Dulces Detectores. Perritos de Alerta Médica para Personas con DT1.


 

En Beyond Type 1 nos encantan los perros, esos maravillosos seres que nos muestran su cariño en cuanto llegamos a casa, nos acompañan en todo momento e incluso durante la pandemia nos han apoyado y distraído en los momentos más complicados.

Pero, hablar de perros que además puedan alertar a quienes vivimos con diabetes en situaciones como una hipoglucemia es aún más maravilloso. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de entrevistar a Lidia Nicuesa quien es psicopedagoga y se encontraba acompañada de Chini, su perrita. Lidia nos presentó el trabajo que realiza la Fundación Canem, fundación que está encargada de la preparación de perros de alerta para personas con diabetes.

BT1 ES. Para empezar, nos encantaría conocer un poco más sobre ti, Lidia. Cuéntanos sobre ti y sobre tu diabetes.

Lidia: Yo tengo diabetes tipo 1 desde que tenía cinco añitos y ahora tengo 25, o sea, llevo toda una vida viviendo con diabetes. Siempre pendiente de la última tecnología, de tener la mayor cantidad de avances, de intentar que los niveles estén lo mejor posible para estar siempre bien y desde hace ocho años, pues muy vinculada al tema de los perros de alerta médica para diabetes en fundación Canem, así que toda la vida, tanto personal como profesional está ligada a la diabetes Tipo 1.

Cuéntanos sobre Chini, que ella también está invitada.

Lidia: Chini tiene ocho años… lleva 8 años cuidando de mí día y noche y su trabajo es con el olfato. Ella detecta, a través de su olfato cuando voy a tener una subida o una bajada de glucosa (azúcar) en sangre  y me avisa a través de ladridos: Me mira fijamente y me dan varios ladridos que no se confunden con nada y ese es su trabajo día a día. Lleva conmigo desde cachorrita y no nos separamos nunca. Siempre estamos juntas, estuvo conmigo toda la carrera de magisterio, todo el máster de psicopedagogía y viene conmigo día a día a trabajar. Así que estamos todo el día juntas. Es muy tranquila. Hace muchas horas de trabajo y de estudio conmigo, así que no le queda otra que saber estar delante de la pantalla y esperar a no tener que cuidarme. Pero bueno, sí lo tiene que hacer… darme ese aviso que me da tanto tiempo de reacción.

¿Nos puedes contar un poquito más acerca de la Fundación Canem?… ¿En dónde está?, ¿Cuál es la labor que realizan? ¿Cómo surgió?

Lidia: Fundación Canem está en Zaragoza, en el centro de España. Lo que nosotros hacemos es seleccionar, educar y adiestrar perros de alerta médica que ayuden a personas, tanto con diabetes o con epilepsia que se encuentran en cualquier punto del país. Aunque hoy nos centraremos, por supuesto, en diabetes, que se encuentran en cualquier punto del país.

¿Qué quiere decir esto?… que, aunque nosotros estamos en Zaragoza, estamos rodeados de un montón de voluntarios, de familias de acogida, que se encargan de cuidar los cachorritos mientras nosotros los estamos educando, para que luego se puedan entregar en cualquier punto de España.

Tenemos un proyecto que es internacional, que seguro muchas de las familias que nos están viendo se lo preguntarán: “sí estoy fuera de España ¿qué pasa?”… No pasa nada, porque perros de alerta es un proyecto internacional, con el que pueden contactar con nosotros y los perros de la misma manera en la que se forman en Zaragoza y se entregan en cualquier punto de España, se forman en Zaragoza y se entregan en cualquier punto del mundo.

¿Cómo puede tu perrito detectar que tus niveles de glucosa (azúcar) están cambiando?

Lidia: Ella lo hace a través del olfato, nosotros les enseñamos cuáles son las sustancias denominadas: isopreno para las hipoglucemias y cuerpos cetónicos para las hiperglucemias, de tal manera que, en el momento en el que vamos a sufrir una baja de glucosa (azúcar)  los niveles de isopreno varían y eso es lo que el perro detecta, cuando vamos a sufrir una hiperglucemia, los niveles de cuerpos cetónicos varían y esto es lo que detecta el perro.

Todo esto es posible porque hay un equipo de adiestradores detrás, yo soy psicopedagoga, entonces, sólo me encargo de toda la parte de las familias, de acompañar a los usuarios. Y de un equipazo de compañeros que se dedican al adiestramiento de los cachorros, que son los que verdaderamente consiguen esto.

Todo el origen está, que el fundador de la fundación: Paco Martín, es militar y se dedicaba a la búsqueda de explosivos a través de los perros. Entonces, claro… unimos cuando nos conocimos, estos dos campos: el campo de la detección a través del olfato de los perros, que él controlaba muy bien, al fin y al cabo, ponía su vida en manos del olfato del perro.

Ha salvado un montón de vidas. Entonces, todo eso que él ha desarrollado como protocolo propio, con la detección a través del olfato de los perros. Lo unimos con todo lo que yo sabía de una vida viviendo con diabetes.

Poco a poco, fui creciendo. Yo entré en la fundación con 17 años, fui creciendo, estudiando y me especialicé en el trato a familias y todavía más, a familias que conviven con una enfermedad crónica. De tal manera que, lo que hacemos es acompañarlos desde el minuto uno, desde dos puntos diferentes: Paco con toda su experiencia, preparando un perro que les pueda aportar esa tranquilidad, a través del olfato… y en mi caso, pues a través de la comprensión, de la empatía y sobre todo el saber entender las situaciones que viven y que el perro que se incluye en su familia sea verdaderamente una ayuda… que sea un perro que esté muy bien educado, muy bien adiestrado y que sea capaz de aportar, el tiempo, la tranquilidad que dan sus avisos y sobre todo, el apoyo emocional de compartir tu vida con un animal que te cuida.

Ahora entendemos un poquito cómo lo detectan, lo que mucha gente que nos está viendo se estará preguntando es: si, pero ¿cómo te avisa? ¿Cómo te hace saber ese perrito que te está bajando la glucosa (azúcar) en sangre o subiendo?

Lidia: Da varios ladridos muy claros, ella se pone delante de mí, me mira a los ojos fijamente y da varios ladridos muy claros, no se pueden confundir con ningún otro ladrido que, muchas veces las personas nos preguntan: “pero, ¿no se confunde si ladra a la puerta o si ladra a otro perro?… es súper claro, el perro te mira fijamente y da varios ladridos que te hacen entender que se está produciendo una subida o una bajada de glucosa (azúcar), es muy claro.

Y ¿es el mismo ladrido en la hipo y en la hiper?

Lidia: Sí y ahí es donde nosotros nos valemos de la tecnología, de tal manera, que lo que hacemos es comprobar y ver hacia dónde va. Lo realmente importante del perro es que te avisa con tiempo, esto quiere decir que cuando el perro te avisa tus niveles todavía no están altos o todavía no están bajos. De tal manera, que cuando tú compruebas y ves hacia dónde va la tendencia, puedes tomar medidas, que muchas veces, mediante los medidores continuos aparecen flechas que a los pocos minutos desaparecen y verdaderamente la glucosa (azúcar) no cambia. Pues esto es un poco lo que conseguimos con el perro, que siempre que el perro te avisa, tú sabes que en 15-20 minutos, los niveles van a estar bajo de rango o por encima de rango.

Pensemos en el caso de muchas personas que no tienen el acceso a la tecnología, personas que sólo tienen medidor… ¿serían también candidatas a tener un perro?

Lidia: Sí, solamente con el medidor de glucosa (azúcar) en sangre eres candidato a tener el perro, lo que sí es cierto, es que la tecnología complementa muy bien… te da toda esa información, todos esos datos que muchas veces te ayudan a interpretar mejor el aviso del perro.

Chini está en mi vida desde hace ocho años y yo utilizo medidor continuo desde hace seis, es decir, los primeros dos años de vida de Chini ella era toda esa información que yo necesitaba. Sí que es cierto que desde que he incluido el medidor continuo, pues tienes esa información, esos datos más continuos. Pero, no es necesario y tampoco es incompatible… es compatible, es complementario y puedes tener perros sin tener medidor continuo.

Será una opción maravillosa que estamos seguros de que muchas personas van a estar interesadas. Nos puedes decir, ¿cómo podemos solicitar un perrito de alerta médica para la diabetes?

Lidia: Se puede solicitar a través de dos vías diferentes: tenemos en activo el programa perros de alerta y el programa de becas de Canem Fundación. El programa perros de alerta pretende llegar a todas las personas, es decir, cualquier persona que necesite la ayuda de un perro de alerta médica, esté en el país que esté, puede solicitar un perro de alerta médica a través de: perrosdealerta.com

Y luego, tenemos el programa de becas de Canem Fundación que, lo que hace es becar unos 15-20 perros de alerta médica al año, de tal manera, que si no tienes los recursos suficientes para hacerle frente al coste que tiene preparar a un perro de alerta médica, puedes solicitar una beca y que te financien el 100% del proyecto a través de esta ONG que se sostiene sólo de donaciones.

¿Cualquier perro puede ser perro de alerta médica para personas con diabetes? ¿Tiene que ser algún tipo especial de perro?

Lidia: Esta pregunta es muy buena… al final todos los perros tienen olfato, por lo tanto, un perro puede detectar en el momento en el que le enseñamos bien cuál es el olor a detectar. Nosotros trabajamos únicamente con Jack Russel Terrier y esto sabemos es un poco contradictorio: si cualquier perro puede detectar, ¿por qué Jack Russel?

Bueno, pues si nosotros pensáramos en un ejemplo humano, un luchador de sumo es el mejor en su deporte y no lo pondríamos a correr en carreras de velocidad. Pues esto es un poco lo que nos pasa, Jack Russel tiene todas las características que nosotros necesitamos: es un perro con muchísima energía, que nos permite que, cuando nosotros dormimos y estamos descansando, él tenga toda su energía funcionando para detectar y trabajar. Nos sigue el ritmo, de viajar, de irnos de vacaciones, de un día a día familiar. Es muy juguetón, muy dinámico, muy sociable y tiene muy poquitos problemas veterinarios asociados a la raza. Lo fundamental y que lo habéis visto todos en pantalla, él pesa 5-6 kilos cuando es adulto, viajar con él es una maravilla. Tú te montas en el avión, en un autobús, en un tren y es maravilloso. No necesitamos un perro de 30 kilos, porque al final, sólo necesitamos su nariz y estos pequeños, pues tienen nariz suficiente para avisarnos.

¿Puede viajar en cabina, en el avión contigo?

Lidia: Eso es, son perros de asistencia y por lo tanto nos acompañan en cabina sin pagar y a nuestros pies, entonces, nos dan un poco todo lo que necesitamos, ¿podemos tener un labrador que avise? Segurísimo que sí, un Pastor Alemán, un Dogo, segurísimo que sí. Nosotros lo que buscamos es que el mayor número de perros que empezamos a preparar, terminen la formación, para maximizar recursos y para que la familia lo reciba cuanto antes. Por eso nos decantamos por el Jack Rusell, ya van 164.

Por último, nos encantaría que les dijeras a las personas que nos están viendo, dónde podemos encontrarlos en redes.

Lidia: En redes sociales pueden encontrarnos como @canemfundacion y @perrosdealerta, tenemos las dos cuentas en activo y allí nos podéis localizar, seguirnos y ver a todos nuestros pequeños Jack que son unos angelitos y contamos todas sus historias.

Sí, estuvimos viendo la página y no pueden ser más bonitos, son preciosos.

Bueno, Lidi y Chini ¡muchas gracias a las dos! Ha sido un gusto compartir este tiempo y… ¡hasta la próxima!Puedes encontrar a Fundación CANEM en sus redes sociales: @canemfundacion y @perrosdealerta. Tienen las dos cuentas en activo y desde ahí los puedes localizar, seguirles y ver a todos sus pequeños Jack y conocer todas sus historias.

ESCRITO POR Lucía Feito Allonca de Amato, PUBLICADO 07/12/21, UPDATED 07/12/21

Lucy tiene 38 años y lleva 29 años viviendo con diabetes Tipo I. Es abogada y tiene doble nacionalidad Española y Argentina, residiendo en este último país, donde forma parte activa de la comunidad en línea de diabetes, desde su blog Azúcar HADA. Cursa los estudios de la Licenciatura en Psicología, con el objetivo de desempeñarse profesionalmente ayudando a otras personas con la misma condición. Es paciente experto en enfermedades crónicas con especialización en cardio-metabólicas. Actualmente Lucy forma parte del equipo detrás de las propiedades hispanas de Beyond Type 1.