El síndrome de Burnout por la diabetes Tipo 1 de los cuidadores

ESCRITO POR: Mark Heyman

¿Cómo la diabetes tiene impacto en tu salud mental es parte de nuestra serie dedicada a la Salud Mental. La diabetes Tipo 1 no se trata exclusivamente de contar carbohidratos, analizar niveles de glucosa en sangre e inyectar insulina. Esta condición también tiene un precio emocional y psicológico. Revisa más información clínica e historias personales sobre  Salud Mental. 


Ser padre y el cuidador principal de un niño con diabetes tipo 1 es un trabajo de 24/7 sin pausas. Incluso cuando los hijos no están físicamente con ellos, estos padres todavía se preocupan por ellos e incluso quizás estén controlando la diabetes de sus hijos desde lejos. A pesar de que la mayoría de los padres haría cualquier cosa para mantener los niveles de azúcar en la sangre de sus hijo y asegurarse de que estén a salvo, ser un cuidador puede ser agotador. Si eres un cuidador de un niño con diabetes tipo 1, es realmente importante, tanto para tu propia salud como para la salud y el bienestar de tu hijo, ser consciente de los signos del agotamiento (síndrome de burnout) del cuidador y cuidarte.

El agotamiento del cuidador es real, y con frecuencia aquellos que lo están experimentando lo ignoran (o incluso ni se dan cuenta). Definido como agotamiento físico, emocional y mental que puede ocurrir al cuidar a alguien con necesidades de salud significativas.

Signos comunes de agotamiento del cuidador

  • agotamiento
  • irritabilidad
  • aislamiento social
  • sentirse deprimido
  • sentirse ansioso

A diferencia de las personas con diabetes que experimentan agotamiento y dejan de controlar activamente su diabetes durante un período de tiempo, los cuidadores casi siempre continúan con sus tareas y se agotan aún más. Por supuesto que esto tiene sentido; ningún padre va a dejar de cuidar la salud de su hijo. Sin embargo, hay algunas cosas que los cuidadores de niños con diabetes tipo 1 pueden hacer para cuidarse.

Reconoce que el agotamiento es normal

Los cuidadores de niños con diabetes tipo 1 están al servicio todo el tiempo y no es ningún secreto que esto es un trabajo duro y es normal que las personas que trabajan duro se agoten a veces. Las personas que experimentan el agotamiento del cuidador muchas veces se sienten culpables por sentirse así porque perciben el agotamiento como una señal de fracaso. Esto puede hacer que sientan resentimiento y que el agotamiento crezca. Reconocer que el agotamiento puede ser una parte normal de ser un cuidador puede ayudar a las personas a manejar estos sentimientos.

Obtener apoyo

Obtener apoyo de otras personas es una parte crítica de tratar el agotamiento de los cuidadores. El apoyo de otros cuidadores de niños con diabetes tipo 1 puede ayudar a los que están en la lucha a ver que no están solos en su experiencia y que pueden aprender lo que otros han hecho cuando se han sentido agotados. Hablar con amigos fuera del mundo de la diabetes puede dar a los cuidadores un oído neutro para desahogarse y un hombro para llorar.

Practicar el autocuidado

A pesar de que ser el cuidador de un niño con diabetes tipo 1 es un trabajo de tiempo completo, es importante que los cuidadores también se cuiden ellos mismos. La gente con frecuencia piensa que cuidarse ellos mismos significa no cuidar a otros, y nada puede estar más lejos de la verdad. De hecho, si no te cuidas probablemente te sea más difícil el cuidar a otras personas. Cuidarte puede significar cualquier cosa, desde ir a dar un paseo, hasta tomar un café con un amigo o leer un libro. El autocuidado no tiene que tomar mucho tiempo ni ser económicamente costoso, sino que debería ayudarte a sentirte un poco más refrescado y relajado para que puedas seguir siendo el mejor cuidador posible.


Lea más de Mark Heyman, PhD, CDE sobre el síndrome de burnout por la diabetes.

Mark Heyman

Mark es Director del Centro de Diabetes y Salud Mental (CDMH) en Solana Beach, CA. Mark recibió su doctorado en Psicología Clínica de la Universidad George Washington y completó su formación clínica en la Facultad de Medicina de la UCSD. Le gusta pasar tiempo con su esposa Gayle, cocinando y actuando con su equipo de comedia de improvisación. Ha tenido diabetes tipo 1 durante 16 años. Puedes visitar el sitio web de Mark en www.cdmh.org, seguirlo en Twitter @DiabeticPsych y contactarlo por correo electrónico en mark@cdmh.org.