El Sistema Sanitario en Argentina


 2022-05-16

Resulta innegable el rol que desempeñan la economía y el estado en la salud de los individuos. El manejo de la diabetes tipo 1 requiere de un tratamiento compuesto por diferentes medicamentos y atención de diversos especialistas. Existen lineamientos y normas de manejo distintas en cada país pero se habla también de que cada diabetes y cada individuo tendrá requerimientos de manejo únicos. 

El sistema sanitario de cada país es el encargado de proveer y promover la salud de las personas, este sistema sanitario es definido por la Organización Mundial de la Salud como  “un conjunto complejo de elementos interrelacionados que contribuyen a la salud en los hogares, los lugares de trabajo, los lugares públicos y las comunidades, así como en el medio ambiente físico y psicosocial, y en el sector de la salud y otros sectores afines.” 

La función de este sistema, de acuerdo con la misma organización es garantizar el cumplimiento y ejercicio del derecho a la salud de la población.

Revisaremos, junto contigo, el sistema sanitario de algunos de nuestros países. 

El sistema sanitario en Argentina

En el sistema sanitario argentino coexisten tres subsistemas: el sistema público o estatal, el sistema sindical (llamadas obras sociales o mutuales) y el sistema privado.

El sistema público se encuentra descentralizado y su financiación y funcionamiento son responsabilidad de las distintas provincias.

El sistema de obras sociales es un sistema que se financia con aportes o contribuciones de los empleados y los empleadores y que suele ser gestionado por los sindicatos o asociaciones gremiales correspondientes a cada sector de la actividad económica.

El sistema privado está conformado principalmente por las “prepagas”, empresas privadas con estructuras de mayor o menor tamaño y que ofrecen servicios de salud integrales a sus asociados.

Cobertura para el tratamiento de la diabetes

La Ley Nacional de Diabetes garantiza la cobertura del 100 % del tratamiento de la diabetes por parte del sistema sanitario, sea público o privado.

Esto significa que tanto la insulina y agujas como los materiales para autocontrol (glucómetro, lancetas y tiras reactivas) deben estar cubiertos al 100 % por el sistema, sin cargo para el paciente. También se incluye en esta provisión los medicamentos y materiales que no son de uso cotidiano pero que son imprescindibles para acompañar la gestión de la diabetes: glucagón y tiras reactivas para medir cetonas.

Ley de Diabetes

La Ley Nacional de Diabetes 26.914 (2013), que reemplazó a la ley anterior sancionada en 1989, amplió significativamente la cobertura que el sistema sanitario debía brindar a las personas con diabetes, independientemente del tipo que sea.

Con esta ley las personas con diabetes tienen acceso a toda la medicación, insulina y materiales que demanda el tratamiento de la diabetes. Su implementación y cumplimiento está descentralizado y cada jurisdicción y/o prestadora de servicios de salud pone en práctica sus propios requisitos y formalidades de empadronamiento y provisión de insulina y materiales.

Esta ley también establece la creación de programas de prevención, diagnóstico y tratamiento de las personas con diabetes, independientemente del tipo, en las distintas provincias argentinas.

¿Y qué sucede con la tecnología?

La Ley de Diabetes establece cobertura para microinfusoras y el sistema cubre su costo cuando se cumplen ciertos requisitos

Lamentablemente las opciones son limitadas ya que en el país sólo operan dos marcas de microinfusora de insulina, una con sensor de medición continua de glucosa integrado y la otra no. 

En Argentina también se encuentra disponible el sistema de monitorización flash o a demanda (en su versión 1), pero al no estar incluido en la actualización de la cobertura incluída en la ley, los prestadores de servicios de salud pueden ser reacios a financiarlo. Y éste es uno de los aspectos en los cuales las organizaciones locales son instrumentales en brindar información y asesoramiento.

Responsabilidades

De poco sirve tener acceso a un sistema que pueda cubrir nuestras necesidades como personas con diabetes si no hacemos uso correcto de esta posibilidad. 

Conocer cómo funciona nuestro sistema de salud, cuáles son nuestros derechos y cuáles son las obligaciones del Estado, las obras sociales y las prestadoras de servicios de salud son aspectos que también hacen a la gestión de nuestra diabetes. 

La salud es un derecho humano y la función del sistema de salud es garantizar el cumplimiento y ejercicio de ese derecho. Pero es función de los ciudadanos asegurarse que se cumplan sus derechos.

 

 

ESCRITO POR Ana Alvarez Pagola (Borthwick), PUBLICADO , UPDATED 05/16/22

Ana es la creadora de YoDiabetes y vive con diabetes tipo 1 desde 2006. Es docente, traductora y Paciente Experto en Enfermedades Crónicas por la Universidad Rey Juan Carlos y forma parte activa de la comunidad de diabetes en línea en las distintas plataformas buscando difundir información sobre diabetes que permita a más personas gestionar mejor su diabetes y los recursos disponibles. Es la orgullosa mamá de cuatro maravillosas personas.