La diabetes tipo 1 en el dormitorio de la universidad

 2022-08-29

Tu dormitorio sirve como tu pequeño espacio de paz en la locura de la vida universitaria. Tener diabetes tipo 1 te brinda la aventura adicional de acomodar todos tus suministros adicionales en esta pequeña morada. Lee estos consejos útiles para mantenerte preparado, organizado y exitoso mientras adaptas la diabetes tipo 1 a tu experiencia universitaria.

SÚRTETE DE SUMINISTROS

Siempre presta atención a tus suministros. Súrtete de suministros que te duren por lo menos 3 o 4 meses. También puedes planificar tus mayores abastecimientos en base a los viajes a casa para las vacaciones o los descansos académicos. Aquí hay una lista de elementos esenciales:

  • pilas y baterías para medidores y microinfusoras según sea necesario
  • glucagón nasal y kits de glucagón de emergencia según sea necesario
  • insulina (refrigerada) de acción prolongada y de acción corta
  • jeringas, lancetas y tiras reactivas adicionales
  • tiras o medidores de cetonas
  • sets de infusión (para microinfusora de insulina)
  • suministros para la inserción, como toallitas con alcohol y toallitas para reforzar la adhesión
  • medidores continuos de glucosa, transmisores y sensores adicionales
  • medidor adicional en caso de emergencias

CAJA PARA LOS NIVELES BAJOS

Prepara tu caja para los niveles bajos para que sea más grande y mejor. Prepárate con todo lo que necesitas para tratar un nivel bajo de glucosa (azúcar) en sangre. Compra estos suministros en el almacén local con tu membresía, como Costco o Sam’s Club.

  • cajas de jugo a granel
  • pastillas de glucosa
  • gel de glucosa
  • refrigerios como barritas de granola y galletas
  • paquetes pequeños de dulces con 15 gramos de carbohidratos (Skittles, Starbursts, Sweet Tarts, Airheads)
  • ¡cualquiera que sea tu golosina para los niveles bajos!

KIT PARA LOS DÍAS DE ENFERMEDAD

La universidad es un lugar donde puedes contagiarte de una variedad de enfermedades fácilmente. Asegúrate de tener los suministros necesarios para pasar un día de enfermedad. Invierte en una bolsa pequeña para meter en tu mochila para un día ajetreado de clases en el campus.

  • suministros para monitorear la glucosa en sangre
  • desinfectante para manos
  • pastillas para la tos, jarabes y pastillas para la garganta sin azúcar
  • analgésicos y antifebriles no esteroideos, como ibuprofeno y aspirina
  • pastillas o gel de glucosa
  • suministros para microinfusoras o plumas de insulina
  • glucagón nasal BAQSIMI o kit de glucagón de emergencia
  • tiras reactivas para medir cetonas
  • líquidos (agua embotellada, cajas de jugo, bebidas deportivas)

Para más información, consulta Lo que debes conocer del resfriado y la influenza.

ALMACENAMIENTO

Habrá una cantidad limitada de espacio para que guardes todos tus suministros. Sin embargo, ¡aquí hay algunas ideas para ahorrar espacio!

  • Cajones con ruedas: Elige un juego de 3 cajones con ruedas que puedas guardar debajo de tu cama. Dale a todos tus suministros para la diabetes un hogar en uno o dos de los estantes.
  • Estantes colgantes: Invierte en unos estantes colgantes que puedan caber en tu armario. Son excelentes opciones para ahorrar espacio y tener una gran cantidad de espacio para colocar tus suministros.
  • Reposapiés con almacenamiento: Busca un reposapiés de buen tamaño que tenga tapa. Puedes guardar tu reserva secreta en su interior.

ETIQUETADO

La cinta washi (cinta de papel de color) es una forma elegante y colorida de organizar tus suministros. Al igual que la cinta para pintar, se quita de las superficies sin dejar residuos. En otras palabras, es perfecto para decorar y etiquetar todas tus necesidades con diferentes colores y patrones.

INFORMA A TU COMPAÑERO DE HABITACIÓN

Indícale a tu compañero de habitación dónde están tus suministros para casos de emergencia por si necesitas ayuda. Muéstrale tu kit de glucosa de emergencia, tu caja para niveles bajos y cualquier otra cosa con la que necesites ayuda en una emergencia. También debes informar a tus vecinos y al consejero residente.

MANTÉN UNA LISTA DE CONTACTOS DE EMERGENCIA

Escribe una lista de contactos de emergencia y colócala en algún lugar visible de tu dormitorio. Debes tener los números de seguridad del campus, el consultorio de la enfermera, el decano de estudiantes y los contactos de emergencia de casa en caso de que tú o un amigo deban hacer una llamada.