han realizado más de 200 estudios y se han aplicado técnicas avanzadas para desarrollar una simulación que cubre la incidencia de diabetes tipo 1 en la población, su prevalencia, la mortalidad y más, lo hace a nivel de país y luego lo repite para cada país del mundo.

Mike Wilson comenta: “….hoy en el mundo de la diabetes tipo 1 por cada dos personas que viven con esta condición , nos falta la compañía de una tercera persona que debería estar viva. La muerte de esta persona no fue al diagnóstico ni relacionada con mortalidad temprana, sino causada por  estándares de atención menos que óptimos. Con este tipo de información es con la que contaremos en el T1DIndex y la información al respecto estará disponible en el T1D Index”.

Además de arrojar datos de naturaleza abrumadora, se han hecho descubrimientos positivos como que la esperanza de vida de las personas con diabetes tipo 1 ha aumentado en casi 30 años desde 1960 hasta 2020.

T1DIndex también simula el impacto de una variedad de intervenciones por lo que al inicio del próximo año se lanzarán no solo los datos del T1D Index sino las herramientas para emplearlo.

T1DIndex aún está en proceso pero, de acuerdo con Mike Wilson este es solo el comienzo de un viaje que se espera  que pueda servir para el desarrollo de políticas para el acceso, para fines filantrópicos  y para exigir fondos destinados a rubros donde la diabetes tipo 1 esté contemplada. T1DIndex busca ser una base de evidencia que debería ser valiosa para todos los países del mundo.

Sobre el acceso a la insulina

El Dr. David Beran de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ginebra compartió  su experiencia en la sesión titulada “Las barreras y posibles soluciones para el acceso a la insulina: ¿qué papel desempeña la comunidad de diabetes?”.

David comenzó indicando que las barreras para el acceso a la insulina existen desde el nivel global hasta el individual, desde la perspectiva de la investigación, el desarrollo y la innovación ya que aunque la propiedad intelectual no es una barrera para el acceso a la insulina se puede observar un aumento de las patentes en los dispositivos de administración.

La principal barrera, de acuerdo con Beran,  es que la insulina es un producto biológico complejo cuya fabricación es liderada por empresas multinacionales que poseen el 96% del mercado de insulina en volumen y el 99% en valor. Se han identificado otros fabricantes pero existen barreras de entrada para estos pequeños fabricantes en el mercado global.  En 2019 la OMS incluyó la insulina en su precalificación lo cual es una  oportunidad tanto a nivel mundial como nacional para mejorar el acceso a la insulina incluyendo análogos.

Si observamos el precio de adquisición y suministro, existen muchos problemas en cómo se compra la insulina en algunos países así como en los sistemas de suministro, de acuerdo con Beran. Además, la prescripción se ve claramente afectada por el acceso al sistema de salud, la asequibilidad de los medicamentos y la atención así como otras creencias que pueden existir sobre el uso de la insulina.

Cuando hablamos de las soluciones potenciales el doctor David cree que, “como comunidad mundial de diabetes, debemos promover la insulina humana como una solución asequible para todos, necesitamos promover regulaciones de precios y presionar para la inclusión de insulina y suministros relacionados así como la cobertura universal de atención médica. Necesitamos regular y eliminar los márgenes dentro de la cadena de suministro para prescribir claramente. La atención de la diabetes debe fortalecerse , necesitamos capacitar a los profesionales de la salud, educar y empoderar a las personas con diabetes e involucrarlas activamente en este proceso”.

La Dra. Bente Mikkelsen Directora del Departamento de Enfermedades No Transmisibles en la sede de la OMS en Ginebra enfatizó que hay al menos 10 razones para poner sobre la mesa de los tomadores de decisión a la  atención para  la diabetes, ya que, en primer lugar, ha habido un gran aumento en el número de personas que viven con diabetes. De acuerdo con la Dra. Mikkelsen, es aún más alarmante es que este es la única de las principales enfermedades no transmisibles que en realidad aumenta las muertes prematuras. Se ha visto un aumento del 5% de las personas que viven con diabetes que mueren antes de los 70 años desde el año 2000.

El crecimiento en la población con diabetes tipo 2 está relacionado con una prevención insuficiente y es que la obesidad ha aumentado 150% desde 2000 aunado a otros factores importantes como la falta de diagnóstico y tratamiento. Hay falta de acceso a medicamentos, el 50% de las personas con diabetes tipo 2 no recibe la insulina que necesita y es que 100 años después del descubrimiento de la insulina aún hay falta de acceso a la atención primaria de salud.

“Ahora debemos revivir los compromisos que se asumieron hace 100 años y hacer que la insulina esté disponible y usarla como una guía sobre cómo prevenir, controlar y manejar la diabetes para reducir el riesgo de diabetes y garantizar que las personas a las que se les diagnostica diabetes tengan acceso a un manejo equitativo, integral, asequible y de calidad, “ mencionó el Dr. Bente Mikkelsen.

Las organizaciones detrás del cambio

Fue entonces el turno de Emma Klatman quien es Gerente de Política Global y Defensa de Life for a Child.

Emma compartió sobre el impacto del trabajo de Life for a Child  y el impacto que tiene en la vida de jóvenes que viven con diabetes tipo 1 así como en la de sus familias y los  profesionales de la salud.

Klatman compartió que en 1999 cuando la entonces presidente de la Federación Internacional de Diabetes,  María Levi de Alva desde México pidió que se creara un programa para ayudar con el apoyo que se recibía. Hoy ese número es de 26,000 jóvenes en 44 países con Life for a Child gestionado completamente desde 2018.

Esto es solamente un poco de lo que está sucediendo en el congreso internacional de la Federación Internacional de Diabetes donde ya se habla de diabetes considerando a quienes vivimos con ella.

ESCRITO POR Eugenia Araiza, PUBLICADO 12/09/21, UPDATED 12/09/21

Eugenia es licenciada en Nutrición, Educadora en Diabetes y Health Coach. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 a los 16 años. Es creadora de Healthy Diabetes. Eugenia disfruta mucho estudiar y ayudar a otros en el manejo de sus diferentes tipos de diabetes asi como actualizar su práctica de nutrición. Disfruta escribir especialmente sobre el impacto de la diabetes en su vida. Es autora del libro Infantil Soy Diferente y Me Gusta . Vive rodeada de amor en una familia compuesta por Luis Felipe, quien vive con diabetes tipo LADA y su hijo adolescente.