Diana Novelo, Apoyar a Nuestra Comunidad

3/12/20
ESCRITO POR: Mariana Gómez

 

 

Diana fue diagnosticada con diabetes tipo 1 a la edad de 19 años. Ella vive en la ciudad de Mérida, Yucatán donde se dedica a dar consultas de Nutrición y Educación en Diabetes. Además, forma parte de la Asociación Mexicana de Diabetes en el Sureste A.C donde participa activamente en los campamentos de verano para niños y jóvenes con diabetes Tipo 1. Diana es parte de un movimiento de jóvenes mexicanos que buscan generar cambio y ayudar a los más necesitados. Le hicimos llegar nuestras preguntas fuera de lo comun para que puedas conocerla.

¿Quién eres? ¿Cómo te defines, y cómo te describirías si tuvieras que auto presentarte en una reunión de amigos?

Soy Diana Estephanía Novelo Alzina; me gusta cuando me llaman Diana o Dianita. Nací en Mérida. Tengo 28 años. Me considero una persona tranquila, responsable, respetuosa, ahora ya me considero más paciente que antes, organizada, cariñosa; pero también siento que soy aprensiva; a veces, más sensible de lo que preferiría y, seguido, callada o reservada. 

Me gusta estar lo más relajada y alegre posible, evito el estrés y las preocupaciones innecesarias; pero me hace sentir bien el cumplir con lo que prometo, cumplir con mi palabra.

Me gusta sacar tiempo libre para pasar ratos a solas, para leer y para salir a caminar a algún parque. De estos, me gusta admirar y observar los árboles frondosos y las flores, también me emociona y disfruto mucho ver gente jugando, paseando o haciendo ejercicio. 

Profesionalmente soy nutrióloga y educadora en diabetes. Educar en nutrición y en diabetes es lo que más me gusta de mi trabajo, y sé, que a las personas a las que atiendo en consulta, les gusta que yo les dedique tiempo enseñándoles. 

Me gusta mucho estudiar y aprender, de todo: de salud, idiomas y de arte también, aunque ya casi no le dedico tiempo a los dos últimos. En cuando a arte, me encanta apreciar la música clásica, la pintura y la danza; mi recinto favorito en mi ciudad es el Teatro José Peón Contreras. 

¿En qué año fuiste diagnosticada con DT1?

En diciembre de 2010; pero el malestar y las sensaciones extrañas comenzaron en junio de ese mismo año. El lunes 6 de diciembre, de 2010 fue el día en que mi cuerpo no aguantó más y paré en el hospital por cetoacidosis diabética. Este día lo recuerdo muy bien, ¿cómo no? ha sido uno de los días más terribles de mi vida y, al mismo tiempo, fue el día en que tuve la esperanza de volver a sentirme bien y fuerte como antes, a partir de mi primera dosis de insulina. 

¿Quién fue/ es el mayor apoyo cuando del manejo de la DT1 se trata?

Mi papá y mi mamá; por su consideración, por su respeto, por darme mi espacio, por confiar en mi autocuidado y por apoyarme económicamente, todo desde el comienzo. 

Mi novio, que es quien considero que conoce más de mi diabetes y que, en caso de ser necesario, sabría cómo ayudarme sin tener que preguntarme qué hacer.

Los miembros y las familias de la Asociación Mexicana de Diabetes en el Sureste, por su apoyo incondicional y por su sensibilidad ante la condición. 

¿Persona con diabetes o diabético? ¿Por qué?

Persona con diabetes. Me gusta más cómo suena, como se gesticula, me hace sentir que la diabetes es una más de mis características y no que es la totalidad de mí.

¿Las dos cosas más sencillas de vivir con DT1?

1.- Comer saludablemente

2.- Hacer ejercicio

Ya que, ambos, son actividades que he hecho, con mucho gusto, desde niña. 

 ¿Las dos cosas más complicadas de vivir con DT1?

1.- Tener que tomar decisiones todo el tiempo y el cansancio que trae consigo.

2.- Tener que aguantarme de comer ciertas cosas en ciertos momentos; o comer en mayor cantidad, sin preocuparme.

La pregunta o comentario imprudente que más te hace enojar

¡Tú no puedes, verdad! (Cuando están ofreciendo algún alimento o bebida con azúcar). 

Menciona a) tu bebida favorita b) tu platillo (puede ser un postre) favorito

Bebida: No puedo decir solo una, me encantan: los frappés, los licuados con leche y fruta, la leche con chocolate, los helados, los sorbetes y las champolas. Los cuales, si acaso, probaré 1 o 2 veces al mes, y siempre con el temor a la hiperglucemia.

Platillo: amo las ensaladas frescas, con una vinagreta original y deliciosa.   

Tus ejemplos a seguir (si es que los tienes, en el mundo de la diabetes)

Soy admiradora de todas las personas que viven con diabetes, sobre todo, soy fan de quienes tienen diabetes y dan lo mejor de sí mismos para cuidarse.

Dispositivos que usas para el manejo de tu DT1

  • Glucómetro Accu-chek Performa (mi favorito)
  • Glucómetro Accu-chek Instant (cuando no me queda de otra, porque falla mucho)
  • Glucómetro Contour plus (me gusta, pero son más caros los insumos)
  • Lancetero (dispositivo de punción) Softclicks, de Accu-chek
  • App My Sugr (favorita) para llevar mi registro cuando uso glucómetro
  • Sensor Freestyle Libre
  • Microinfusora de insulina VEO 754, de Medtronic.

Confesiones: ¿medición de glucosa capilar? 

Cuando solo estoy usando glucómetro, y no sensor, me checo unas 6 veces si mi diabetes está tranquila y yo muy atareada con ocupaciones, y entre 7 y 10 veces cuando mi diabetes está medio rebelde o estoy comiendo seguido o con mucha actividad física. Cuando estoy usando sensor, me checó de 1 a 3 veces al día, a lo mucho y solo si dudo de los resultados, para checar que estoy acostándome a dormir con una cifra segura o para corroborar lo que estoy sintiendo en determinado momento (sensaciones de hipo o hiperglucemia). Hay ocasiones, la mayoría de los días, que si el sensor está funcionando bien y concuerda totalmente con lo que estoy sintiendo y me da total confianza, no veo la necesidad de checarme con el glucómetro y me ahorro esos piquetes. 

Confesiones: ¿limpias tu dedo con la ropa luego de medir?

Sí lo he hecho, sobre ropa oscura donde no se note la sangre, pero no lo he hecho con nada de gusto. Es algo a lo que he recurrido cuando se me han acabado mis toallitas con alcohol y no tengo lavabo cerca. A veces, en estas emergencias lo que más hago es que con la misma tira reactiva retiro la sangre. 

Dos consejos para quienes te leen 

1.- Cuídate, sigue tu tratamiento, cuenta, inyéctate y modérate, aunque estés molesto/a con tu diabetes. 

2.- Siempre que tengas tiempo y puedas, sé paciente con las personas que te preguntan sobre tu diabetes, esta será una manera de apoyar a nuestra comunidad y a disminuir el estigma de esta condición. 

 

 

 

 

Mariana Gómez

Mariana fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en el verano de 1985. Ella es psicóloga y educadora en diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros. Ella es una vocero por la diabetes tipo 1 en América Latina. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes hasta 2012. Vive en la Ciudad de México y ama los unicornios.