Golf, viajes y coaching desde Estocolmo


 2022-07-18

Hoy conoceremos a Mónica de Estocolmo, que vive con diabetes desde los 8 años y hoy día ayuda a otras personas con la misma condición.

BT1: Háblanos de tu vida y de cómo llegó la diabetes

Me llamo Mónica, tengo 45 años y tengo diabetes desde los 8 años. Estoy casada, tengo dos hijos y llevo una vida relativamente “normal” con un trabajo a tiempo completo, juego al golf y me encanta viajar. He estudiado en el extranjero y he viajado mucho y he sido amiga de mi diabetes la mayor parte del tiempo (aunque no he tenido grandes valores todo el tiempo). Veo mi diabetes como una amiga con la que tengo que seguir siendo amiga, si me hago antipática con ella, se convierte inmediatamente en un reto. No dejo que mi diabetes me controle demasiado, intento mantenerla bajo control lo mejor que puedo.

¿Cómo es vivir con diabetes en Estocolmo?

Vivo en Estocolmo y tengo acceso a toda la ayuda que necesito gracias a mi equipo de diabetes con el que tengo contacto en el hospital cercano. El otro día necesité un certificado médico para viajar, ya que perdí el anterior, y me llamaron en un minuto después de enviar un correo electrónico a mi equipo de diabetes. Me siento seguro y bien y recibo la ayuda que necesito.

¿Crees que todo el mundo experimenta la diabetes de la misma manera? ¿Por qué?

No creo que todo el mundo experimente su diabetes de la misma manera. En absoluto. Pero los contratiempos de la vida se viven de diferentes maneras, así es. He estado en varios grupos de Facebook a lo largo de los años y realmente veo cómo la gente lucha con su diabetes, lo estresados que están por el azúcar que les molesta o lo enfadados que están por la falta de comprensión que existe. Por supuesto, también he tenido malos pensamientos sobre mi diabetes, por qué me ha afectado en particular, que la vida me parece injusta, pero en su mayor parte tengo una visión muy positiva de la vida y eso también ha acompañado la forma en que he afrontado mi diabetes. Si estoy alta o baja, lo corrijo lo mejor que puedo, si está mal, ya vendrá otro día. Pienso que podrías ser atropellado por un autobús mañana. Si me preocupara por las complicaciones que pudieran surgir (afortunadamente aún no he tenido ninguna aparte de pequeños cambios en los ojos) entonces no haría nada más, quiero ahorrarme esa ansiedad y simplemente vivir mi vida.

¿Cómo llegaste a abrir una cuenta de Instagram y compartir sobre tu estado de salud?

Simplemente sentí de forma espontánea que hay mucha gente que se siente mal por su diabetes y que tal vez necesita ver a alguien viviendo una vida normal para no perder la esperanza por completo. Hay muchos padres de niños con diabetes que se han puesto en contacto conmigo y me han dado las gracias por darles esperanza y fe en que a su hijo le irá bien en la vida a pesar de su diabetes y que ésta no le impedirá hacer lo que quiera, ¡siempre que tenga cierto control!

También tenía ganas de aprender algo nuevo, así que me apunté a un curso de formación para educadores. Pensé que podría ayudar a las personas a adoptar un enfoque más relajado de su diabetes o la de sus hijos, pero es difícil. He ayudado a dos padres entrenándolos, pero es algo más parecido al asesoramiento en lugar del clásico coaching porque tengo mucha experiencia personal con la diabetes y con lo que supone vivir con una enfermedad crónica, que al fin y al cabo lo es. Pero a pesar de todo, si consigo que alguien viva más relajado con su diabetes, ¡he puesto mi granito de arena! No necesito ganar dinero con ello, ¡tengo otro trabajo a tiempo completo! 

¿Cómo podemos ayudarnos mutuamente en la sociedad?

Compartiendo experiencias, mostrando cómo es vivir con diabetes, compartiendo los valores buenos y negativos para que la gente entienda que a veces se hace cuesta arriba. A menudo sólo se comparten los grandes valores y es una lucha por mantenerse estable para tantos. Compartir las preocupaciones cotidianas y, sobre todo, compartir información sobre la diabetes para que más personas conozcan la enfermedad y puedan ayudar en las situaciones agudas. Un mayor conocimiento también podría aumentar la disposición a donar dinero para la investigación. Al fin y al cabo, se trata de una enfermedad crónica que afecta a toda la vida y que cuesta a la sociedad miles de millones en todo el mundo, y hay países que también cobran por la insulina y en los que la gente intenta mantener las dosis bajas para poder permitirse las inyecciones. Es terrible. Por eso hay que apoyar la investigación para que podamos curar esto, ¡para que la gente no muera o enferme innecesariamente!

Háblanos de tu iniciativa

No sé si puedo llamarlo iniciativa porque no trabajo a tiempo completo con mi cuenta de Instagram. No tengo un plan directo, sino que comparto cosas cotidianas de mi vida con la diabetes. Lo que como, cuándo hago ejercicio, cuándo viajo, cómo ha sido tener hijos, qué piensa mi marido de mi diabetes, etc. Quiero que los padres de los niños con diabetes entiendan que, por supuesto, tener una enfermedad es duro, pero que se puede llevar una buena vida y no tiene por qué ser un obstáculo.

¿Por qué se te ocurrió crearla?

He estado en tantos grupos de Facebook en los que veo lo mal que se siente la gente, la mala actitud que tienen hacia su diabetes, que como que se angustian por la más mínima cosa y se olvidan de vivir. Creo que tengo una gran actitud sobre la mayoría de las cosas y sólo quería compartirla.

¿Cuáles son tus proyectos y objetivos para el futuro?

Un sueño sería, por supuesto, formar parte del equipo de diabetes de algún hospital local. Tienes un médico, un dietista, un consejero, pero también podrías conectar conmigo, que he vivido con la enfermedad durante mucho tiempo, tengo mucha experiencia y puedo ser un apoyo en lo alto y en lo bajo. Nadie más lo entiende, excepto alguien que ha vivido con la enfermedad durante mucho tiempo. Hasta ahora, no gano nada de dinero con esto y a las personas que he entrenado, lo que he cobrado, lo he dado directamente a la Children’s Diabetes Fund para apoyar la investigación. Los objetivos para el futuro podrían ser aumentar el número de seguidores para poder empezar a ganar dinero con mis consejos/coaching y poder donar parte del dinero a la investigación.

Un  mensaje para nuestra comunidad

No estás solo. Hay mucha gente que vive con diabetes y es mucho más fácil compartir conocimientos y experiencias con gente que entiende. ¡Acércate a los demás! ¡Comparta con otros! Sé amigo de tu diabetes, ¡será mucho más fácil!

¿Dónde podemos encontrarle en las redes sociales?

Pueden encontrarme en mi cuenta de Instagram 

ESCRITO POR Lucía Feito Allonca de Amato, PUBLICADO , UPDATED 07/18/22

Lucy lleva 30 años viviendo con diabetes tipo 1, tiene doble nacionalidad española y argentina y es Licenciada en Derecho por la Universidad de Oviedo. Es educadora en diabetes por la IDF, paciente experto en enfermedades crónicas cardio-metabólicas por la Universidad Rey Juan Carlos y apasionada defensora de la diversidad, equidad e inclusión.