Esta es la Razón por la Cual la CDC Actualizó sus Recomendaciones Sobre las Mascarillas (Cubrebocas) Otra Vez.


 

Nota del editor: Tenemos un objetivo simple: aprovechar el poder de la comunidad mundial de la diabetes para salvar vidas. Visita coronavirusdiabetes.org para más información sobre lo que puedes hacer como persona con diabetes para protegerte y proteger a los demás del COVID-19 hasta que todos estemos a salvo.

Este artículo fue publicado el martes 3 de agosto de 2021.


El martes 26 de julio de 2021, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos emitieron nuevas recomendaciones sobre las mascarillas en medio del aumento de las tasas y variantes mucho más peligrosas de COVID-19 en los Estados Unidos. Hay dos razones importantes y relacionadas:

  1. Las mascarillas son la forma más eficaz de retardar la propagación del COVID-19, sin importar tu estado de vacunación. Esto es particularmente importante en lugares con altas tasas de transmisión, puedes consultar la tasa de tu condado aquí.
  2. Estamos en un cuarto aumento de COVID-19 en los Estados Unidos, con las tasas de hospitalización aumentando a un nivel más alto que cuando comenzó la pandemia. Esto se debe a la variante delta más contagiosa y peligrosa del COVID-19.

¿QUIÉN NECESITA USAR UNA MASCARILLA Y CUÁNDO?

Todo el mundo, especialmente cuando estás en espacios públicos interiores (porque respiras el aire de otras personas y ellos respiran el tuyo).

Si estás vacunado, esto es principalmente para hacer tu parte para proteger a los demás. Los casos posvacunación (donde una persona vacunada contrae la enfermedad COVID-19) son poco comunes, pero las personas vacunadas aún pueden transmitir el coronavirus a otras personas sin tener ningún síntoma. Afortunadamente, las vacunas aún marcan una gran diferencia: las personas que están vacunadas tienen menos probabilidades de portar el coronavirus y es muy poco probable que experimenten síntomas graves de la enfermedad.

Si no estás vacunado, esto es para protegerte y proteger a los demás, ya que puedes transmitir altos niveles de COVID-19 a otras personas, incluso si tú no te enfermas. Sin embargo, incluso si eres una persona sana, es importante tener en cuenta cuánto más peligrosas son las nuevas variantes de COVID-19.

Estas variantes continuarán desarrollándose rápidamente hasta que casi todo el mundo esté vacunado—porque tienen muchos huéspedes en los que pueden prosperar— y son más contagiosas que la variante de COVID-19 original. Esto se debe a la forma en que los virus mutan (todos los virus lo hacen, es por eso que tenemos nuevas vacunas contra la influenza cada año para abordar las nuevas variantes). Y debido a que muchas personas aún no están vacunadas, el virus tiene muchos lugares para prosperar y cambiar, lo que lo hace más contagioso y más peligroso.

¿POR QUÉ LAS PERSONAS VACUNADAS DEBEN USAR UNA MASCARILLA EN ESPACIOS PÚBLICOS INTERIORES?

La variante delta puede vivir en pequeñas cantidades en las personas que están vacunadas, por lo que incluso sin síntomas de COVID-19, las personas vacunadas pueden transmitir el virus a otras personas.

Esto es particularmente peligroso para los ancianos o enfermos que ya han sido vacunados pero que no pueden afrontar la alta carga viral de la variante delta y para los niños que aún no califican para vacunarse.

Para combatir las altas tasas de transmisión, varias ciudades ya han instituido mandatos de mascarillas nuevamente, como Washington, DC., Savannah, Georgia y St. Louis, Misuri.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PROTEGERNOS Y A LOS DEMÁS DE LAS NUEVAS VARIANTES?

Vacunarnos contra COVID-19 y seguir usando mascarillas en espacios públicos interiores son las cosas más efectivas que podemos hacer para protegernos a nosotros mismos y a los demás. Hacerlo ahora mismo es importante, ya que no debemos darle más tiempo al nuevo coronavirus para que continúe mutando más allá de lo que sabemos prevenir y tratar. Tenemos las herramientas para detener las variaciones actuales del COVID-19, pero no significan nada a menos que todos las usemos ahora.

¿QUÉ PASA SI ESTOY DEMASIADO SALUDABLE PARA CONTRAER COVID-19?

En particular, si tienes diabetes, prestas mucha atención a tu salud y ya haces mucho para asegurarte de que tu sistema esté sano y fuerte. Pero piensa en esto: los hospitales se están volviendo a abrumar por los pacientes de COVID, lo que significa que no pueden brindar atención a nadie más que la necesite. Consulta esta declaración del Director Médico del Hospital Our Lady of the Lake en Luisiana.

Incluso si no contraes COVID-19, ¿puedes garantizar absolutamente que no tendrás un problema de diabetes que necesite ayuda médica? ¿Que no sufrirás un accidente en el que necesites la sala de emergencias? ¿Qué pasa si contraes una gripe normal y necesitas líquidos intravenosos, pero no hay suficientes profesionales médicos para ayudarte porque todos están tratando con pacientes con COVID?

El COVID-19 es un disruptor para todo nuestro sistema médico. Protegerte a ti mismo y a los demás contra él vacunándote es la mejor manera de asegurarte de que tú y tus seres queridos puedan recibir la atención que necesitan, cuando la necesiten.

¿CUÁNDO TERMINARÁ ESTO?

Cuando la gran mayoría de las personas se vacunen contra el COVID-19, el virus no tendrá más lugares para esconderse y mutar a versiones más fuertes y peligrosas.

Cumple con tu parte. Vacúnate. Si tienes dudas acerca de las vacunas o quieres más información sobre tu seguridad, lee este artículo que aclara algunos mitos sobre las vacunas o este artículo que explica cómo funcionan las vacunas de ARNm.

Para más información sobre las vacunas contra el COVID-19 para niños, lee este artículo.

 

ESCRITO POR Lala Jackson, PUBLICADO 08/04/21, UPDATED 08/04/21

Lala es una estratega de comunicaciones que vive con diabetes Tipo 1 desde 1997. Ha trabajado en tecnología médica, incubación de negocios, tecnología de biblioteca y bienestar, antes de aterrizar en el espacio sin fines de lucro de la diabetes Tipo 1 en 2016. Es un poco nómada, creció rebotando principalmente entre Hawái y el estado de Washington, y se graduó de la Universidad de Miami. Por lo general, puedes encontrarla leyendo, preferiblemente en la playa.