Consejitos de última hora para las fiestas decembrinas

12/14/18
ESCRITO POR: Mila Ferrer

 

Finalmente llegaron las vacaciones de Navidad, los chicos están en casa, las rutinas se alteran un poco, y llenamos el calendario de fiestas y reuniones familiares. Pero hay algo que nunca debemos olvidar, LA DIABETES NO TOMA VACACIONES.

Me encantaría poder irnos de viaje y dejarla guardada en la gaveta, o tal vez ponerla en pausa, por lo menos durante las Navidades. Pero la realidad es otra; aunque estemos disfrutando de unas merecidas vacaciones del trabajo y la escuela, no podemos olvidar y dejar a un lado nuestra rutina diaria, necesaria para mantener las glucosas de nuestros chicos dentro del rango deseado durante estos días festivos.

Durante las fiestas navideñas tenemos muchos posibles obstáculos; deliciosas comidas y postres, horarios alterados y el ajoro de la época. Todo esto sin mencionar los viajes o estadías fuera de casa; difícil tarea la que nos espera.

El resultado de todo esto es que nuestra rutina diaria se afecta, y tenemos que organizarnos mejor, planificar y no olvidar que aunque estemos de fiesta o de vacaciones, llevamos la diabetes a todos lados.

Quiero compartir contigo varios consejos para mantenernos un poco más organizados y preparados durante estas fiestas, para mantener a nuestros chicos con glucosas en el rango deseado:

•SOBRE LOS INSUMOS Y SUPLIDOS: Verifica y asegura tener todos los suplidos de medicamentos, tirillas y todo lo necesario para manejar la diabetes de tu chico. Si acostumbras usar farmacias de la comunidad, por lo general, éstas cierran en días feriados, y posiblemente no logres conseguir el medicamento o suplido de ser necesario. De esta manera evitarás el gentío que abarrota todos los comercios, desde las tiendas hasta las farmacias durante esta época festiva.

•SOBRE LAS ACTIVIDADES: Organiza en tu calendario todas las actividades que asistirá tu familia, incluyendo el horario de la actividad, si habrá comida, qué tipo de comida, y planifica de acuerdo a la rutina que tengas establecida. Si tienes una fiesta en la noche y sabes que habrá comida fuerte, trata de hacer comidas más livianas durante el día y mantener la glucosa en rango antes de llegar a la fiesta. De esta manera no estaremos sobrecargando el sistema de nuestros chicos de comidas altas en carbohidratos durante el día, y estaremos en mejor posición para enfrentar la fiesta en la noche. De igual forma, si la actividad es durante la tarde, provee una cena ligera en la noche. (Así también nosotros evitamos ganar esas famosas libritas de más).

•SOBRE LA MEDICIÓN DE GLUCOSA: A veces, podemos estar entretenidos en una conversación con amigos o familiares que posiblemente no hayamos visto en algún tiempo, y se nos puede pasar u olvidar verificar la glucosa de nuestros chicos. Te sugiero que utilices algún tipo de alarma para que te recuerde medir la glucosa; puedes usar tu teléfono o reloj. Casi siempre tenemos nuestros teléfonos celulares están bastante cerca de nosotros y estos cuentan con la función de alarma; utilízala.

•SOBRE LOS BOLOS Y LOS ALIMENTOS: Si tu chico usa bomba de insulina tienes la opción del bolo extendido o “dual bolus”, esto te permite dividir el bolo de insulina cuando tu chico ingiere alimentos altos en grasa, de manera que enviamos un bolo inicial y queda programado una segunda dosis para más tarde, que cubre la lenta metabolización de las grasas.

•SOBRE LOS NIVELES BAJOS:  lleva contigo meriendas en caso de una posible hipoglucemia. No quieres estar en una actividad, tu chico presenta una glucosa baja y no tengas disponible algún jugo que sea del agrado tu chico. Como dice el refrán: “Más vale prevenir que tener que lamentar”

Con estos consejitos podemos estar más organizados y preparados para cualquier situación que se presente, y para disfrutar las Navidades. ¿Qué nos resta? Disfrutar con moderación y de manera responsable junto a nuestros seres queridos. Les deseo que pasen una Navidad feliz, saludable y llena de paz.

Mila Ferrer

Mila comenzó su blog de diabetes Tipo 1, en julio de 2011, 5 años después del diagnóstico de diabetes Tipo 1 de su hijo menor Jaime, a la edad de tres años. Es una de las blogueras más leídas en Estados Unidos, México, América Latina y España y muy conocida entre los padres de niños que viven con diabetes Tipo 1 en la comunidad Latina por medio de su blog. Reconocida como “Líder de la Diabetes” por la Federación Internacional de Diabetes (IDF), y como una de las principales influyentes Latina Blogger por LATISM. Durante su tiempo libre disfruta ver a sus hijos jugar béisbol, compartir con su esposo y es amante del café.