Consejos para Evitar Problemas con tu Set de Infusión


 

Si ya te decidiste por utilizar una bomba de insulina hay algunas cosas que debemos considerar antes de dar el gran salto. La elección dependerá de un sin fin de cosas y variables que seguramente verás junto con tu equipo de profesionales al cuidado de la diabetes.

Cuando algunos de nosotros pudimos hacernos de una microinfusora no había un entrenamiento tan exhaustivo como el que tenemos hoy y afortunadamente, más médicos y educadores en diabetes están informados y capacitados para ayudarnos a no sólo a elegir la más adecuada, sino a sacar el mejor provecho de este dispositivo.

Los sets de infusión son una de las partes más importantes de una microinfusora de insulina y son aquellos que tiene una cánula que se coloca subcutáneamente en nuestro cuerpo y por donde se dosificará la insulina. 

Te compartimos un par de consejos para evitar problemas relacionados con tus sets de infusión. 

Personaliza tu elección

Elige el mejor set para ti. Pero, ¿Cuál elijo? ¿Cuál es la recomendada en mi caso? Como todo en esta vida, dependerá de muchas variables. Muy seguido resulta que el problema con nuestro set no es la bomba ni la insulina ni nosotros, es algo tan sencillo como la elección de un set de infusión. 

Quick-Set: esta es una cánula de plástico que se inserta a 90 grados. Para colocarla se necesita de un insertador que conocemos como Quick-Serter y es un dispositivo pequeño con un botón para disparar la aguja que coloca la cánula. Tras insertarla habrá que retirar la aguja para que la cánula se quede en su sitio. Podemos decir que este no es un procedimiento doloroso pero depende de la sensibilidad de esa área de tu cuerpo. 

Este tipo de set es recomendado en los siguientes casos:

  • Si no eres demasiado activo.
  • Si utilizas sitios alternos (por ejemplo las caderas y espalda baja).
  • Si tienes dificultades para colocarlo tú sólo.

Este set de infusión viene en distintos tamaños, si eres una persona delgada o con un índice de masa corporal  bajo o promedio la recomendación es utilizar el de 6 milímetros aunque también hay una presentación más larga de 9 milímetros. Algunos miembros de nuestra comunidad nos han compartido que a pesar de no ser terriblemente delgados en algunas personas las cánulas de 9 milímetros pueden doblarse tras un poco de actividad física. 

Mio: Se trata de un insertador que incluye un set de infusión. Se sugiere en los siguientes casos:

  • Si eres “relativamente activo”.
  • Si usas sitios alternos con frecuencia.
  • Si viajas mucho y no quieres llevar mil cosas contigo.

Al igual que en el caso de los Quick-sets, este set de infusión viene en distintos tamaños, si eres una persona delgada o con un porcentaje de grasa bajo o promedio la recomendación es utilizar el de 6mm aunque también hay una presentación más larga de 9mm. 

Silhouette: Este, a diferencia de Mio y Quick-Set tiene un ángulo de inserción de 20- 45°, para utilizarlo puedes hacer uso de un insertador pero otros valientes lo insertan manualmente. Este set es fantástico si:

  • Eres muy activo
  • Tienes poca grasa y más bien eres musculoso
  • Si estás embarazada 

Ahora bien, si eres muy delgado puedes usar una cánula de 13 milímetros. Para algunos, este es un tamaño demasiado grande, pero la ventaja que tiene es que hay poco riesgo de que se doble. El largo del tubo dependerá también de tu entera elección. Algunos preferimos los de 60 centímetros para no enredarnos con las cosas, pero si por ejemplo, llevas la microinfusora en el tobillo (sí, ahí la hemos puesto algunos por temas de seguridad) necesitarás un tubo más largo si eres un adulto de tamaño promedio. 

Cambia tu set de infusión con frecuencia

Sabemos que cambiar el set de infusión puede ser un momento de tu rutina del cuidado de la diabetes que puedas pasar por alto por lo rutinario del asunto. Es recomendable que si utilizar sets de infusión como Quick-Set hagas el cambio cada 3 días, actualmente, Medtronic en la ATTD 2022 ha presentado un set de infusión que tiene una duración de 7 días, aún no disponible en muchos países. Pero es importante cambiar el set de infusión con la frecuencia mínima indicada por el fabricante y en todo caso, cuando se presente alguna molestia e incluso no hayan pasado todavía los días de cambio mínimo, cambiarlo.

Identifica problemas oportunamente

Lo sabemos bien, no siempre coincide nuestra hora de cambio de set de infusión con la hora más recomendada para hacerlo. Es preferible cambiar el set de infusión durante el día en lugar de en la noche, porque si hay una falla tendrás tiempo para darte cuenta. Dormir es sagrado, no queremos que estés levantándote en la noche por que hubo alguna falla en el set y estés presentando hiperglucemias.

Procura cambiar tu set de infusión en un horario y espacio donde tendrás oportunidad de medir tu glucosa en sangre tantas veces como sea necesario. Si cambias tu set de infusión en un horario donde además no haya carbohidratos “activos” revisa que tu glucosa en sangre no se eleve abruptamente.  

La principal recomendación es permanecer atento. Si tu glucosa en sangre no baja luego de dos correcciones será momento de cambiar tu set de infusión. Corrige manualmente si no observas cambio. De esta forma evitarás el riesgo de cetoacidosis. Es por esta razón que resulta tan importante llevar siempre contigo un plan b. Así, si tu set de infusión ha fallado podrás cambiarlo y corregir manualmente para evitar tener problemas adicionales. 

El plan “B” podría consistir en llevar siempre una pluma de insulina de acción rápida para corregir en caso de presentarse una hiperglucemia inesperada y, mientras cambiamos el set de infusión, comprobar la temperatura de la insulina, etc.

Ten cuidado con tu entorno

Las manijas pueden ser tus mayores enemigas. Es importante que si utilizas una microinfusora con tubo estés atento a posibles jalones que pudieran despegar bruscamente el sitio de infusión. 

Es posible que también quieras mantener a salvo tu sitio de infusión si practicas algún deporte de alto impacto o si buscas tener intimidad con tu pareja e incluso al dormir. Es importante atender al lugar dónde tienes colocado tu set de infusión, para evitar arrancártelo o que se te despegue. Esto podría hacer que el sitio tenga contacto con suciedad que pueda ocasionar infecciones.

Anticípate a los problemas, rota tus sitios de infusión

La insulina puede ser inyectada en la parte superior y exterior del brazo, muslos, abdomen, espalda y glúteos. El lugar de mayor absorción de la insulina se localiza en el abdomen, seguido de la parte superior y exterior del brazo, muslos y glúteos, en ese orden. Hemos de tener en cuenta también que realizar ejercicio aumentará nuestra tasa de  absorción de la insulina disponible.

Al usar insulina uno de los mayores problemas es la aparición de lipodistrofias, las cuales ocurren al aplicar insulina y en este caso, colocar los sitios de infusión en las mismas zonas de manera continua y ocasionan daño a la piel y tejidos subyacentes, cambiando su apariencia causando endurecimiento de la piel (nódulos y protuberancias) y debilitación del tejido graso bajo la misma. Con el paso del tiempo esta piel engrosada puede terminar sin terminaciones nerviosas.

Por todo lo dicho, es muy importante realizar una rotación frecuente del sitio de infusión de insulina, pues “agotar” una zona podría suponer la causar que la insulina inyectada se tornara mucho menos eficiente. Es recomendable que lleves un registro de las zonas que has utilizado y busques rotar adecuadamente. La rotación de los sitios de infusión puede realizarse dentro de la misma área, asegurándote de cuidar 3 centímetros de separación entre un sitio de infusión y otro.

Cuida tus niveles de glucosa (azúcar)

Si te desconectas de la bomba por alguna razón (para ducharte, por ejemplo) recuerda reconectar el set de nuevo para evitar el riesgo de hiperglucemia. En caso de haber suspendido la infusión de insulina por alguna razón (como puede ser una hipoglucemia), no olvides monitorear tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre con frecuencia y reanudar la infusión de insulina cuando sea conveniente. Puede ser algo que se nos olvide o se nos “pase” en el contexto de estar realizando nuestras actividades cotidianas. En caso de hiperglucemia aparentemente inexplicable, es conveniente tener en cuenta que el potencial problema podría ser la necesidad de cambio de sitio de infusión.

Cuida tu piel

Si tu piel es muy sensible, te sugerimos despegar el parche del set de infusión untándote aceite de bebé y después utilizar pasta de lassar o alguna otra pomada con óxido de zinc para disminuir el enrojecimiento y la comezón. También, te recomendamos que antes de insertar el sitio de infusión desinfectes con cuidado la zona, esto ayudará a tener una zona muy bien esterilizada y evitar posibles infecciones.

Esperamos que estos consejos te faciliten el uso de sitios de infusión y su cuidado, no olvides que el buen uso y cuidado de los mismos pueden ayudarte a tener una buena gestión de tus niveles de glucosa y disfrutar la experiencia de utilizar una microinfusora de insulina.

 

ESCRITO POR Equipo Editorial de Propiedades Hispanas y Mercados Internacionales, PUBLICADO 05/26/22, UPDATED 05/26/22

Este artículo fue producido en colaboración con el equipo de Propiedades Hispanas y Mercados Internacionales de Beyond Type 1. El equipo está conformado por Lucía Amato, Mariana Gómez, Karime Moncada y Sabrina Sosa.