Depresión, diabetes y festejos navideños


 

Georgina Oropeza, originaria de la ciudad de Puebla (México) es Psicóloga especializada en terapia cognitivo-conductual y Educadora en Diabetes por la Asociación Mexicana de Diabetes. Ella fue diagnosticada hace 10 años cuando tenía 22. Además, le encantan los gatitos, así como las películas y las series.

Georgina decidió amablemente concedernos una entrevista para hablar sobre salud emocional en este momento del año en el que esperamos la llegada de las fiestas que celebramos algunas veces en compañía de nuestras familias, y a veces no.  Pero, como personas con diabetes, siempre celebramos en compañía de nuestra condición de vida y de los desafíos que la acompañan, en particular en esta época del año.

Sobre depresión y tristeza

Lo primero que tenemos que tener claro, nos dice Georgina, es que tristeza y depresión no son sinónimos. Estos dos términos hacen referencia a dos cosas diferentes.

La depresión es un grado de tristeza más profundo e intenso. Es parte de las alteraciones del estado de ánimo y presenta otros síntomas entre ellos la pérdida de interés por las actividades habituales, irritabilidad, alteraciones del sueño, apetito, peso, trastornos del comportamiento, faltas de concentración entre otros. 

De acuerdo con nuestra entrevistada, la depresión tiene efecto en  todas las áreas de la vida de la persona, el trabajo, estudios, incluso la capacidad de aseo personal, la persona que está deprimida se siente muy cansada y desganada. 

La depresion puede conducir al suicidio y tristemente las tasas de los mismos suelen incrementarse en estas fechas. Estadísticamente,  la depresión se presenta más en mujeres, pero el suicidio más en hombres porque tradicionalmente los varones suelen recurrir menos a la ayuda de un profesional de la salud emocional y de la gente que los rodea.

Trastorno afectivo estacional

En nuestra conversación con Georgina, aprendimos que el trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que va y viene junto con las estaciones como su nombre lo indica. Por lo general, comienza a finales de otoño y principios del invierno y desaparece durante la primavera y el verano. 

En cuanto a la pregunta de por qué se dan más casos de depresión en esta época del año que en otras festividades, como el día de San Valentín por ejemplo, Georgina manifiesta que en estas fechas “uno se reúne” con la familia. 

En México las personas tienen sus bonos de ahorro y aguinaldos, y tienen el objetivo de reunirse en una fiesta grande con la familia. Y las personas que no tienen trabajo, familia o la posibilidad de cumplir con estas expectativas culturales, pueden caer en tristeza o depresión.

La alimentación, las fiestas y la diabetes

La relación de quienes viven con diabetes puede ser, con frecuencia compleja.  Georgina, en primera persona ilustró esta afirmación con una experiencia personal. En la Universidad, el profesor ofrecía una manzana caramelizada al alumno que respondiera bien una pregunta. Los compañeros no daban con la respuesta, pero la Psicóloga que hoy entrevistamos respondió correctamente, y se la ganó. Recibirla “le hizo sentir tanta tristeza ” que se fue a llorar al baño.

Con esta anécdota refleja lo difícil que resulta, con más frecuencia de la que pensamos, relacionarnos con la comida como personas que vivimos con diabetes. De acuerdo con nuestra entrevistada, esto puede generar posibles sentimientos de ansiedad, y también a veces se canalizan otras emociones mediante la ingesta de alimentos.. 

Adicionalmente, al hablar de México cita otros aspectos complejos. Por ejemplo, los culturales. Señala que en México es de “mala educación” no terminar todo lo que se ha servido en el plato -”cómete otro tamal, otra tortilla”, y la gente puede seguir comiendo y es difícil de pronto rechazar. Tenemos esa idea de que “hay que aprovechar” porque estas Festividades no se repetirán hasta el próximo año, nos cuesta medirnos y esto despierta sentimientos encontrados.

Es importante tratar el tema de la depresión con la seriedad que merece y máxime en estas fechas. Las enfermedades crónicas como la diabetes ya están por sí mismas relacionadas con la depresión y las fiestas y los desafíos alimentarios y socioculturales añaden otros factores a tomar en consideración.

Si estás lejos

Así como en la pandemia nos distanciamos pero empezamos a buscar los medios tecnológicos para unirnos, igual, tratemos de estar más en contacto. También necesitamos que la familia y amigos busquen a esa persona que se pueda encontrar lejos para acercarse, convivir a la distancia, platicar e incluso cenar y compartir mediante una plataforma como Zoom o Meet. La idea es vernos y sentirnos acompañados.

Cuidar la salud emocional en esta época

El distrés de la diabetes es el dolor emocional que se esperaría de alguien que tiene que encargarse del manejo de una condición crónica y exigente; en este sentido, es común que las personas se sientan culpables porque sus niveles de glucosa (azúcar) en sangre no están siempre en rango.  Estos sentimientos y percepciones se pueden exacerbar en estos momentos del año. Es así que resulta tan importante ser compasivos con nosotros mismos.

Cuando nuestros  sentimientos ya se han arraigado por un buen tiempo y ya están afectando todas las áreas de nuestra vida y relaciones interpersonales, es momento de reconocer que necesitamos ayuda.

Una reflexión final

“Sean compasivos, con ustedes y con los demás. Lo están haciendo lo mejor posible. La diabetes es una enfermedad desafiante. Disfruten las Celebraciones y cuiden amorosamente de los suyos y de sí mismos.” nos dice Georgina. 

Feliz Navidad, y Prospero Año Nuevo.

 

ESCRITO POR Lucía Feito Allonca de Amato, PUBLICADO 12/08/21, UPDATED 04/13/22

Lucy lleva 30 años viviendo con diabetes tipo 1, tiene doble nacionalidad Española y Argentina y es Licenciada en Derecho por la Universidad de Oviedo. Forma parte activa de la comunidad en línea de diabetes, temática en la cual se mantiene permanentemente actualizada. También es paciente experto en enfermedades crónicas cardio-metabólicas por la Universidad Rey Juan Carlos y activista por los derechos de las personas del colectivo LGBTQ+.