Conteo de Carbohidratos—Aún Necesario con las Tecnologías Nuevas de Dosificación de Insulina?


 

La cobertura de las Sesiones Científicas de ADA es presentada por ADA x BT1 Collab.


Es posible que hablar de conteo de carbohidratos nos traiga a la mente una imagen de números y cálculos que en un inicio nos parecen imposibles de realizar. Sin embargo, el conteo de carbohidratos es una de las estrategias más útiles para el manejo de la diabetes y durante #ADA2021 tuvimos la oportunidad de conocer más al respecto.

La Dra. Becky Sulik nos habló sobre la perspectiva del mundo real respecto al conteo de carbohidratos para la toma de decisiones especialmente al momento de aplicarnos insulina para las comidas. Antes de ir a ese punto recordemos la evolución que ha tenido el conteo de carbohidratos desde la “dieta del hambre” donde se eliminaban todos los carbohidratos misma que fue “la dieta” antes de la llegada de la insulina hasta la actualidad donde las calculadoras de bolos facilitan el proceso. De hecho,  estamos en espera de los nuevos dispositivos de inteligencia artificial con algoritmos aún más avanzados que facilitarán con sus modernos algoritmos muchos de estos procesos.

Habilidades y destrezas necesarias

Para poder aplicar el conteo de carbohidratos se necesita de ciertas habilidades, especialmente si se habla del Conteo de Carbohidratos Avanzado, entre estas encontramos:

  • Poder identificar las comidas que contienen carbohidratos.
  • Comprender y evaluar el tamaño de la porción
  • Poder estimar los gramos de carbohidratos que tiene cada porción de alimento así como el platillo completo
  • Considerar las dosis (bolo) necesaria antes de los alimentos de acuerdo a la glucosa que se tenga y a los objetivos de glucosa
  • Ser capaz de calcular la cantidad de insulina (bolo) de acuerdo a los ratios previamente individualizados

Todo esto puede parecer un poco complicado. Sin embargo, el Conteo de Carbohidratos tiene al menos dos beneficios muy importantes: Primer, favorece la disminución en los niveles de Hemoglobina Glucosilada (A1c) y segundo, mejora la calidad de vida al poder hacer la alimentación más flexible.

Como puede pasar, el Conteo de Carbohidratos también tiene algunas barreras entre las que destacan:

  • Errores en el etiquetado de algunos productos que pueden ocasionar confusiones y conflicto en el tamaño de las porciones de algunos alimentos
  • Aplicar y aprender el conteo de carbohidratos requiere tiempo y conocimientos previos
  • Olvidar aplicar insulina basal (para los alimentos)
  • Tener distracciones e interrupciones que pueden ocasionar confusión o un conteo de carbohidratos o su relación con la insulina erróneo.

Esto da como resultado que exista aproximadamente una variabilidad de 22% en la cantidad de carbohidratos que se ingieren y generalmente se subestima la cantidad de insulina que se aplica, además, los errores en las estimaciones de insulina para los alimentos (bolo) están directamente relacionados con el tamaño de la comida siendo comidas más grandes errores más grandes. Estos errores están relacionados con la variabilidad en la glucosa que muchas veces se observa en las personas con diabetes.

Existe otra situación que, para fortuna de quienes vivimos con diabetes ya está siendo considerada por algunos profesionales de la salud y es la carga emocional y el cansancio que puede presentarse en quien realiza el conteo de carbohidratos. Para ello se sugiere que quien se apoye en el Conteo de Carbohidratos utilice herramientas que encontramos como aplicaciones telefónicas, calculadoras de bolos, herramientas para medir y estandarizar las medidas (tazas, cucharas, etc) y buscar simplificar cuando sea posible.

De ahí la relevancia de un tratamiento donde se tomen decisiones pero que se enfoquen en las necesidades de los pacientes. Se necesita así hablar en términos de comida que para ese individuo sea familiar consumir y además se requerirá vigilar el riesgo de trastornos de la alimentación evitando clasificar a la comida como “buena” o “mala”.

Impacto de las grasas y las proteínas en la glucosa.

De acuerdo a las guías de Asociación Americana de Diabetes podemos considerar algunas premisas:

  • “Al consumir alimentos que contienen carbohidratos y que un elevado contenido de grasa y/o proteína, las dosis de insulina no deberían estar basadas solamente en el conteo de carbohidratos”
  • “Se recomienda un incremento en las dosis de insulina realizado con precaución para alimentos con un contenido alto de grasa o proteína para evitar la hiperglucemia tardía que puede ocurrir 3 horas o más después de comer”
  • “La grasa dietética y la proteína en los alimentos impactan de forma tanto temprana como tardía en la glucosa postprandial.
  • Es necesario realizar cambios en las dosis de insulina así como contemplar la posibilidad de uso de bolo dual para comidas altas en grasa y proteína”

La grasa y la proteína tiene impacto en los niveles de glucosa debido a que también influyen en la secreción de insulina. En personas sin diabetes hay un mínimo impacto en los niveles de glucosa. Sin embargo,  se ha encontrado una importante respuesta insulínica mientras que en las personas con diabetes Tipo 1 si la dosis de insulina no fue la suficiente, estos alimentos ocasionarán una hiperglucemia.

La grasa o las proteínas por separado con un alimento que contenga carbohidratos puede reducir el pico de glucosa postprandial en un tiempo temprano de la comida (2-3 horas), disminuyen los picos de glucosa sin embargo pueden ocasionar hiperglucemia tardía (>3 horas) por lo que es necesario realizar un ajuste en la dosis y la forma en que se administra la insulina cuando se realizan comidas altas en grasa o proteína.

Siguen habiendo mucha investigación y avances en la relación de carbohidratos con insulina así como con otros macronutrientes pero la tecnología está avanzando y poco a poco se han realizado avances para no necesitar realizar el conteo de carbohidratos cuando se trata de comidas bajas en carbohidratos y con un moderado contenido de proteínas y grasas. Esto significa una disminución en el desgaste y en el riesgo de burnout provocado por el manejo extenuante de la glucosa en quien vive con diabetes.

 

Para la cobertura completa de ADA 2021 desde Beyond Type 2 HAZ CLIC AQUÍ

ESCRITO POR Eugenia Araiza, PUBLICADO 06/27/21, UPDATED 06/28/21

Eugenia es Nutrióloga y Educadora en Diabetes. Ella vive con diabetes Tipo 1 desde 1995. En 2019, comenzó Healthy Diabetes, un proyecto que incluye recursos educativos para apoyar y empoderar a las personas que viven con diabetes. Es autora del libro “Soy diferente y me gusta” que aborda el tema de la aceptación cuando se vive con Diabetes y coautora del libro “Había una vez una diabetes” que aborda el tema del burnout en la diabetes desde una perspectiva profesional con un toque personal y único. Eugenia es cofundadora de Diabetes and Co, una plataforma educativa en línea para los diferentes tipos de diabetes. Actualmente, Eugenia es Gerente de Proyectos en Beyond Type 1.