Corriendo por un sueño

1/14/19
ESCRITO POR: Don Muchow

Rompiendo records

Nunca soy el más rápido entre todos, ni el más joven. Pero en octubre de 2017, con 56 años, me convertí en la primera persona con diabetes Tipo 1, y la tercera persona, en completar una carrera individual de la carrera Capital to Coast de 223 millas desde Austin hasta Corpus Christi, Texas; y en junio de 2018, me convertí en la primera persona, diabética o no, en completar el Relay Iowa de 339 millas como corredor individual. Mi historia es una prueba de que nunca es demasiado tarde y que siempre hay un camino por delante. En 2003 tenía 42 años y 50 libras de sobrepeso. Acababa de someterme a un tratamiento de retinopatía por láser. Tenía miedo de que cada punzada por acidez estomacal fuera un ataque al corazón. Por primera vez, las “complicaciones diabéticas” no eran una amenaza vaga en el lejano horizonte. Estaba justo frente a mí. Estaba desesperado por cambiar las cosas mientras todavía pudiera. Me dije a mí mismo que si pudiera encontrar una manera de tener otra oportunidad, la aprovecharía con todo lo que estaba en mí. Pero estaba atrapado en un bucle: inactivo, con sobrepeso y con resistencia a la insulina, con niveles impredecibles de azúcar en la sangre, corrigiendo los bajos con más alimentos, seguido por la necesidad de más insulina. Sabía que necesitaba encontrar una manera de comer menos y hacer más ejercicio, pero ambas cosas me causaban más niveles bajos. Sin embargo, no conocía a nadie con diabetes Tipo 1 que fuera activo a quien pudiera pedirle consejo. Ni siquiera a uno. (Facebook no existía hasta 2004), y mis médicos no podían responder a mis preguntas sobre los malabares del ejercicio, la insulina y los alimentos para evitar niveles bajos de azúcar en la sangre peligrosos, como muchos de ustedes saben, ese es el temor más profundo y oscuro de cada persona con diabetes Tipo 1. Sin embargo, estaba decidido a resolverlo.

 

Haciendo un cambio 

Comencé con solo cinco minutos en un entrenador elíptico, porque pensé que eso probablemente no me mataría. Casi un año después, me inscribí para correr una carrera de 5K llamada Turkey Trot, y la terminé. Finalmente me conecté con algunas personas con diabetes Tipo 1 activas en el área de Dallas por medio de la web. Encontré un dietista registrado que me introdujo al sistema de equivalentes de ejercicios, y leí Pumping Insulin de John Walsh. Mi esposa y yo experimentamos con todo tipo de ajustes en los alimentos y la insulina para tratar de equilibrar mis azúcares. Algunos funcionaron muy bien; planificar mis comidas poco antes de los ejercicios para poder saltarme la insulina eliminó muchos niveles bajos. Cortar mi basal a cero dos horas antes de que comenzara una carrera fue una de las peores ideas. Seguí corriendo, más y más lejos. Aprendí a nadar, compré mi primera bicicleta desde la universidad y completé de todo, desde medias maratones y maratones cuádruples, hasta el Ironman Texas en el camino a las carreras de relevos Capital Relay, Coast Relay y Relay Iowa como corredor individual. Equilibrar el ejercicio, la comida y la insulina es como otro deporte, además de correr, nadar o andar en bicicleta. Es difícil y la gente normal no tiene que hacerlo, pero se hace más fácil con la práctica. La confianza y saber cómo hacer las cosas gradualmente reemplazan gran parte del miedo. Sé que no soy a prueba de balas. La inyección de glucagon que mi esposa sí recuerda, y yo no, en el momento en que ella me encontró en el piso del baño sin responder y con convulsiones, me mantiene siendo honesto.

 

Entendiendo mi realidad 

Después de 46 años con diabetes Tipo 1, sé que pueden pasar cosas malas incluso con un buen control. Esta enfermedad es más que solo azúcar en la sangre. Es lo que es. Esos riesgos están ahí, ya sea que permanezcamos congelados por el miedo a los niveles bajos o la CAD, o que nos vayamos a perseguir grandes aventuras. Yo no elijo el miedo. El director de la carrera de Relay Iowa sabe muy bien que la diabetes Tipo 1 puede robar sueños: él perdió a su hermano por complicaciones de la diabetes Tipo 1. Durante la carrera como corredor individual a través de Iowa, conocí a 29 corredores con diabetes Tipo 1 a lo largo de la ruta, incluido un niño de 12 años que corrió 6 millas conmigo, lo más lejos que jamás había corrido. La gente así me inspira, porque los veo haciendo lo que temía hacer hace muchos años, y su vida aún está por delante. El 24 de marzo de 2019, planeo correr 850 millas a través de Texas, desde El Paso a través del Desierto de Chihuahua, pasando el Monumento Nacional de las Montañas de Guadalupe, a través de 28 condados y 106 ciudades, que termina en Texarkana. Ya he escuchado de otras personas con diabetes Tipo 1 que quieren correr una parte conmigo. En 2020, con suerte y entrenamiento, espero convertirme en el corredor con diabetes Tipo 1 más viejo, y en en el segundo corredor con diabetes Tipo 1 en correr a través de los Estados Unidos. Mi carrera de 3000 millas con diabetes Tipo 1 a través de los Estados Unidos comienza en San Diego y termina en Washington, DC. Estoy seguro de que conoceré aún más miembros de nuestra tribu. Sea lo que sea lo que traiga el recorrido, como siempre, permaneceré con determinación (#t1determined).

 

Don Muchow

Don Muchow ha vivido con diabetes Tipo 1 desde 1972. Aunque comenzó tarde a realizar ejercicio, recuperó mucho del tiempo perdido cambiando a deportes de alto rendimiento, especialmente ultra-maratones de 200 o más millas. En 2020, a la edad de 60, planea ser la persona de mayor edad en atravesar los Estados Unidos.