Consejos de un Crossfittero con Diabetes


 

 

Mi nombre es Daniel y vivo con diabetes Tipo 1 desde los 3 años de edad.  A partir de mi diagnóstico, para mí, mis padres y médicos, el ejercicio fue parte importante del tratamiento de mi diabetes. Sin embargo, debía evitar los deportes de contacto o alto impacto por eso de las lesiones y preferir deportes como andar en bici o nadar (después de practicar natación te podrás dar cuenta de que puede ser un deporte tan exigente como cualquier otro). 

Antes del 2017, recorría 12 km en bici de casa al centro de investigación donde estudiaba de lunes a viernes, nadaba dos días a la semana y en los que no, hacía de 20 a 40 minutos de acondicionamiento físico y de vez en cuando salía en ruta a hacer ciclismo de montaña. En perspectiva no se cómo le hacía pero sin duda el deporte nunca fue tan importante como en esa época, tenía mucho estrés y mi glucosa se elevaba horriblemente al cielo por lo que mantenerme activo ayudaba mucho, creo esto es material para otra historia.

Actualmente entreno CrossFit de 5 a 6 días a la semana y he participado en dos competencias locales, una a nivel principiante y otro en intermedio. La primer competencia fue un desastre con mi glucosa; aprendí que la emoción por participar y el estrés podrían elevar mucho mi glucosa. En la siguiente competencia tuve eso en cuenta y ajusté mi dosis de insulina basal.

El entrenamiento tipo CrossFit es un deporte que no es suave ni tampoco de bajo impacto pero que es retador y divertido. Hoy quiero compartirte unos consejos esperando que decidas explorar este deporte para ayudarte en el manejo de tu diabetes. 

Primer consejo: descubre el CrossFit

Empecé a practicar CrossFit en 2017, aunque nunca fui un gran atleta, para ese año estaba en buena forma. Fue entonces que mi hermano me invitó a entrenar en un box de CrossFit. Honestamente, no tenía mucho interés en ir porque pensé que sería rutinario y aburrido pero no podía estar más equivocado.

Si al igual que yo dudas si empezar CrossFit porque crees que no es para ti o has escuchado que es difícil, mi primer consejo es que no juzgues, los ejercicios son muy variados y los puedes escalar según tus capacidades y habilidades. Solo ve y dale una prueba.

Segundo consejo: empieza poco a poco 

Creo que mi estado físico antes de empezar CrossFit ayudó a que mi inicio en esta actividad fuera menos traumático que lo como le sucede a muchas personas.  Empieza poco a poco para que tu cuerpo se vaya adaptando a los movimientos, a los ejercicios y a los pesos.

Algo que me gusta del CrossFit es que cada día es diferente, siempre hay nuevos retos, y estos van más allá de la diabetes.

Por ejemplo en los ejercicios tipo AMRAP (tantas repeticiones como sea posible, por sus siglas en inglés) o los WODs (ejercicio del día, por sus siglas en inglés) que son por tiempo, el desempeño dependerá, a parte de tu nivel glucosa, de tu estado mental. Tendrás que enfocarte en no solamente hacerlo rápido, sino tener buena técnica y recordar que es momento de hacer el máximo esfuerzo aunque tu mente diga que ya fue suficiente.

Tercer consejo:glucosa en rango de seguridad

El tercer consejo que tengo para ti es empezar el entrenamiento con un rango de glucosa segura. Estas cifras pueden ser distintas en en cada persona. A mí por ejemplo, me gusta iniciar mis entrenamientos en un rango entre 145-170 mg/dL y tener la mentalidad de superarte a ti mismo.

En el box al que asisto hay días con diferente tipo de entrenamiento. Hay días de acondicionamiento, de gimnasia, de halterofilia o de hipertrofia y alguna que otra combinación. Los entrenamientos de acondicionamiento son los que más probablemente ocasionen hipoglucemias, ya sea durante o después del WOD.

En éste tipo de entrenamiento el consejo es que la insulina activa sea mínima (que la última aplicación de insulina rápida sea de al menos dos horas) o si llevas insulina a bordo llevar un jugo, un plátano o dulces para comer durante el entrenamiento.

Los días de práctica de gimnasia no tienen una recomendación especial, solamente que lo hagas con cuidado y que seas consciente de que son movimientos que requieren fuerza, flexibilidad y mucha práctica. Yo aún estoy aprendiendo los muscle up y a caminar de manos.

Las actividades de halterofilia o ejercicios de sacar pesos máximos pueden ocasionar que suba la glucosa, supongo que es por el estrés del ejercicio. En estos quizás necesites aumentar la insulina basal pero siempre considera los demás factores que afectan tu glucosa en tu día a día. Por ejemplo para mí los días que entreno, uso menos basal que los días de descanso, excepto cuando es este tipo de actividad.

Consejo final: descansa para recuperarte

Por último, existen WODs extremadamente intensos, estos pueden dejar tu metabolismo activo por más de 24 horas por lo que el monitoreo de glucosa, la alimentación y el descanso son sumamente importantes para recuperarte y rendir al 100% en tu próximo entrenamiento.

 

ESCRITO POR Daniel Cázarez, PUBLICADO 02/22/19, UPDATED 04/24/19

Soy Daniel Cázarez, soy ingeniero biomédico y maestro en ciencias, actualmente soy ingeniero de servicio de equipo médico y estoy cursando un diplomado de educación en diabetes. En mayo cumpliré 25 años con diabetes. Mi tratamiento es con inyecciones de insulina múltiples.