Control de la natalidad y la diabetes tipo 1

 2016-03-31

Nota: Este artículo es parte de nuestra biblioteca de recursos para la Vida Diaria. Para saber más sobre muchas cosas que afectan tu salud y el manejo diario de la diabetes tipo 1, haz click aquí.


El tema del control de natalidad relacionado con la diabetes tipo 1 siempre ha sido un tema complicado con resultados inconsistentes. Los métodos anticonceptivos hormonales pueden afectar la resistencia a la insulina y resultar en niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre, pero las hormonas afectan de modo distinto a distintas personas. Para algunas personas un claro ejemplo de esto es que experimentan mayores requerimientos de insulina o niveles de glucosa más altos justo antes de la menstruación.

¡Igual que cada caso de diabetes es diferente, cada experiencia de control de natalidad también lo es! A continuación encontrarás algunas notas para tener en cuenta al tomar la mejor decisión para tu cuerpo.

Dispositivo intrauterino (DIU)

Hay distintos tipos de DIU que interactúan de manera diferente con tu cuerpo. Este tipo de dispositivo debe ser colocado y retirado por el médico. En general, no se recomienda un DIU para personas que tienden a contraer infecciones pélvicas fácilmente. Las personas con altos niveles de A1c (glucosa (azúcar) en sangre elevada de forma continua) son más susceptibles a este tipo de infecciones.

No hormonal

El primer tipo es el DIU de cobre, también conocido como ParaGard, produce una respuesta inflamatoria en el útero que previene el embarazo. Algunas personas prefieren el ParaGard ya que está libre de hormonas. Este pequeño dispositivo es insertado en el útero por el médico y puede durar hasta 10 años.

Algunas personas que usan DIU de cobre informan mayor sangrado y calambres menstruales más intensos y dolor de espalda. Debido a estos posibles efectos secundarios, las personas con diabetes deben tener en cuenta el efecto que esto podría tener en el manejo de la glucosa (azúcar) en sangre. ¡Ya es bastante difícil manejar los niveles de glucosa en sangre sin la necesidad de calambres menstruales más intensos!

Hormonal

Un DIU hormonal es un pequeño dispositivo de plástico que contiene la hormona progestina levonorgestrel. Existen DIU hormonales de distinto tamaño y con distinta potencia y se sugieren variaciones para personas con mayor sensibilidad a las hormonas o que tienen útero de mayor o menor tamaño por su genética, embarazos anteriores, etc.

Mirena es el DIU que se utiliza con mayor frecuencia, pero Skyla, Liletta, and Kyleena son otras marcas/tipos disponibles. Dependiendo del nivel de hormonas, el DIU hormonal puede duras entre tres y cinco años; tu médico te dirá cuándo sea necesario reemplazar el tuyo. De igual modo que cualquier tratamiento hormonal, un DIU hormonal puede causar cambios severos en los niveles de glucosa (azúcar) en sangre, problemas de acné, aumento de peso y cambios de humor.

Anillo

El anillo vaginal es un dispositivo flexible que se inserta en la vagina y se utiliza durante las tres semanas en las cuales no hay sangrado menstrual. Se retira durante la semana de sangrado menstrual y luego se inserta un nuevo anillo vaginal. Este sistema garantiza que se liberan hormonas que previenen el embarazo durante los días del ciclo en los que podría producirse el embarazo. El anillo vaginal debe ser prescrito por el médico, pero no es necesaria su intervención para insertarlo y retirarlo.

Las hormonas en el anillo se absorben directamente en la vagina. Esto hace que sea más fácil para el cuerpo ya que el sistema digestivo no necesita metabolizar el medicamento como sucede con las píldoras anticonceptivas. Para muchas personas esto significa un menor impacto en los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Este es un motivo clave por el cual algunos profesionales de la salud recomiendan el uso del anillo vaginal para las personas con diabetes.

Precaución: Los fabricantes de NuvaRing aconsejan que las mujeres con daño renal, ocular, nervioso o vascular como resultado de complicaciones de la diabetes no utilicen el anillo.

Píldora

Las píldoras anticonceptivas se toman diariamente y contienen hormonas activas que, cuando se toman sistemáticamente, previenen el embarazo. Existen MUCHOS tipos de píldoras anticonceptivas con distintas fórmulas hormonales. Las personas con diabetes deben hablar con su médico sobre sus necesidades específicas ya que cada cuerpo es diferente y cada cuerpo tiene distintas necesidades y tolerancias hormonales. Para algunas personas determinado tipo de píldora anticonceptiva puede no presentar efectos secundarios y otro tipo distinto puede causar estragos en el control de la glucosa (azúcar) en sangre o su salud mental.

Al igual que con cualquier otra medicación, las personas con diabetes deben prestar especial atención a sus niveles de glucosa (azúcar) en sangre y la forma en que se sienten física y mentalmente durante las semanas y meses que siguen a un cambio en método de control de natalidad hormonal.

Las píldoras anticonceptivas que contienen estrógeno sintético y norgestimato son las más recomendadas para personas con diabetes tipo 1 (por ejemplo, la marca Ortho Tri-Cyclen). Este tipo de píldora contiene menos o cero andrógenos, las hormonas esteroides que dan a los hombres sus características “masculinas” y que pueden tener un efecto sobre la resistencia a la insulina y, por lo tanto, sobre el control de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre.

Debido a variaciones en los niveles hormonales, algunas personas con diabetes han reportado que sus requerimientos de insulina prácticamente se han duplicado al iniciar el tratamiento con la píldora, por lo que debes estar preparada para ajustar tus dosis de insulina de acuerdo a tus necesidades. De acuerdo con la Universidad de Colorado, este incremento puede atribuirse al estrógeno en las píldoras anticonceptivas.

Además, no se recomienda el uso de píldoras anticonceptivas en personas con enfermedades cardíacas (corazón), coágulos de sangre, presión arterial alta y personas que fuman o tienen más de 35 años. Las personas con antecedentes de depresión, ansiedad o problemas de salud mental deben también prestar especial atención a sus síntomas ya que las hormonas en las píldoras anticonceptivas pueden también afectar el equilibro químico del cerebro.

Inyecciones de hormonas

Las hormonas para prevenir el embarazo pueden ser inyectadas, pero tienen un riesgo alto de ocasionar aumento de peso, lo que puede causar mayor resistencia a la insulina. Estas inyecciones de hormonas se realizan con Depo-Provera, que utiliza acetato de medroxiprogesterona de depósito (DMPA, por sus siglas en inglés), una versión sintética (hecha en laboratorio) de la progestina. Depo-Provera bloquea la ovulación (cuando un óvulo se libera en los ovarios).

Píldora del día después

Hay dos tipos de píldoras del día después que se utilizan cuando otros métodos anticonceptivos fallan o se olvidan. Si te encuentras en esta situación, puedes acudir a cualquier droguería o farmacia, donde estará en el pasillo o detrás del mostrador (solo pregúntale al farmacéutico). No necesita receta médica y suele costar alrededor de $ 50.

El primer tipo de píldora del día después se llama ella y contiene la hormona acetato de ulipristal. Es la píldora del día después más eficaz. Las personas que pesan 195 libras (88 kilos) o más deben hablar con su médico sobre su dosificación ya que se sabe que esta píldora es menos efectiva en personas con mayor peso.

El segundo tipo de píldora del día después se presenta en varias marcas, como Plan B, AfterPill, etc. Este tipo de píldora contiene la hormona levonorgestrel. Las personas que pesan 155 libras (70 kilos) o más deben hablar con su médico sobre su dosificación ya que se sabe que esta píldora es menos efectiva en personas con mayor peso.

Si bien prevenir un embarazo no planificado es un resultado esencial y prioritario, planificar con anticipación para evitar el uso de la píldora del día después es ideal para las personas con diabetes. La avalancha de hormonas puede generar cambios severos en los niveles de glucosa (azúcar) en sangre en los días siguientes. ¡Prest especial atención a tus necesidades de insulina para mantenerte sana y salva!

Diafragmas, dispositivos de barrera, condones y más

Los dispositivos de barrera son seguros para personas con diabetes porque no contienen hormonas. Lee atentamente las etiquetas para asegurarte que conoces cualquier otro químico utilizado con tu dispositivo de barrera de elección; los espermicidas utilizados en algunos de estos dispositivos pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones urinarias.

No dudes en hablar con tu médico u otro profesional de la salud en quien confíes sobre el método anticonceptivo más adecuado para ti. Esta lista no es exhaustiva y cambia constantemente.


Lee más sobre Vida diaria o  Sexo, Drogas + Rock & Roll