Las Mejores Horas para Medir tu Glucosa (Azúcar) en Sangre


 2022-03-30

Tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre puede cambiar constantemente a lo largo del día. Medir tu nivel de glucosa en sangre con tiras reactivas o un medidor flash de glucosa en sangre (FBGM, por sus siglas en inglés) varias veces durante el día es tan importante como tomar tus medicamentos.

Por ejemplo, medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre antes del desayuno te dice cómo se comportó tu cuerpo durante las 8 horas que estuviste dormido, pero no te dice qué tan bien maneja tu cuerpo las comidas.

¡Aquí, veremos los mejores momentos para medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre y conseguir la mayor cantidad de información sobre tu manejo de la diabetes!

GLUCOSA EN SANGRE EN AYUNAS (TAN PRONTO COMO TE DESPIERTAS, ANTES DEL DESAYUNO)

Tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre en ayunas es el mejor punto de partida, porque no comiste durante las 8 horas que estuviste dormido.

Despertarte con un nivel elevado de glucosa (azúcar) en sangre significa que tu cuerpo está teniendo dificultades para manejar niveles seguros incluso mientras duermes.

Un nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre en ayunas por la mañana podría sugerir que:

  • lo que comiste o tomaste antes de acostarte podría haber sido más de lo que tu cuerpo podía manejar con tu régimen actual de manejo de la diabetes;
  • es posible que tu cuerpo necesite ayuda adicional de un medicamento para la diabetes;
  • es posible que sea necesario cambiar la dosis de tus medicamentos actuales para la diabetes;
  • es posible que tu medicamento actual para la diabetes no sea el adecuado para ti;
  • es hora de probar un tipo diferente de medicamento para la diabetes;
  • tu producción de insulina general o tu nivel de resistencia a la insulina ha cambiado y tu cuerpo necesita más apoyo de un medicamento nuevo o actual.

Un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre en ayunas por la mañana podría sugerir que:

  • te estás administrando demasiado de cierto medicamento para la diabetes (incluyendo la insulina que te administraste en una comida justo antes de acostarte o tu dosis de insulina de fondo);
  • tu sensibilidad a la insulina o producción de insulina ha mejorado, lo que significa que tu equipo de atención médica debe ajustar las dosis de tus medicamentos.

Habla con tu equipo de atención médica sobre la posibilidad de hacer ajustes en tu tratamiento para la diabetes que te ayuden a alcanzar tus objetivos de glucosa (azúcar) en sangre.

ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DEL EJERCICIO

Medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre alrededor del ejercicio es especialmente importante para las personas que se administran insulina u otros medicamentos para la diabetes que pueden causar niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre. Recuerda llevar siempre contigo carbohidratos de acción rápida mientras haces ejercicio.

Especialmente si eres nuevo en el ejercicio y lo vas a integrar en tu rutina de manejo de la diabetes, es extremadamente importante medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre antes, durante y después del ejercicio para identificar y prevenir los niveles bajos de azúcar en sangre.

Si tienes un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre antes, durante o después del ejercicio:

  • te estás administrando demasiado de cierto medicamento para la diabetes (incluyendo la insulina que te administras con las comidas o la dosis de insulina de fondo);
  • tu sensibilidad a la insulina o producción de insulina ha mejorado, lo que significa que tu equipo de atención médica debe ajustar las dosis de tus medicamentos.

También puede ocurrir un nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre durante o después del ejercicio, aunque es menos común en la diabetes tipo 2. Ciertos tipos de ejercicio, como el levantamiento de pesas, el spinning, las carreras de velocidad, pueden hacer que tu hígado libere el azúcar almacenado como combustible adicional.

Habla con tu equipo de atención médica sobre la posibilidad de hacer ajustes en tu régimen para la diabetes que te ayuden a alcanzar tus objetivos de glucosa (azúcar) en sangre.

JUSTO ANTES DEL ALMUERZO O LA CENA

Medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre antes de tu próxima comida puede decirte dos cosas:

  • qué tan bien tu cuerpo o las dosis de tus medicamentos manejaron tu última comida;
  • qué tan bien tu cuerpo o las dosis de tus medicamentos manejaron tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre en las últimas horas sin que la comida sea digerida.

Ten en cuenta que algunas comidas tardan más en digerirse que otras. Las comidas altas en grasas que también son altas en carbohidratos (como la pizza, la comida china, el pastel con glaseado de crema de mantequilla, los tacos, etc.) pueden tardar muchas horas en digerirse, lo que también afecta el nivel de azúcar en sangre durante muchas horas.

Un nivel alto de azúcar en sangre antes del almuerzo o la cena podría sugerir que:

  • lo que comiste o tomaste en tu última comida fue más de lo que tu cuerpo podía manejar con tu régimen actual de manejo de la diabetes;
  • es posible que tu cuerpo necesite ayuda adicional de un medicamento para la diabetes;
  • es posible que sea necesario cambiar la dosis de tus medicamentos actuales para la diabetes;
  • es posible que tu medicamento actual para la diabetes no sea el adecuado para ti;
  • es hora de probar un tipo diferente de medicamento para la diabetes;
  • tu producción de insulina general o tu nivel de resistencia a la insulina ha cambiado y tu cuerpo necesita más apoyo de un medicamento nuevo o actual.

Un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre antes de tu próxima comida podría sugerir que:

  • te estás administrando demasiado de cierto medicamento para la diabetes (incluyendo la insulina que te administraste en la última comida que consumiste o la dosis de insulina de fondo);
  • tu sensibilidad a la insulina o producción de insulina ha mejorado, lo que significa que tu equipo de atención médica debe ajustar tus dosis de medicamentos.

Habla con tu equipo de atención médica sobre la posibilidad de hacer ajustes en tu régimen para la diabetes que te ayuden a alcanzar tus objetivos de azúcar en sangre.

2 HORAS DESPUÉS DE UNA COMIDA

Medir tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre aproximadamente 1 a 2 horas después de comer es muy importante, porque te indica si tu cuerpo tiene las herramientas que necesita para manejar las comidas. Tener un nivel más alto o más bajo que tu rango objetivo constantemente después de comer puede decirte algunas cosas muy importantes y claras sobre tu régimen actual de manejo de la diabetes.

Un nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre 1 a 2 horas después de comer podría sugerir que:

  • lo que comiste o tomaste en tu última comida fue más de lo que tu cuerpo podía manejar con tu régimen actual de manejo de la diabetes;
  • es posible que tu cuerpo necesite ayuda adicional de un medicamento para la diabetes;
  • es posible que sea necesario cambiar la dosis de tus medicamentos actuales para la diabetes;
  • es posible que tu medicamento actual para la diabetes no sea el adecuado para ti;
  • es hora de probar un tipo diferente de medicamento para la diabetes.

Un nivel bajo de azúcar en sangre en las horas posteriores a la comida podría sugerir que:

  • te estás administrando demasiado de cierto medicamento para la diabetes (incluyendo la insulina que te administraste en la comida que acabas de ingerir);
  • tu sensibilidad a la insulina o producción de insulina ha mejorado, lo que significa que tu equipo de atención médica debe ajustar tus dosis de medicamentos.

Habla con tu equipo de atención médica sobre la posibilidad de hacer ajustes en tu régimen para la diabetes que te ayuden a alcanzar tus objetivos de azúcar en sangre.

JUSTO ANTES DE DORMIR

¡Estás a punto de pasar 8 horas durmiendo! Esas 8 horas constituyen ⅓ de los niveles de azúcar en sangre de tu día, lo que significa que tienen un gran impacto en tu salud general de la diabetes, tu próximo A1c y tu capacidad para estar dentro de tu rango objetivo a la mañana siguiente.

Un nivel alto de azúcar en sangre justo antes de acostarte podría sugerir que:

  • lo que comiste o tomaste en tu última comida fue más de lo que tu cuerpo podía manejar con tu régimen actual de manejo de la diabetes;
  • es posible que tu cuerpo necesite ayuda adicional de un medicamento para la diabetes;
  • es posible que sea necesario cambiar la dosis de tus medicamentos actuales para la diabetes;
  • es posible que tu medicamento actual para la diabetes no sea el adecuado para ti;
  • es hora de probar un tipo diferente de medicamento para la diabetes.

Si tienes un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre antes de acostarte o mientras duermes:

  • te estás administrando demasiado de cierto medicamento para la diabetes (incluyendo la insulina que te administraste en la comida que acabas de ingerir);
  • tu sensibilidad a la insulina o producción de insulina ha mejorado, lo que significa que tu equipo de atención médica debe ajustar tus dosis de medicamentos.

Habla con tu equipo de atención médica sobre la posibilidad de hacer ajustes en tu régimen para la diabetes que te ayuden a alcanzar tus objetivos de glucosa (azúcar) en sangre.

Este contenido fue posible gracias a Roche Diabetes Care, los creadores de Accu-Chek y un socio fundador de Beyond Type 2.

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO , UPDATED 03/30/22

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.