De Cuando me Preguntaron: Y tú ¿Vas a Poder ser Mamá?

8/15/19
ESCRITO POR: Serena Rodríguez Wurth

 

 

 

 

Fui diagnosticada con diabetes Tipo 1 en 2009 cuando tenía 20 años. En ese tiempo estaba estudiando el tercer año de universidad de la licenciatura en química en Argentina. Tenía todos los síntomas de niveles elevados de glucosa en sangre: pérdida de peso, cansancio, hambre, sed constante y orinaba con frecuencia.

Algo me estaba pasando, algo no andaba bien y yo lo sabía.  Por supuesto que no quería ir al médico. Tenía un poco de miedo a lo que me pudieran encontrar. Finalmente, me decidí y fui al médico y le conté lo que me estaba pasando. Me pregunto si había alguien en mi familia con diabetes. Le dije que no, solamente sabía de una prima pero que ella tenía porque su papá tenía y su papá no era familiar mío.

Análisis y mi diagnóstico

El médico me pidió hacerme análisis de todo. Glucosa en sangre era una de estas cosas. Recuerdo que mi resultado fue de 385 mg/dL pero tampoco entendía que tan malo podría ser ese valor. Llamé a mi mamá y le conté. Fuimos a ver a otro médico. Cuando visitamos a otro médico y vio ese valor me dijo que no era posible que ese valor fuera real ya que de ser así tendría que estar  internada porque era un valor demasiado alto para que pudiera estar caminando.

Así solicitó un análisis de HbA1C y me explicó que si el resultado no era bueno seguramente se trataría de diabetes. Y por supuesto que el resultado no fue bueno.  Mi HbA1C fue  de 13% .

Vimos entonces a una Endocrinóloga con quien primero intenté medicamentos orales. Mi diabetes era tratada como si fuese diabetes Tipo 2. Este tratamiento no estaba funcionado. Volví a cambiar de médico. Esta vez, visité a una Endocrinóloga juvenil especializada en diabetes. Y desde ese día empece con insulina. Tenía yo diabetes Tipo 1.  La primera vez que me inyecté insulina insistí en querer hacerlo yo misma, quería aprender y ser independiente en esto. 

Mi vida siguió, aprendiendo de esta enfermedad cada día. 

Un día una “amiga” me pregunto, “¿vas a poder ser mamá? ¡Las mujeres con diabetes Tipo 1 no pueden ser mamás!”  Le contesté rápidamente, “¡Sí,  claro que sí pueden!”. A decir verdad,  no estaba segura. Ese día lloré hasta que pude preguntar a mi doctora si era verdad. Mi sueño era algún día convertirme en mamá.

En 2014 terminé mis estudios y me gradué como Licenciada en Química. La diabetes no me impidió poder lograrlo. En 2015, me mudé a los Estados Unidos y me casé con el hombre que amo.

En el 2017 quisimos empezar a buscar a nuestro bebé, 3 meses más tarde quedé embarazada por primera vez en mi vida. En 2018 nació mi bebé: León, la cosa más perfecta que podía haber hecho en mi vida, y otra vez la diabetes no me lo impidió.

Sin duda el round más difícil que tuve contra la diabetes fue cuando estuve embarazada. El esfuerzo para mantener el nivel de glucosa en sangre en un rango saludable es el doble.  Pero esto no quiere decir que sea una tarea imposible. Sí, ¡claro que podemos ser mamás con diabetes Tipo 1!

Consejos para tu embarazo o para planearlo

Desde mi página de Instagram y facebook trato ayudar a otras mujeres con diabetes Tipo 1 durante su embarazo, o ayudar a quienes están planeando un embarazo.  Algunos de los consejos básicos pero calve para un embarazo sano con diabetes Tipo 1 incluyen:

  • Planifica tu embarazo, con meses de antelación.
  • Trabaja para lograr una HbA1C menor a 6.5
  • Consigue un medidor continuo de glucosa. 
  • Procura  tomar vitaminas prenatales. Pregunta a tu médico.
  • Revisa tu vista, riñones y corazón
  • Has un chequeo de vista , riñones y del corazón si es necesario.
  • Habla con otras mujeres con diabetes Tipo 1 que han estado embarazadas (Embarazo y mamás con diabetes tipo 1 en Facebook).
  • Durante el embarazo realiza las visitas a tus médicos 
  • Consigue un obstetra/ginecólogo ( de alto riesgo o no) en  quien confíes y que tenga tus mismos ideales. Cámbialo si te provoca miedos y dudas. 
  • Realízate todos los ultrasonidos en las oficinas de medicina materno-fetal de tu hospital.
  • Visita a tu endocrinólogo con más frecuencia para hacer ajustes en tus dosis de insulina.
  • Realiza la monitorización de frecuencia cardiaca fetal.
  • Mide tus niveles de glucosa en sangre al menos antes de comer, 2 horas después de comer. Y por la noche.
  • Revisa tu presión arterial con mayor frecuencia.
  • Come sano y mantenerte activa.
  • Toma mucha agua.

Y por qué no, de vez en cuando cumple us antojos, por supuesto contando carbohidratos y aplicando tu insulina.

 

Serena Rodríguez Wurth

Mi nombre es Serena Rodríguez Wurth. Soy de Argentina pero vivo en Utah, Estados Unidos. Mi Instagram y página de facebook es @mamacondiabetes y el grupo de facebook que dirijo se llama "embarazo y mamás con diabetes" . Si estás planeando un embarazo o si estás embarazada únete, ¡podemos intercambiar experiencia!