Cuando tu hijo que no tiene diabetes quiere disfrazarse con diabetes para Halloween


 

Si no te ríes, vas a llorar … literalmente. Mientras hablaba acerca de los disfraces de Halloween este año, mi hijo mayor, que no tiene diabetes Tipo 1, dijo rápidamente que el próximo año se iba a disfrazar de persona con diabetes. Para evitar las lágrimas, me reí y dije ¿por qué querrías eso? Pensó que sería divertido usar la bomba falsa y un falso Dexcom y pretender ser una persona con diabetes Tipo 1 por un día.

  • La parte de mí que quería llorar estaba segura que esta era una llamada de atención. Es difícil para los hermanos de niños con diabetes Tipo 1 cuando una buena parte del tiempo y la atención de todos son dedicados a un niño debido a una afección médica. Y mientras mi esposo y yo tratamos de cuidarnos de apoyar a nuestro hijo que no tiene diabetes también, estoy segura de que no siempre estamos en equilibrio con eso.
  • Pero me reí porque no quería que mi hijo con diabetes Tipo 1 viera mi reacción al pedido de Halloween de su hermano, porque él estaba viviendo la realidad. Y honestamente, que mi hijo mayor sea diagnosticado es un miedo que llega a mí de vez en cuando. Y me esfuerzo por mantener la vida desenfadada y positiva en nuestro hogar tan a menudo como puedo. ¡La diabetes Tipo 1 puede ser un lastre!

La solicitud de mi hijo mayor destacó un tema importante a tener en cuenta al cuidar a un niño con diabetes Tipo 1. Creo que el diagnóstico de la diabetes Tipo 1 de un hermano o hermana es extremadamente difícil para los hermanos que no tienen diabetes. Necesitan cuidado y apoyo extra especiales. Están lidiando con algunos de los mismos miedos que tienen los padres: “¿Qué significa esta enfermedad para la salud de mi hermano pequeño?” y algunos miedos infantiles únicos tales como “¿Puedo contagiarme?” y “¿Mis padres todavía me amarán igual?”. Por lo tanto, encontrar maneras de hacer espacio y tiempo para los hermanos será una gran parte de mantener a tu familia sana y saludable después de un diagnóstico de diabetes Tipo 1.

Tus hijos que no tienen diabetes Tipo 1 necesitan un tiempo especial solo contigo, a veces lejos de su hermano con diabetes Tipo 1. Necesitan tiempo para llorar y hablar sobre el diagnóstico porque los niños también sufren por sus hermanos después del diagnóstico. Mi hijo necesitaba permiso y espacio para llorar por su hermano pequeño. Necesitaba llevar a su hermano y también su diabetes a su aula del 2.° grado para una presentación de mostrar y contar porque ama a su hermano y porque necesita que sus amigos vean cómo es la vida para él ahora. Y necesitaba aprender a cuidar a su hermano a un nivel que le correspondía (a los 8 años) porque deseaba desesperadamente hacer algo con sus emociones, con la situación y también ayudar a su hermanito. Entonces, le enseñamos sobre la diabetes Tipo 1, sobre carbohidratos, sobre el conteo de carbohidratos, sobre el control de azúcares en sangre, sobre el Dexcom de su hermano, su bomba y más. No, él no está cuidando a su hermano (aún no tiene edad), pero se siente parte de eso, siente que está haciendo algo para ayudar, y un día estoy segura de que será lo suficientemente mayor para ser un apoyo y ayuda de por vida para su hermano. Por ahora, lo acompaña a la clase, lo recoge después de la clase y ayuda a recordarle a nuestro estudiante del jardín de niños con diabetes Tipo 1 que no olvide ninguna de sus cosas de la diabetes Tipo 1 en el aula después de la escuela. Lo cuida como lo haría cualquier hermano mayor… solo que un poco más ahora.

Para el 1.º aniversario de diabetes Tipo 1 de nuestro hijo que será en unas semanas, le dijimos a su hermano mayor que este año también fue duro para él y queríamos encontrar un momento especial para celebrar con él solo y a su manera, y darle las gracias por ayudarlo. Cuida mucho a su hermanito y aprende mucho sobre la diabetes. Sus ojos se iluminaron, está ocupado pensando en lo que vamos a hacer, y estoy segura de que, sin importar lo que elija, apreciará algo de tiempo y atención solo para él, y ¡con suerte se olvidará de que quiere ser un niño con diabetes el próximo Halloween! Imagina tratar de explicar ese disfraz. ¡Ja ja!


Lee las historias de Stacey Cómo ser inteligente con las golosinas y la diabetes Tipo 1 durante las fiestas y Querido desconocido.

ESCRITO POR Stacey Obrecht, PUBLICADO 10/25/16, UPDATED 10/29/21

Stacey Obrecht es una consultora de administración de Wyoming Y la madre orgullosa de Evan, a quien se le diagnosticó diabetes Tipo 1 a los 5 años en noviembre de 2015. Le apasiona ayudar a los padres de los niños recién diagnosticados y retribuir a las maravillosas organizaciones y personas que ayudan a avanzar en la investigación y el cuidado de las personas con diabetes Tipo 1 cada día. Encuentra a Stacey en Twitter @s_obrecht y en Facebook: Stacey Moss Obrecht.