DIABETES TIPO 1 & TSA: LO QUE DEBES SABER ANTES DE DESPEGAR

Lograr pasar por la seguridad del aeropuerto es lo suficientemente caótico y estresante por sí mismo, pero si además tienes que llevar dispositivos y otras necesidades para la diabetes tipo 1, esto puede llegar a otro nivel. Para los que viajan hacia y dentro de Estados Unidos, hay algunas cosas que debes saber y preparar antes de comenzar a hacer la fila para el control de seguridad en el aeropuerto.

Tarjeta de Notificación para el TSA (Administración de Seguridad en el Transportes, por sus siglas en inglés)

Con anticipación, puedes descargar e imprimir esta tarjeta. Para mayor discreción, se lo puedes entregar a un TSO (Oficial de Seguridad en el Transporte, por sus siglas en inglés) para informarle sobre tu condición médica y sobre los suministros que vas a llevar contigo (tal vez no lo tengas que decir verbalmente) o proporcionar un detalle más a fondo de tus suministros.  Recuerda que esto no es un requisito, pero te puede ser útil.

TSA Cares (es un servicio telefónico que proporciona ayuda adicional a los viajeros con discapacidades, problemas médicos y otras circunstancias especiales durante el proceso de control de seguridad)

Contactar a la TSA Cares y a un especialista de apoyo al pasajero que proporciona asistencia en el momento siempre es una buena idea. Esto le advierte a la TSA (Administración de Seguridad en el Transporte, por sus siglas en inglés) con anticipación cuándo vas a llegar y cuáles son tus necesidades especiales. En particular si la persona con diabetes tipo 1 es un menor, sólo un agente supervisor lo puede revisar (si es hombre, sólo un supervisor hombre lo puede revisar y si es mujer, sólo una supervisora mujer la puede revisar). Para ahorrar tiempo, llama al teléfono directo 1-855-786-2227 de la TSA Cares aproximadamente 72 horas antes del vuelo para conseguir un supervisor personal para la inspección.

Bombas & CGM (monitoreo continuo de glucosa, por sus siglas en inglés)

  • ¡Siempre es aceptable viajar con bombas de insulina (microinfusoras de insulina) o monitores continuos de glucosa!
  • Es una buena idea notificar inmediatamente al TSO (Oficial de Seguridad en el Transporte, por sus siglas en inglés) que estás utilizando un dispositivo médico. (También puedes presentar una Tarjeta de Notificación al TSA que detalla tu enfermedad y los dispositivos que vas a llevar)
  • Aquellos con diabetes tipo 1 tienen el derecho de conservar ambos dispositivos en todo momento.
  • Las bombas de insulina y los CGM (monitoreo continuo de glucosa, por sus siglas en inglés) NO deben exponerse a la máquina de rayos X.
  • NO se recomienda que que las bombas de insulina y los CGM pasen por el escáner corporal en el aeropuerto ya que la mayoría de empresas de bombas de insulina y de CGM no han podido determinar si la tecnología de imágenes interfiere con la configuración de los dispositivos.
  • En lugar de un escáner corporal, pide caminar a través del detector regular de metales con tu dispositivo(s) O BIEN pide que te registre manualmente un agente de la TSA.
  • Ten por seguro que se usará un ETD (detector de rastros de explosivos, por sus siglas en inglés) donde está localizado tu dispositivo, que es un frote con un hisopo para materiales explosivos.
  • Anticipa demoras con la inspección de tu equipo (a pesar de que es permitido). ¡Debes darte bastante tiempo adicional! Te puedes ahorrar algo de tiempo al registrarte para un chequeo previo con el TSA (Administración de Seguridad de Transporte, por sus siglas en inglés) ya que con autorización previa no tienes que sacar los líquidos. (Hay un cuota nominal anual por esto).

Las agujas, las jeringas y las lancetas

  • Las agujas y cualquier otro tipo de dispositivo para la administración de la insulina son permitidos en los aviones.
  • Aunque no es necesario, te recomendamos llevar tu receta médica, una carta de tu doctor o las etiquetas farmacéuticas para tus medicamentos para agilizar el proceso de control.

La insulina

  • Siempre se permite llevar frascos, plumas u otros dispositivos con insulina en tu equipaje de mano.
  • NO pongas tu insulina en el equipaje facturado. Siempre debes tenerlo contigo porque los severos cambios en la presión o la temperatura pueden alterar la insulina.
  • Puedes solicitar una inspección manual por un agente de la TSA si no te sientes cómodo pasando tu insulina en la máquina de rayos X.
  • Se permiten los paquetes acumuladores de frío y otros accesorios para mantener tu insulina fresca.
  • ¡Después de volar, siempre inspecciona tu insulina antes de inyectarla!  Debes desecharla o llamar a tu doctor si se ve dañada.

Indicios de insulina dañada:

  • Tu insulina se ve turbia cuando debe estar transparente.
  • Tu insulina debe estar turbia, pero tiene cúmulos a pesar de frotarla suavemente entre tus manos.
  • Tu insulina se ve fibrosa.
  • Tu insulina cambió de color.

Otros suministros

No se te debe olvidar que otros suministros de diabetes son sensibles a la temperatura y también deben de estar en la cabina para que no se dañen debido a las temperaturas extremas en el despacho del equipaje. La regulación de la temperatura debe aparecer en la descripción del producto. Debes considerar los siguientes suministros:

  • todos los sensores implantables Dexcom;
  • las tiras de cetonas;
  • las tiras reactivas

El glucagón y los azúcares rápidos

  • Se permite el glucagón en su contenedor farmacéutico debidamente etiquetado.
  • La TSA permite que aquellos con diabetes lleven azúcar en forma líquida o gel para para el tratamiento de hiperglucemia, aunque sea mayor de 3.4 onzas.
  • ¡Siempre se permiten los caramelos, tabletas de glucosa y otras comidas con azúcar!