Dejemos de hablarnos a nosotros mismos: salvemos vidas

1/23/18

Nota del editor: este artículo se publicó originalmente en Diabetes Mine como ” Peligro: temporada de gripe, diabetes no diagnosticada y hablar con nosotros mismos “. 


Hunter Chandler, era un niño de 14 años de Missouri, había estado enfermo, con síntomas similares a los que comúnmente se experimentan con la gripe. Cuando el adolescente fue hospitalizado y se realizaron exámenes, sus órganos ya habían comenzaron a fallar y era demasiado tarde para revertir los efectos mortales de la CAD. El hermano gemelo de Hunter, Logan, que había estado enfermo, pero no había mostrado los mismos síntomas extremos, recibió un simple análisis de sangre, y se descubrió que sus niveles de azúcar en la sangre estaban peligrosamente elevados. Logan fue diagnosticado con diabetes tipo 1 y vivió, mientras que Hunter, como muchos otros antes que él, trágicamente no lo hizo. Hunter murió el 1 de enero de 2018. 

 

¿Cómo es que con todo lo que la medicina moderna tiene para ofrecer, hoy día un niño puede morir de diabetes tipo 1 mientras su gemelo vive? Porque el diagnóstico de Hunter no llegó a tiempo. Las señales de advertencia temprana, como la sed insaciable y la micción frecuente, pueden ser fácilmente pasados por alto. Los dolores de cabeza y la visión borrosa se pueden descartar, mientras que la irritabilidad, la pérdida de peso y la fatiga se pueden ignorar. En el momento en que aparecen las náuseas, los vómitos y la respiración rápida o trabajosa, a menudo se sospecha la presencia de una gripe/influenza o un virus. 

Con todo lo que internet, las redes sociales y la tecnología tienen para ofrecer, ¿cómo es posible que la mayoría de la población aún no entienda que la Diabetes Tipo 1 no diagnosticada es fatal? Debido a que la mayoría de las personas que realmente hablan de Tipo 1 son las personas que viven con Tipo 1, y principalmente estamos hablando, a menudo con ira, entre nosotros mismos. Estamos debatiendo por qué esta enfermedad no se llama algo más, o por qué nadie debería decirle a su hijo que no puede comer lo que quiera. Estamos batallando sobre qué compañías están conspirando contra nosotros, que los investigadores tienen la única respuesta correcta, hablamos de las bromas que nos han ofendido. Estamos peleando en tweets, en blogs, en comentarios y en mayúsculas, lanzándonos estas palabras a nosotros mismos, mientras que la DT1 se cuela y reclama otra vida. 

He escrito sobre la muerte de un niño antes y hoy, con gran dolor, escribo sobre otro. Lo hago con la esperanza de que las palabras que estoy compartiendo puedan resonar de mejor manera esta vez, que podamos alejarnos de nuestros debates internos y usar el poder de nuestra comunidad para educar a otros, aquellos que están afuera. Si podemos armar la comunidad con la información y facultarlos para que simplemente soliciten esa prueba de orina o esa sencilla prueba de glucosa en el dedo para asegurarse de que en realidad es gripe, una infección o un virus. Si podemos hacer eso, juntos, juntos podremos salvar vidas. 

Comparte las señales de advertencia y solicita a otras personas que las compartan, y nosotros, en Beyond Type 1, seguiremos haciendo lo mismo y tal vez la próxima vez un hermano no tenga que crecer, sin su gemelo. 


Nuestro desafío a la comunidad Tipo 1: ¿Puedes compartir esto? señal de advertencia visual o este video ? con dos personas y les pides que hagan lo mismo? 

Para obtener más información acerca de los esfuerzos globales para generar conciencia de CAD, lee aquí.