El Sexo, las Bombas de Insulina y los Medidores Continuos de Glucosa

3/17/16

Advertencia: Este es un contenido para para adultos


Sexo, bombas de insulina y medidores continuos de glucosa (MCG ), la información que todos (vivamos con diabetes o no) quieren saber pero que nadie quiere preguntar. Ahora, antes de hablar sobre ponerse románticos, seamos realistas. Estar atado a algo las 24 horas del día, los 7 días de la semana es una relación especial y más bien íntima de por sí. Recuerda que está en ti, y tú lo sabes mejor, así que acéptalo. Esta, digámosle relación “especial” extra, definitivamente puede hacer las cosas más interesantes (especialmente en la cama o en donde sea que tú elijas). Ahora, algunos podrían pensar que los dispositivos tecnológicos en el dormitorio son algo extraño, pero recuerda que es completamente natural que a la otra persona le de : A) curiosidad B) preocupación o C) ambas.

La curiosidad no mató al gato

Esta es mi reacción instintiva cuando una persona franca, viendo sobre mi bomba de insulina, decide preguntar “¿y el sexo qué? Primero, les doy crédito por preguntar (para cualquiera sin alguna conexión a la diabetes Tipo 1, creo que esta es una de las primeras cosas que pasa por la mente de la gente) y creo que viene de pura curiosidad, sin tratar de ser sucios. Yo prosigo a preguntar “¿Qué haces tú?”

Cuando se trata de ponerse amorosos, si es tu primera vez poniéndote tan cercano y personal con dicha persona, es grandioso tener una mente abierta. Sé libre de enseñarles o decirles que no duele o que no habrán resultados fatales si tu dispositivo se sale de su lugar temporalmente, molesto sí es, pero todo estará bien. Úsalo como una manera de ponerse un poco más personales y explorar algunas fronteras para que ambos estén cómodos (es fácil olvidar los sentimientos y las emociones de la otra persona)

 

Desconectar o no, esa es la pregunta

¡Esto depende completamente de ti! Todos sabemos que con la diabetes Tipo 1, lo que funciona para uno podría no funcionar para otro, así que es aquí donde tus habilidades de diabético rudo super poderoso, de conocerte mejor que nadie, entran en acción. Ya que yo utilizo una bomba de insulina, yo prefiero desconectarla cuando es posible (solo digamos por falta de mejores palabras, que hay más libertad) PERO tú debes debes debes de asegurarte de reconectarla, lo cual a veces puede ser fácil de olvidar. No es que esté hablando por experiencia personal ni nada similar ;). ¡Ay, las lecciones de la vida, uno vive y aprende!

 

Colócala en donde funcione

Ahora no uso una cápsula, así que imagino que la bomba de insulina o el medidor continuo de glucosa, todo se trata de la ubicación, la parte inferior de la cadera trasera es una opción decente, pero es en donde TÚ te sientas más cómodo de mantenerla. Si no es un momento ideal para desconectar, unos tubos más largos te permitirán un mayor rango de movimiento, pero de nuevo, con la mayoría de aspectos de la diabetes Tipo 1, diferentes estilos para diferentes personas, así que prueba diferentes opciones y busca lo que funcione mejor para tí. Todo es acerca de prueba y error. Encuentra lo que te hace sentir cómodo y recuerda que la práctica hace al maestro.

 

No te asustes si se cae

Voy a citar mi película favorita aquí: “Los tornillos se caen todo el tiempo; el mundo es un lugar imperfecto” (John Bender, The Breakfast Club) ¡Es verdad! Las bombas de insulina se salen, el mundo es un lugar imperfecto. Tal vez mucho tirones, o tal vez tu entorno se interpone en el camino (“¿esa puerta siempre ha estado allí?”) Quizá te descuidas por un momento y es un momento de “allá se fue mi pantalón y allá se fue mi bomba”. ¿O tal vez sea simplemente que hay mucha fricción y sudor? Las cosas suceden en el calor del momento, aunque a veces puede ser un poco aguafiestas (estos incidentes pueden ser fácilmente una razón para reír después con algunas palabrotas). En cuanto a mantener las cosas en su lugar, las toallitas adhesivas para piel son excelentes (también soy una instructora de fitness así que doblarse, sudar y estirarse son parte de mi rutina diaria y he encontrado que estas funcionan mejor para mantener mis sitios de infusión en su lugar).

 

¿Ese eres tú pitando o simplemente estás feliz de verme?

Ahora agreguemos otra pieza de tecnología para llevar al tocador. ¡El medidor continuo de glucosa! El pitido y el zumbido no son exactamente los sonidos de Marvin Gaye pero aquí están los beneficios: Así como todo lo demás con la diabetes, cuando el control es riguroso, todo solamente funciona mejor y te sientes mejor también. Independientemente de donde estés, el sexo sigue siendo una actividad física y podrías correr el riesgo de tener un nivel bajo de azúcar en la sangre, pero esa es la razón por la cual tienes ese pulcro y sexy CGM junto a tu cabecera para mantenerte en rumbo y alertarte más temprano que tarde.

Mmmm … azúcar, azúcar

Siempre mantén algo de acción rápida cerca (esto debería de ser así sin decirlo), pero en esta ocasión mantenlo fácilmente accesible. También, ¡asegúrate de que tu pareja lo sepa también! Por las siguientes razones:

1) En caso de que algo pase, tu pareja sepa exactamente a dónde ir.

2) También le permite a tu pareja sentirse más cómoda y potencialmente útil.

Ahora tengo la seguridad de que podrías encontrar algo más creativo en este asunto, pero sé por mi cuenta, que las antiguas tabletas de glucosa o el jugo funciona mejor para subir mi nivel de azúcar en la sangre, así que puedo volver a lo que estaba haciendo.