De fiesta con diabetes: Cambiando la vida nocturna en Nashville

2/11/19
ESCRITO POR: Caitlin Grenier

Palabras difíciles de escuchar

“Vas a tener que ponerte inyecciones de insulina por el resto de tu vida”.

Mi nombre es Caitlin Grenier y tengo diabetes. Durante mucho tiempo, fue difícil para mí incluso decir esas palabras en voz alta. Me diagnosticaron LADA (diabetes autoinmune latente en adultos) a los 26 años de edad y digamos que no lo tomé bien. Estaba muy metida en mi investigación de tesis de posgrado sobre parasitología del halibut (totalmente genial cuando vives en Alaska), mientras tenía dos trabajos y aún intentaba mantener un tipo de vida social cuando se presentaron síntomas de fatiga, sed intensa y pérdida de peso. Debido a mi horario abrumador, aunque siempre he sido una persona perfectamente sana, se lo atribuí todo al estrés. Seguí funcionando con este autodiagnóstico hasta que bajé las escaleras de la casa de mis padres y mi visión se volvió completamente borrosa. ¡Despierta Caitlin, esto no es solo estrés! Los resultados de los análisis de sangre llegaron por teléfono mientras buscaba desesperadamente un batido de frutas después de horas de investigación en Homer, Alaska. Esto me llevó rápidamente a un endocrinólogo que se rió de mí cuando le pregunté cuánto tiempo tendría que usar la insulina. Ya se pueden imaginar lo que vino después. Sí, depresión, más pérdida de peso y, sobre todo, ira y miedo. Recibí un increíble apoyo de amigos y familiares, y aunque sabía que a ellos les importaba, no entendían directamente por lo que yo estaba pasando. ¿Cómo iban a saberlo?

Decisiones que tomar

Entonces me encontré con dos opciones: dejar que la diabetes me controlara o encontrar una manera de controlarla yo. Comencé a acercarme a otras personas con diabetes, asistí a seminarios, escuché las historias de otras personas y luego gané el coraje de compartir la mía. Esto me llevó a una nueva trayectoria profesional que aborda la prevención de la diabetes para el YMCA (Asociación Cristiana de Jóvenes, por sus siglas en inglés) y a que me convirtiera en coach de salud certificada especializada en profesionales de la salud y personas con diabetes en todo Vanderbilt. Pero todavía tenía ganas de hacer más. Siendo extrovertida, amante de la comida, bailarina, amante del vino y de las mariposas sociales, estaba cansada de adivinar cuánta insulina tenía que administrarme para disfrutar de todas las partes de la vida que quería disfrutar. ¿Qué podría hacer para que esta nueva normalidad fuera más fácil? Mientras tomábamos una cerveza con mi hermana, nos lanzábamos ideas hasta que la frase “Party Like A Diabetic” salió de nuestras lenguas. Eso era lo que buscábamos Esta era la vía para que yo hiciera una diferencia, no solo para mí, sino para todos los que alguna vez han tenido que decir en voz alta: “Tengo diabetes”.

De fiesta con nosotros

Nashville es una de las ciudades de más rápido crecimiento en el país. Una vez que experimentas la energía, la vitalidad, la música en vivo, los equipos deportivos, la increíble cultura de comida y bebida, es fácil ver por qué. Me gusta decir que si estás aburrido en Nashville, es tu culpa. Tanto para los lugareños como para los visitantes, el “problema” principal es elegir qué hacer, pero cuando tienes diabetes, eso es solo la punta del iceberg. Ya tenemos mucho en qué pensar tan solo para salir de casa. Con tantos nuevos restaurantes, coctelerías, cervecerías, cafeterías y panaderías que abren de izquierda a derecha, las personas con diabetes no quieren perderse de nada. Sin embargo, puede ser difícil equilibrar la montaña rusa de azúcar en la sangre mientras se adivina cuántos carbohidratos hay en estos nuevos y emocionantes platos.

¡Aquí es donde entra Party Like A Diabetic, o PLAD (De fiesta con diabetes)! Nos lanzamos a dar un clavado de cabeza y con entusiasmo, para que cenar y beber en la ciudad sea lo más agradable posible. Al asociarnos con los establecimientos locales de alimentos y bebidas, estamos formando conteos de carbohidratos para los elementos del menú, eliminando las adivinanzas que tienen que hacer las personas con diabetes. Desde nuestro lanzamiento el 3 de noviembre de 2018, nos hemos asociado con más de 25 de estos establecimientos en Nashville, con más agregándose todas las semanas. El apoyo que esta ciudad energética y en auge está brindando a la comunidad de diabetes es muy inspirador. Si bien no todos tienen la enfermedad, muchos entienden la importancia del control de la diabetes a través de familiares, amigos y compañeros de trabajo que luchan contra esta enfermedad a diario. La ciudad de Nashville y las ciudades de todo el país están afectadas por la diabetes de alguna manera, por lo que cada comunidad debe participar.

Conteo de carbohidratos y comunidad

Personalmente, si no tengo al menos una idea de los carbohidratos en mi comida, no voy a arriesgarme. El objetivo de PLAD es abrir oportunidades para las personas con diabetes como personas individuales y también para las empresas locales. Estas asociaciones permiten una perspectiva de cómo es vivir con diabetes y el papel que tiene el manejo de carbohidratos en nuestra enfermedad. Para involucrar más a la comunidad, PLAD se está asociando con la Escuela de Ciencias de la Alimentación y Nutrición de la Universidad del Estado de Tennessee para desarrollar números de carbohidratos. Al hacer esto, no solo podremos lograr un cambio más rápido en el conteo de carbohidratos, sino que también les estamos dando a los estudiantes un trabajo significativo, real y aplicable para mejorar su educación.

PLAD tiene tres misiones:

  • Empoderar a las personas con diabetes para que disfruten de su tiempo en la ciudad proporcionando conteos de carbohidratos.
  • Promover negocios locales y comunidad.
  • Concientizar y educar a las personas sobre cómo es, no solo vivir con diabetes sino también prosperar a pesar de ella.

Los conteos de carbohidratos se encuentran actualmente en nuestro sitio web y estamos trabajando arduamente en el desarrollo de aplicaciones para permitir que esta información importante esté disponible en la punta de tus dedos. Además de Nashville, hemos ampliado las asociaciones en Tucson, Anchorage y Kona. ¡No nos detendremos allí! Nuestra visión a largo plazo es expandirnos a todas las ciudades importantes de los Estados Unidos. Si deseas que tu comunidad se involucre con nuestro movimiento, ¡escríbenos! Envía un correo electrónico a partylikeadiabetic@gmail.com, síguenos en @partylikeadiabetic o usa los accesorios y muéstrales a las personas cómo te unes a #PLAD en www.partylikeadiabetic.storenvy.com.

 

Caitlin Grenier

Caitlin Grenier es fundadora y visionaria de Party Like A Diabetic. En 2013, le diagnosticaron diabetes autoinmune latente en adultos (LADA). Ella ha vivido en Alaska, Hawái y ahora llama a Nashville su hogar.