El Dispositivo que Cambió mi Vida

6/3/19
ESCRITO POR: Henrik Berggren

 

 

 

 

Nota del editor: esta publicación apareció originalmente en Medium y se comparte con permiso del autor.


Una nota del autor: Por favor, no interpretes esta publicación como un consejo médico. Cada persona es diferente y los cambios que hice podrían no funcionar, o incluso podrían ser peligrosos para ti. Consulta a tu proveedor de atención médica antes de realizar cambios en tu dieta, medicamentos o cualquier otra parte de tu rutina.

Cómo fue que un Medidor Continuo de Glucosa bajó mi A1C hasta 5.8%

Presentación

Este año cumplí 18 años de vivir con diabetes Tipo 1. Y nunca me he sentido tan bien como hoy. Lo que me permitió llegar aquí fue posible gracias a un pequeño sensor en forma de círculo que se colocó en mi brazo, llamado medidor continuo de glucosa, pero permítame retroceder y comenzar desde el principio. Cuando cumplí 20 años, estaba haciendo el servicio militar en la Marina Sueca y durante un par de meses me había sentido bastante mal. Estaba deshidratado, tenía que ir al baño diez veces al día en promedio y tenía terribles cambios de humor. Pensé que estaba sufriendo un resfriado prolongado hasta que conocí al médico de la marina. Después de escuchar mis síntomas, decidió pincharme el dedo y medir mi nivel de azúcar en la sangre. Si no mal recuerdo tenía alrededor de 500 mg / dL (lo normal es 90) y el médico dijo: “Tenemos que llevarte al hospital”. Me diagnosticaron diabetes.

El sensor Freestyle Libre de Abbott

La complejidad de la diabetes


Con frecuencia la diabetes a menudo se interpreta como una enfermedad única cuando realmente describe una serie de síntomas que pueden tener múltiples causas diferentes. Tradicionalmente, hemos dividido a los pacientes en dos categorías: Tipo 1 y 2, o juvenil y adulto, pero recientemente surgió una nueva investigación que sugiere que hay cinco grupos diferentes con características ligeramente diferentes. En esta nueva categorización, estaría en el campo de “Diabetes Autoinmune Grave”, que es la forma más grave de la enfermedad.

La diabetes es una enfermedad que, debido a la falta de insulina, evita que tu cuerpo procese la glucosa (una forma simple de azúcar que se usa como combustible en tu cuerpo), lo que resulta en niveles elevados de glucosa en el torrente sanguíneo. Con el tiempo, los niveles elevados de glucosa en sangre dañará tus órganos y dará lugar a enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales, ceguera, insuficiencia renal y ataque cardíaco. Para las personas con esta condición, esto significa tener que inyectarse insulina a diario para tratar de asegurarse de que su cuerpo obtenga la suficiente para cubrir cosas como los alimentos.

Como persona con diabetes, tienes una amplia gama de herramientas que pueden ayudarte a manejar tus niveles de glucosa en sangre en cualquier momento: plumas de insulina, medidores de glucosa en sangre, tabletas de glucosa y más. Manejar tus niveles no es solo prevenir los altos. Como persona con diabetes Tipo 1, también corres el riesgo de dosificar demasiada insulina, lo que resulta en niveles peligrosamente bajos que pueden provocar un coma e incluso la muerte. Es un equilibrio delicado que cada persona con diabetes debe manejar de cerca diariamente.

Mi viaje personal


Durante los últimos 18 años, he estado manejando este equilibrio decentemente. La métrica más conocida para el manejo de la diabetes es la A1C. En pocas palabras, es el nivel promedio de glucosa en sangre durante un período de tres meses. Mi A1C ha rondado el 7% durante muchos años, y he estado trabajando para entender qué cambios necesito hacer para mejorarla. El 7% no es malo, pero tampoco es bueno, y podría llevar a complicaciones en el futuro.

Niveles de A1C y su nivel de glucosa correspondiente:

 

Hace unos meses todo eso cambió. En el último par de años, algunas personas con diabetes insistían en que comprara un Medidor Continuo de Glucosa (MCG) y el año pasado decidí probar uno. Un MCG es un sensor que colocas en tu cuerpo que mide continuamente los niveles de glucosa en sangre a lo largo del día y te da muchos datos sobre cómo están cambiando tus niveles. El sensor no está conectado directamente al torrente sanguíneo, sino que mide el líquido intersticial y luego utiliza un algoritmo para predecir el nivel de glucosa en sangre. Tener un sensor que mide continuamente tus niveles de glucosa en sangre sin que tengas que pensar en ello tiene varias ventajas:

  1. No más pincharse el dedo varias veces al día con equipo voluminoso
  2. Medir cuando antes era imposible, como cuando hacía ejercicio o dormía.
  3. Datos más frecuentes que facilitan la conexión de altas y bajas a acciones específicas como un comida o sesión de actividad física

Curva de 12 horas desde mi aplicación Nightscout :


 

Capacidad de experimentar

Como gerente de producto, siempre he creído en el antiguo cliché “No se puede mejorar lo que no se puede medir” y la llegada de un MCG  a mi vida ha sido una prueba de ello. Después de probarlo durante aproximadamente una semana, comencé a darme cuenta de que ahora tenía un verdadero circuito de retroalimentación frente a mí. Un circuito de retroalimentación que, casi en tiempo real, me dirá cómo los alimentos, la actividad física, los medicamentos, el sueño y otras entradas diarias afectan mi nivel de glucosa en sangre. Así que comencé a hacer lo que los gerentes de producto siempre hacen cuando tienen un circuito de retroalimentación configurado y saben cómo se ve el éxito: realizar experimentos.

Para realizar estos experimentos usé básicamente Excel. Ingresé mi valor inicial de glucosa en sangre, lo que estaba comiendo y la cantidad de insulina que había usado. Después de 2 horas ingresé lo que era mi valor resultante. Usando este método, no solo pude ver qué estaba afectando mis niveles de azúcar, sino también qué tan bien estaba evaluando la cantidad de insulina necesaria para cubrir una comida. Seguí adelante, descubriendo más ideas. Por ejemplo, jugar básquetbol aumenta bastante mi glucosa en sangre, probablemente debido al cortisol que se libera en el cuerpo por el estrés. Desde que juego todas las semanas, comencé a desarrollar estrategias para mitigar algunos de sus efectos. Cuando juego hoy en día, mi glucosa en sangre sigue subiendo, pero ni siquiera cerca de donde solía terminar. Para ser honesto, es probable que ni siquiera hubiera descubierto que el básquetbol era la razón de mis niveles elevados de azúcar en sangre, ¡porque nunca hubiera medido mi glucosa en  sangre durante un juego!

Captura de pantalla de mi hoja de Excel llena de experimentos:


Los resultados

Después de aproximadamente cuatro meses de pruebas, iteraciones, análisis y cambios, fui a obtener mi primer A1C. Había visto mejoras bastante dramáticas en los datos arrojados por mi MCG, pero honestamente, parecía demasiado bueno para ser verdad. Al mismo tiempo, había visto reducidos mis requerimientos de insulina en más del 50%, lo que, por si solo es un cambio bastante notable. Y como resultado de los cambios en mi dieta y una menor dosis de insulina, perdí 7 libras, que es algo que había estado tratando de hacer por un tiempo. Luego obtuve los resultados: 5,8%. Guau. Me sentía mejor que nunca, usaba menos insulina, tenía niveles de energía más estables y tenía una A1C fantástica. No tenía idea de que esto fuera posible. Ahora, algunas personas preguntan, ¿esta mejora también significa que tiene más niveles de glucosa bajos? Es difícil decirlo, ya que no hay una métrica tan clara para la hipoglucemia, pero anecdóticamente mi percepción es que en realidad ahora tengo menos niveles bajos.

¿Por qué tardé tanto?


Después de procesar los cambios que había hecho y el impacto que tuvo en mi vida, comencé a preguntarme por qué no lo había hecho antes. Llegué a la conclusión de que antes de haber probado un MCG, no habría sabido que tendría tanto valor. El comportamiento que habilitó en mi persona fue el aprendizaje. Aprender cómo los alimentos, la actividad física y los medicamentos estaban afectando mis niveles de glucosa en sangre, casi en tiempo real y haciendo posible realizar muchos experimentos en un corto período de tiempo. También me enseñó que algunos de los consejos que mi proveedor de atención médica me había dado no eran adecuados para mí. Resulta que muchos parámetros son diferentes para distintas personas con diabetes. Cosas como el índice de masa corporal, el metabolismo y el clima afectan la forma en que reacciona su cuerpo, e incluso el mismo tipo de alimento puede afectar el nivel de glucosa en sangre de dos personas con diabetes de manera diferente. Estos parámetros hoy en día se ignoran en su mayoría cuando recibimos consejos sobre cómo manejar su condición. Aunque ahora tenemos los datos para comprender a cada persona a nivel individual.

Sospecho que una de las razones por las que más personas no han visto el tipo de resultados que tengo es que llegar allí tomó mucho tiempo. Tuve la suerte de tener la mayor parte del año pasado fuera del trabajo, así que tuve la oportunidad de dedicar tiempo a mi salud, mientras que la mayoría de las personas no. Y a pesar de que soy un ingeniero y una persona de productos, no fue fácil llegar a las ideas que estaban ocultas en los datos de mi MCG. Tuve que hacer muchos informes manuales en Excel y repetir las pruebas varias veces debido a la alta variación y los efectos inesperados de decisiones anteriores. También requería cierto conocimiento de análisis de datos y escritura de guiones básicos. En pocas palabras, no espero que muchas personas, aunque obtengan un MCG, puedan lograr los resultados que obtuve, lo que es desafortunado, ya que ha tenido un impacto tremendo en mi vida.

Presentando Steady Health.

Hace aproximadamente 18 meses que comencé mi viaje con CGM y mejoré mi administración mediante el análisis de datos, y tengo algunas actualizaciones interesantes que compartir. Después de ver el impacto que tuvo en mi gestión y en mi vida, decidí intentar entender cuántos otros pacientes tenían problemas similares y comencé a entrevistar a pacientes de todo el país. A través de esas conversaciones, me di cuenta de que la atención de la diabetes necesita una actualización.

En los últimos meses, he reunido un equipo para crear un nuevo proveedor de atención centrado en la diabetes que utilice el análisis de datos para personalizar la atención de la persona. Lo llamamos Steady Health (Salud Estable). En Steady, nuestro equipo de doctores, enfermeras y guías para miembros brindan atención que es más impactante y más conveniente. Lo logramos a través de una combinación de tecnología de atención remota y una clínica física en el centro de San Francisco.

Si tienes curiosidad y desea obtener más información, visita nuestro sitio web o envíame un correo electrónico directamente a henrik@steady.health.


 

Henrik Berggren

Henrik Berggren fundó y se desempeña como CEO de Steady Health, que utiliza datos y tecnología para ayudar a los clientes con diabetes.