Diabetes Tipo 1, Participar en Protestas Sin Correr Riesgos

8/27/19
ESCRITO POR: Roxana Dávila

 

 

 

Tras una inmensa presión ciudadana lograda con múltiples y creativas protestas durante los puertorriqueños logramos la renuncia del que fuera el gobernador en cargo.  Tras una inmensa presión ciudadana lograda con múltiples y creativas protestas durante 12 intensos días.  El ingenio y la convicción de quienes por calle, aire y mar, con cacerolas, fuego o flores, en motoras, a pie, a caballo, en kayak, avión o bajo el mar, desde sus hogares o el ciber espacio fue encantador y eficaz: el hoy ex gobernador finalmente se renunció.

Revolución Pacífica

La furia convertida en lo que hoy llamamos “revolución pacífica” la desató la filtración de un chat privado cuyos participantes son el hoy ex gobernador y algunos miembros de su gabinete ejecutivo.  Como si fuera poco, Puerto Rico aún se recupera de María, el huracán devastador que azotó la isla hace un año. En el chat se burlaron de las víctimas de María, de sus muertos y se encuentran pistas que podrían demostrar como no se distribuyó adecuadamente la ayuda humanitaria que llegó a la isla.

Tentación y protestas

Con apenas un año de mi vida con diabetes Tipo 1 me enfrentaba a la tentación  de ir a la calle, unirme a las protestas y no pensar en las posibles consecuencias de no atender mi vida con diabetes según bien he aprendido. Recapacité y tomé todas las medidas necesarias para salir a protestar y regresar sana y salva. La verdad dudé antes de ir a la primera marcha masiva. Sol, calor y caminatas extensas junto a más de medio millón de personas, no era para menos. Mis amigos, endócrino y nutricionista me animaron, ellos sabían que estaría bien. El momento era mágico, había que sacar a quien sabíamos se había burlado y ofendido al país entero. 

Pero ¿cómo no poner el riesgo el manejo de nuestra condición de vida? Aquí unas recomendaciones.

1. Con mochila en espalda 

Fui a la marcha con mochila en espalda. En ella: insulina de corta y larga duración, glucómetro, tiras, lancetas, dispositivo de punción,  baterías extra, agua, frutas, miel, nueces y más.

2. Tecnología  para la diabetes  

Llevé conmigo un Medidor Continuo de Glucosa en brazo y caminé 8.3 kilómetros en total. La caminata fue larga, las emociones a flor de piel, la recompensa mejor.  Alrededor de 600 mil personas fuimos a la marcha. Llevar un medidor continuo me permitió ver en todo momento mi glucosa y me ayudó a tomar mejores decisiones.

3. Fuentes de hidratos de carbono

Lleva contigo una fuente de hidratos de carbono por si se complica tu regreso a casa y debes pasar algunas horas lejos.

La multitud era inmensa y el tráfico muy complicado.  Una vez llegué al punto donde tomaría la transportación de regreso a mi casa, me encontré con cientos de otros ciudadanos que esperaban lograr lo mismo.

Dormir en paz con glucosa en calma

Esa noche dormí en paz y mi azúcar en sangre se mantuvo en los niveles deseados. Logré participar de un evento que yo y todo mi país recordará por siempre. 

Con suerte, durante todo este tiempo, la diabetes Tipo 1  ha sido un aliento para mi. Participar de estas protestas requirió una conciencia y cuidados adicionales que previo a mi vida con diabetes Tipo 1 eran inimaginables, pero quedó demostrado que si se toma conciencia se puede. 

 

 

Roxana Dávila

Roxana tiene 45 años y fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 el 19 de febrero de 2018. Es maestra de yoga desde hace 3 años, y cuidadora, hace 40, de perros, gatos, peces, caballos, ovejas, aves, conejos y cerdos, en su casa. Vivir cerca de plantas, animales y naturaleza es normal para ella. Roxana ama la literatura y posee una maestría en teoría de la comunicación, así como estudios doctorales en historia, ambos en del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico. Le encanta la mantequilla de coco.